Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Panorama

20/08/2013

Cómo hacer atractivos los eléctricos

Los fabricantes buscan ser creativos para disipar las preocupaciones en torno a la autonomía. De qué formas intentan seducir al público.
El E-Up es el primer auto a batería de Volkswagen. Le seguirá el Golf Blue-E-Motion.

Todo suena muy lindo: Los autos eléctricos no expulsan contaminantes durante la marcha y tienen una buena aceleración. Sin embargo, estos autos impulsados por batería y muy caros de desarrollar suponen también un gran riesgo para los fabricantes: ¿Aceptará el mercado los coches eléctricos?

Tal es la pregunta del momento, en vistas de que en los próximos meses sobre todo fabricantes alemanes planean lanzar una amplia serie de nuevos modelos de este tipo.

Lo que en el sector despierta una gran atención es sobre todo la preocupación por la autonomía. La tecnología de las baterías no está ni mucho menos tan desarrollada como para permitir moverse en radios de acción tan grandes como los de los motores de gasolina o diesel.

En estos momentos, los fabricantes hablan de una autonomía teórica de unos 150 o incluso hasta 200 kilómetros, aunque en el día a día en la carretera a menudo sólo es posible recorrer trayectos cortos.

Los fabricantes deben ser creativos, para disipar las preocupaciones en torno a la autonomía. En algunos casos intentan ofrecer una garantía especial sobre la batería, aunque con ello no aumenta su capacidad. Nissan garantiza que la batería de su Leaf, después de cinco años, tendrá al menos el 75 por ciento de la capacidad que tenía en el momento de su compra.

BMW promete por su parte sustituir la batería si uno de los ocho módulos de acumulación del i3, cuyo lanzamiento está previsto para finales de año, falla antes de ocho años o 100.000 kilómetros recorridos.

Muchos fabricantes apuestan también por la comprensión de los automovilistas. Su mensaje: La autonomía es más que suficiente. “La preocupación por el radio de acción es en nuestra opinión algo psicológico”, afirma el portavoz de Nissan Alexansder Sellei, quien considera sin embargo que el cliente debe tener también claro que los autos eléctricos no son vehículos de vacaciones.

“Especialmente para trabajadores que recorren diariamente un trayecto de menos de 100 kilómetros y para gente de ciudad, los niveles actuales de autonomía son ya suficientes en el día a día”, afirma Alexander Böhm, de la asociación alemana de fabricantes de autos eléctricos eMobilität.

“Se debe tener en cuenta el perfil de movilidad. A los clientes que tenga familiares que vivan bien lejos no les venderemos ningún auto eléctrico”, dice la portavoz de Volkswagen Ruth Holling.

La compañía alemana lanzará al mercado su primer auto eléctrico, de pequeñas dimensiones: El E-Up llevará a las tiendas después del Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort en septiembre a precios a partir de 26.900 euros (unos 35.000 dólares), antes incluso que el Golf Blue-E-Motion.

Hasta el salón de Fráncfort, Volkswagen no quiere pronunciarse sobre cuestiones de garantía o posibles acciones de marketing del E-Up.

Los fabricantes que ya tienen modelos eléctricos en el mercado amplían su oferta de servicios. Renault concede a los compradores de un auto eléctrico rebajas en empresas de alquiler de vehículos. Si a alguien en alguna ocasión no le resulta suficiente la autonomía máxima de 210 kilómetros del Zoe, Avis y Europcar ofrecen una rebaja del 10 por ciento.

BMW pondrá a disposición de los compradores de su i3 a cambio de un suplemento un modelo de combustión por un determinado número de días. Y Nissan lo intenta con su Mobility Card, con la que los compradores de un Leaf pueden usar gratis durante 14 días un Nissan Qashqai.

Algunos clientes consideran más importante una bajada de precios de los autos eléctricos. Ese podría ser el cálculo de fabricantes que se han decidido por desvincular la batería del precio de compra y ofrecerla en leasing. Renault, Nissan y también Smart ofrecen esta opción a sus clientes.

Por ejemplo, quien compre el Smart Fortwo y alquile las baterías, paga sólo 18.910 euros en lugar de 23.680 euros, aunque además se debe abonar una tasa mensual, como en el caso de otros fabricantes.

¿Pero qué ocurre si queremos hacer vacaciones en el extranjero y queremos llevar nuestro propio auto? Los ingenieros han desarrollados para ello el Range Extender, que adultera en algo el concepto del auto eléctrico: El pequeño motor de combustión es conocido del Opel Ampera. Impulsa un generador que produce energía para el motor. En el caso del Ampera, en determinadas situaciones de conducción, también llega a propulsar directamente las ruedas. Con ello, el coche deja de ser un simple auto de baterías, es la principal crítica a este sistema.

Por un suplemento de 5.000 euros, BMW ofrecerá su i3 también con Range Extender, que permitirá extender en entre 100 y 160 kilómetros la autonomía del motor, de hasta 160 kilómetros, según la compañía. El i3 costará a partir de los 34.950 euros.

Fuente: DPA.

Archivado en: , ,

 

 

2 pensamientos en “Cómo hacer atractivos los eléctricos”

  1. Dos observaciones. -1- TESLA. Se han olvidado del producto mas avanzado del mercado. Hay taxis en uso en Alemania, Holanda y Austria, no se si en otros paises tambien, pero esos los vi con mis propios ojos. -2- El tipo de cambio : 26.900 euros (unos 35.000 dólares) esta totalmente errado. 1 euro vale 1.1 dolar, 27.000 Euros son algo asi como USD 29.700.-

  2. Excelente artículo, en mi opinión son los autos del futuro, ojalá que lleguen pronto y a un precio accesible. FGP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *