Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Jorge Omar Del Rio

06/03/2013

Aportes para disminuir los accidentes

Cuando prevalece el fatalismo ante las desgracias de tránsito (“no se puede hacer nada para que no sucedan”) mantener la velocidad reglamentaria de circulación y tener el sistema lumínico en perfectas condiciones para que nos vean ayuda sobremanera a bajar la tasa de choques.

Ya está finalizando la temporada de vacaciones estivales y suele ser el momento apropiado para pensar en todo lo que ha ocurrido en materia de seguridad vial. Es muy pronto todavía para tener estadísticas concretas, pero daría la sensación de que disminuyó un poco la cantidad de accidentes en las rutas más transitadas, aunque, de alguna manera, se produjo un contrasentido. Si bien puede ser que el número de accidentes haya sido menor, no puede obviarse la especial gravedad que tuvieron muchos de ellos que acarrearon terribles consecuencias. Resulta doloroso que, luego, en las estadísticas, todo aparece fríamente y, a veces, cuesta entender los verdaderos motivos de esas desgracias.
Como ya hemos dicho muchas veces, lejos estamos de entender que los accidentes de tránsito sean “inevitables”, como de alguna manera ciertas personas prefieren interpretarlos. Trabajamos mucho junto a los conductores para que asuman su tarea con la convicción de que tienen la posibilidad de disminuir la posibilidad de que les ocurra “lo inevitable”.
De acuerdo con lo que informaron las noticias, algunos de los accidentes más dolorosos fueron choques frontales, vuelcos y cruzamientos a la mano contraria. Estas tres son, generalmente, las situaciones que terminan en accidentes muy feos. Además, este año hubo varias tragedias generadas en una situación que también suele conllevar graves consecuencias: los choques sobre la misma mano de circulación y en el mismo sentido, es decir, vehículos que atropellan a otros que circulan sobre su mismo camino. Por lo general estos casos ocurrían cuando algún motivo anormal (niebla, quema de pastizales, lluvias muy intensas, etc.) producía una sorpresiva pérdida de visión hacia adelante y los vehículos se encontraban de repente con otra unidad detenida. Pero, aparentemente, este año hubo accidentes en los que no se presentaron ninguna de estas causas, con lo que se hace más difícil establecer los motivos. Parece interesante, entonces, analizar distintos motivos que pueden producir estos hechos.

Al mismo ritmo
Una de las probabilidades, si el choque acaece de noche, es el estado deficiente de las luces de algún vehículo que impide que el tránsito que se aproxime se entere de su presencia. Puede ocurrir también que algún vehículo ingrese a la ruta desde algún cruce o camino lateral zonal muy lentamente sin tener en cuenta la alta velocidad del tránsito que se aproxima.
Pero también se producen hechos por la diferencia de velocidad entre vehículos en condiciones normales, especialmente en las rutas de doble circulación, hecho que origina situaciones muy peligrosas porque, de pronto, cuando se desencadena el problema, todas las opciones son malas. Hacia la izquierda: choque frontal, hacia la derecha: salida de camino a alta velocidad, y sobre la misma mano: choque violento con el vehículo que está sobre la ruta. Lo que debemos notar es que todo comienza por las distintas velocidades.
Por eso entendemos que los conductores deben ir bien atentos a las distintas velocidades de circulación de los demás vehículos, y estar dispuestos a aceptarlas y proceder adecuadamente en lugar de perder tiempo en “sentir” que el otro debe corregir lo que está haciendo.
Es sabido que los conductores, en general, tienen la convicción de que su ritmo de marcha es el adecuado. Por lo tanto, los que están fuera de esa cadencia les provocan una incomodidad que los hace perder tiempo en ejecutar la reacción más conveniente.
También se ha comprobado que, generalmente, el organismo de los conductores adapta sus reflejos a la velocidad de marcha. Quienes circulan a baja velocidad tendrán reacciones de manejo más lentas en comparación con los que hagan lo contrario. Por consiguiente, en el inicio del problema, independientemente de las sensaciones, cada cual hará todas las maniobras a su ritmo, el que les parece que es el correcto.
Es muy útil comprender y aceptar estas realidades, ya que puede evitar llegar a la situación complicada al tomar más rápidamente decisiones preventivas ante cualquier evento inesperado.
En muchos casos, estos eventos tan dramáticos comienzan con un simple error de cálculo o una actitud no adecuada en relación con el resto del tránsito. Considerar las diferentes velocidades de circulación puede evitar que se realice una maniobra incorrecta al ingresar a un camino, cambiar de carril o intentar un sobrepaso. También, incorporar el hábito de observar todo lo que ocurre en la ruta muy adelante puede permitir descubrir a tiempo cualquier situación que impida avanzar normalmente y, en ese caso, comenzar de inmediato la reducción de velocidad.
Por otra parte, es fácil notar que, si se circula dentro de la velocidad promedio del tránsito, todas las aproximaciones se producen con más tiempo para resolver. Circular muy por debajo o por encima de ese ritmo hace que los conductores estén permanentemente enfrentando situaciones de mayor tensión que pueden complicarse. Esto es válido tanto para las rutas de doble circulación como para las autopistas. Por eso, en algunos países se respetan tanto la velocidad máxima como la mínima establecida para cada caso y, en general, esa diferencia no suele ser mayor al 15/20 % entre ambos extremos.
El concepto que prevalece en esos casos es que los vehículos de todos los tamaños, y sus conductores, tienen que estar acordes con la velocidad promedio de los caminos a los que ingresan. Y aunque lo más frecuente es que se castigan los casos de exceso de velocidad, también son sancionados los que circulan despacio y, en ocasiones, se les sugiere utilizar otras alternativas de caminos. Estos controles y sanciones solo procuran mejorar las condiciones de seguridad de todo el conjunto de vehículos que circula por ese lugar.

Con todas las luces
Por los mismos motivos, y pensando en la noche, también sería bueno conseguir que las personas entiendan la importancia de que su vehículo tenga todas las luces en perfectas condiciones, especialmente para que sea visto por los demás y pueda hacer las señales correspondientes cuando lo necesite Todavía se ven muchas fallas en este sentido, aun en vehículos modernos y, lo que es peor, en unidades de gran porte.
Hay que entender que no se trata solo de evitar posibles multas y, como hay pocos controles, puede desatenderse el problema de alguna lámpara quemada o algún tramo de instalación defectuosa. Es un tema que influye directamente en la seguridad de todos.
En síntesis, creemos que realmente cada conductor, que es el responsable de su vehículo, puede tomar decisiones y tener actitudes que mejoren mucho la seguridad en varios aspectos. Ojalá sean cada vez más los que lo apliquen y cada vez menos las situaciones para lamentar.

 

 

8 pensamientos en “Aportes para disminuir los accidentes”

  1. verificacion tecnica vehicular obligatoria nacional
    plan canje de automoviles por decreto cada diez años para okm y usados para renovar el parque automotor y tener automoviles seguros.
    convenio de autopartes de autopartes con mexico y brazil para garantizar los repuestos de autopartes con precios accesibles
    abs ,esp, apoyacabesas y cinturones de seguridad inerciales, tambien bolsas de aires para okm
    maximizar todos los sistemas de control de estabilidad , el maximo de aplicacion en el las bolsas de aire y aplicacion de todos los sistemas de frenos que existen
    botiquin y matafuegos de fabrica

  2. IMPORTANTE:
    ARGENTINA INSISTE EN SEGUIR FABRICANDO AUTOS INSEGUROS Y MÁS CAROS QUE EN EUROPA.
    Propuesta de “OPEINDUSTRIALES” ingenieros consultores de empresas de automóviles, camiones y autobuses. Santiago Ortega Peña Director general: ex ingeniero de diseños de FORD MOTOR COMPANY, RENAULT Y FIAT INTERNACIONAL.
    FABRICAR VEHÍCULOS DE GOMA BLINDADOS:
    Ahora gracias a las gomas sintéticas la fibra de carbono es uno de los nuevos materiales utilizados en la fabricación de automóviles, sustituye algunas piezas de metal, con menor peso, pero con la misma resistencia basadas en el módulo de Young; en la goma vulcanizada se define la resiliencia como la relación entre la energía restituida después de una deformación y la energía total suministrada para producir dicha deformación. Una forma en principio sencilla de determinarla es a través del rebote de un péndulo tras su impacto en la goma, en cuyo caso se denomina resiliencia por rebote. La resiliencia depende de la velocidad de deformación. La Histéresis es la energía perdida durante un ciclo dado de deformación y recuperación. El calor generado por una sucesión de ciclos de deformación y recuperación, debido a la conversión de energía de histéresis en calor, es usualmente medido por el aumento de la temperatura de la probeta de ensayo.
    Por ahora, la fibra de carbono sirve para la fabricación de autos deportivos. Sin embargo, los procesos de fabricación de este material y la tecnología avanzada lograrán que este sea utilizado en la mayoría de los autos, para la reducción del peso y el consumo de los combustibles. La fibra de carbono forma parte de esta nueva generación de materiales llamados compuestos, esto porque nacen de la unión de dos materiales. Los materiales utilizados no se mezclan entre sí, se refuerzan uno sobre otro formando capas. Uno de los materiales utilizados para formar la fibra de carbono son las microfibras de carbono que entregan resistencia mecánica y están entretejidas formando una especie de manta.
    La forma de blindar un vehículo algo podría cambiar radicalmente. Se trata de materiales llamados elastómeros capaces de endurecerse hasta 1,000 veces su dureza original en cuestión de microsegundos, por períodos de tiempo que van de 10 a 100 microsegundos. El secreto está en que estos materiales se endurecen al aplicárseles ondas de presión, que pueden ser las producidas por un impacto. La clave de las investigaciones radica en que los elastómeros se endurecen cuando sus partículas tienen la misma velocidad que el impacto, momento en que pueden absorber hasta 40 por ciento de la energía cinética y transformarla en calor. Estas investigaciones sin duda cambiarán el panorama de la protección personal y de vehículos, pero habrá que esperar un par de años antes de verlos en situaciones cotidianas.
    Lo expuesto es porque desde hace mucho observamos una pésima respuesta estructural en el espesor de la chapa de un coche este ha disminuido considerablemente de 2mm. de espesor a 1.5mm, y en otros a menos de 1mm. Nos está llevando desde el punto de vista DISEÑO DE INGENIERÍA hacia el mayor número de muertos en un accidente de pequeño impacto. El automóvil que estamos fabricando no posee los controles de calidad de impacto ni de torsión, en primer lugar, porque con el espesor indicado sabemos de antemano que el auto se va a doblar totalmente y segundo realizar un control de impacto lleva tiempo, y el mismo incrementa el costo de producción.
    Como todos sabemos, en la Argentina se le da más importancia al coche con un excelente estéreo, cuadrafónico, hermoso tapizado, apoya vasos, accesorios, plásticos y vistosas llantas deportivas. No interesa saber si tiene una buena defensa delantera y trasera donde generalmente van los niños y mayores ancianos, con buenos cinturones de seguridad adelante y atrás, airbags, ABS, EBD, AFU. En Argentina el usuario no tiene concepto de seguridad, es más no les interesa la seguridad.
    En Europa un 307 con motor de 8 válvulas y 90CV que nunca llegó acá, pero posee todos los ABS, EBD, AFU, airbags y control de tracción, adentro no tiene estéreo ni aire acondicionado.
    Estamos fabricando miles de autos de diseño económico con una mezcla de piezas sobrantes de otros vehículos, obsoletas, o fabricadas en China: la suspensión, puente delantero, lo más importante desde el punto de vista seguridad fabricados en Córdoba para mercados emergentes, o sea para países subdesarrollados. Las propagandas de ventas de las Concesionarias son un peligro venden un coche sólo con del DNI, páguelo como pueda y cuando quiera, todo está incluido en el precio, usted no tiene que poner un centavo más, lo lleva y lo paga en 60 cuotas y en pesos. Renault Fuster: igual que el Logan, casi idéntica la mecánica, misma calidad. Obviamente sabemos que aunque le metan tracción de 4×4, es un coche disfrazado de camioneta.
    Renault Sendero, lo mismo que el Duster y el logan, además de que comparte paneles de la carrocería que la Duster, no más que hablar, pero con más seguridad atrás, cosa que tendría que ser a la inversa. Estos 3 coches tienen un chasis muy mal estructurado en un pequeño choque es fácil de doblar, pero aunque no lo parezca, hay peores que estos.

  3. Los accidentes se producen por muchas causas, algunas son: Inexistencia de control por parte de las autoridades (exceso de velocidad, no respetar la velocidad mínima, móviles en malas condiciones ¡que ni siquiera tienen luces! etc.); conductores inconcientes que salen a la ruta una vez por año y se creen expertos, ponen a todos en peligro. No adaptar a velocidad a las condiciones de camino y circunstancias ambientales (luz, lluvia ¡hay que viajar mucho más despacio), detránsito. Camiones que tamponan las rutas ….. Se ignoran las normas de tránsito; viajan demasiado apurado sin motivos. NORBERTO: se tira a la banquina el que la tiene a su derecha. Otra, hay mucho alcohol en los conductores, sobre todo en los camioneros brasileros. Necesitamos más presencia policial, no existen

  4. EQUIVOCADO O NO OPINO: Ando mucho en las rutas por todo el país y he observado que el 90/95% de los accidentes de transito son con autos modernos y que desarrollan alta velocidad, y observando he visto que en cambio los autos diríamos viejitos, con buenas luces y cubiertas como por ejemplo y aún se ve y circulen muchos todavía como Renault 12, Ford Falcon, Chevrolet S.S y otros que no desarrollan grandes velocidades, no ocasionan casi nulo accidente si ven las estadística de accidente por modelo y año de fabricación. Esto viene a que insisten y ponen mucha atención, a veces son pesados, con la VTV con esos vehículos pero en la calles y rutas los que casi y únicamente chocan son los vehículos modernos de los últimos 15 0 10 años y especial los de los últimos 5 años que desarrollan mucha velocidad. Los otros vehículos viejitos no tienen siniestros casi casi nunca muy notable esto, entonces pongan mas exigencia y atención en los vehículos modernos y no se la agarren con los vehículos modelo 70/80/90 que no chocan casi nunca.
    Pero no lo entienden. Pero es asi. Sean mas realistas prácticos.

  5. Creo que algo que se debería analizar es la intensidad lumínica, y la posición de cada luz, por ejemplo las luces traseras deberían dar, al conductor que va detrás, noción del tamaño del vehículo que lo precede, si ponemos luces de posición cercanas al centro del baúl nos dará la sensación de que el vehículo está más lejos de lo que se encuentra o que no es tan ancho. La intensidad debería estar reglamentada, hay vehículos en los cuales no se diferencia (casi) la luz de posición de la de frenado. Las luces delanteras deben tener la intensidad necesario, pero asimismo deben estar “apuntadas” en forma correcta, para no molestar a los que vienen de frente.
    Muchas gracias por tu atención

  6. Omar te comento ,tenemos que ,ver que se hace cuando un gil se tira a pasar y se queda corto , decime quien se tira a la banquina ,yo que vengo bien o el gil ,eso tenemos que aclararlo porque en la ruta esta lleno de eso giles , mando un abrazo

  7. como hacercuando venis en la ruta y entras a un pueblo.entras respetando correctamente la velocidad establecida y empiezan a comerte autos desde atras.Ergo volves a acelerar y te comes una foto multa;eso si la familia a salvo en ese tramo nadie te choco de atras.Ja!!

  8. SEÑORES:
    NO SOLAMENTE SE PRODUCEN ACCIDENTES POR LO QUE UD. MENCIONA EN SU CARTA, SINO TAMBIEN POR ART. VIEJOS, NO MODIFICADOS, DENTRO DE LA LEY DE TRANSITO N° 24449. EJEMPLO:
    ESPEJO PARABOLICO PUESTO SOBRE EL GUARDABARRO, ART. DE LOS AÑOS 50. TANTO DE DIA COMO DE NOCHE UN PELIGRO TOTAL. HAY PAISES QUE ESTO YA LO SOLUCIONARON HACE AÑOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *