Una temporada animada por seis de campeones mundiales

Una de las grandes novedades de la edición 2012 del campeonato de
Fórmula 1 es (además de los cambios reglamentarios) la participación de
seis campeones del mundo. Cada uno con sus particularidades y experiencia, propone una manera diferente de ver las carreras de la máxima categoría del automovilismo mundial para satisfacción del público.

Una temporada animada por seis de campeones mundiales

10/04/2012

Finalmente dio comienzo el Campeonato 2012 de la Fórmula 1 luego de un intervalo que pareció hacerse largo, tal vez por la falta de noticias llamativas, ya que la mayoría de los equipos principales mantuvieron la misma composición que el año pasado.
Pero, antes de abordar el tema de los pilotos, conviene repasar un poco cuáles fueron los cambios que se produjeron en el aspecto técnico y en el de campeonato para tener un mejor panorama de lo que está por venir.
La modificación más importante es la que intenta eliminar la utilización de los difusores que tanto dieron que hablar en las últimas temporadas. Aquello que produjo la gran sorpresa cuando aparecieron los Brawn en 2009, y que les permitió conseguir el Campeonato Mundial de pilotos y de marcas de ese año. La evidencia de que fue un elemento decisivo quedó manifiesta con los resultados conseguidos por ese equipo que ganó todo en su primer año en la categoría, un hecho sin precedentes en la historia de la categoría.

Sabemos que, a consecuencia de esto, al final de ese año la FIA hizo una modificación al reglamento que pretendía eliminar la diferencia. Pero ahí apareció el genio de Adrian Newey diseñando, dentro de lo permitido, unos difusores y unos escapes que consiguieron darle a los Red Bull un rendimiento en pista insuperable para sus rivales que, aunque intentaban copiarlo, nunca consiguieron algo tan efectivo.
Bueno es recordar que ya para la carrera de Inglaterra del año pasado, la FIA dispuso una medida provisoria que modificó los escapes y ese sector de los vehículos, intentando restablecer la paridad en un campeonato que se estaba poniendo monótono.
En parte lo consiguieron porque eso permitió el único triunfo de Fernando Alonso con la Ferrari en todo el año.
El experimento no continuó, y las cosas volvieron casi al mismo camino, permitiendo la obtención del segundo campeonato consecutivo para Sebastian Vettel y Red Bull.
Pero, evidentemente, la FIA tomó buena nota de lo ocurrido y para esta temporada dispuso cambios en los escapes y las salidas de aire traseras que intentan terminar con el tema.
Al mismo tiempo modificó las medidas y altura de la trompa invocando cuestiones de seguridad, pero también con el efecto de reducir la carga aerodinámica sobre el tren delantero.
Todo esto agrega una dosis de interés al campeonato porque pone a los técnicos a aguzar el ingenio para tratar de aprovechar las posibilidades, ya que también el fabricante de neumáticos anunció algunas modificaciones en los compuestos.
Esto, como siempre, producirá que el rendimiento de los autos vaya variando durante el año, premiará a aquellos que encuentren las mejores soluciones en cada oportunidad y, siendo optimista, puede redundar en mayor paridad y variación en la lucha por la punta.

La primera prueba
Al momento de escribir estas líneas, solo se ha disputado el Gran Premio de Australia y los resultados son alentadores: si bien es un circuito callejero, con largas rectas y pocas curvas, hubo mayor paridad en los tiempos del lote completo ya que en la segunda sesión de clasificación era agradable encontrar más de doce autos en un segundo.
Esta vez los Mercedes parecieron “el auto a batir”, fue muy bueno el rendimiento de los Red Bull, y los Lotus Renault mostraron que los registros de pretemporada estaban bien fundados.
Dentro del lote de punta, el equipo Ferrari mostró que, hasta se momento, no pudo acertar el camino del nuevo desarrollo técnico ya que estuvo incluso más lejos que en el año anterior. Ojala puedan resolverlo rápido.
Los seis grandes
Volviendo a los pilotos, es indudable que lo más llamativo resultó la reincorporación de Kimi Raikkonen a la categoría después de dos temporadas en las que había estado ausente. Además, lo hace con un auto que parece rendir muy bien como es el Lotus Renault.
Los quilates de Kimi, más allá del final un poco pálido que tuvo con Ferrari, hicieron que durante las pruebas de invierno más de uno expresara la presunción de que junto con su auto harían una gran temporada.
Esto, y la permanencia de Michael Schumacher que inició la tercera temporada después de su regreso, produjeron un hecho inédito ya que es la primera vez en que seis campeones mundiales de la categoría están juntos en la pista para disputar las competencias.
Había, entonces, una gran expectativa sobre el rendimiento que tendrían, y bueno es reconocer que no la han defraudado: ¡al final de la carrera cinco de ellos estuvieron entre los siete primeros! Y no estuvieron los seis en esos lugares únicamente por la rotura mecánica del auto de Schumacher.
Analizándolos individualmente, y nombrándolos según el orden de clasificación  pudimos ver a un Jenson Button que sigue afianzando su condición de piloto rápido,  sólido y eficiente. Todo aquello que no se le reconocía cuando salió campeón con el Brawn, lo está mostrando ahora cuando ya desde el año pasado consigue resultados muy destacados y que no son fruto de la casualidad.
De Sebastian Vettel, lógicamente, no hay mucho más que decir sino que sigue manteniendo ese nivel superior que continua proyectándolo como una de las figuras más importantes de la categoría.

Luego aparece Lewis Hamilton, que es indudablemente uno de los más rápidos, aunque, a veces, deja las mismas dudas que cuando se corono campeón mundial en una temporada 2008 en la que había cometido muchos errores.
De cualquier manera, siempre es de los que genera espectáculo, y en la medida que aproveche los varios años que ya acumula de experiencia y el gran auto que tiene para la temporada, podrá entrar en la discusión.
Después, increíblemente, ya tenemos que mencionar a Fernando Alonso por su cuarto lugar conseguido, porque el español muestra, sin duda, la presencia de un campeón mundial. No solo en esta carrera, sino desde mucho tiempo atrás, viene luchando con un auto que no consigue igualar el rendimiento de sus rivales. Sin embargo, de alguna manera se las arregla para estar siempre luchando por puntos importantes a través de su habilidad y eficiencia en todas las carreras.
A continuación, aparece Kimi Raikkonen, que consiguió un séptimo lugar que posiblemente ni él imaginaba después de su clasificación del sábado.
A bordo de un auto que tuvo un gran rendimiento, como lo muestran los tiempos de su compañero de equipo, Romain Grosjean, Kimi, al que todavía le faltan más vueltas para recuperar su mejor nivel, pudo utilizar la experiencia para redondear una carrera efectiva. Queda abierto el crédito para lo que está por venir.

Y no podemos dejar de mencionar a Michael Schumacher que, creemos, sorprendió a muchos. Desde el comienzo mostró un rendimiento superior a su compañero Nico Rosberg, condición que no había conseguido en los dos años anteriores. Además, en carrera, venía sosteniendo un ritmo muy rápido y con serias aspiraciones a puestos importantes. Habrá que ver si en las próximas carreras puede mostrar algo parecido, lo cual nos pondría ante un panorama muy interesante de competitividad.
En síntesis, fue muy lindo comprobar que no en vano estos pilotos acumulan esos títulos. Sin duda servirán de ejemplo y estímulo para las nuevas camadas de pilotos que comienzan sus caminos. Aquellos que sepan observar podrán ver cómo elaboran el fin de semana, cómo trabajan durante los ensayos, cómo se preparan para la clasificación y finalmente, cómo hacen uso de su capacidad y experiencia para conseguir el mejor resultado posible en la competencia.
En cuanto al campeonato, hay algunas decisiones favorables como la modificación del ordenamiento detrás del pace car para evitar que autos rezagados queden mezclados en la definición de la lucha por los primeros lugares.
Nos parece que quedó un poco rígida la norma de comportamiento para la línea que deben mantener los competidores, especialmente en las situaciones de lucha por los puestos.  Son atendibles las razones de seguridad, pero tal vez neutralice demasiado la pasión que suele rondar esos momentos y que hace a la esencia de la actividad. De cualquier manera, ojalá la categoría nos entregue un campeonato apasionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>