Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Hombres de auto

08/09/2015

Hombres de auto: Herbert C. Harrison

Mejoró el radiador del tipo panal de abejas con células en hexágono y concibió otros radiadores de agua que se aplicaron en forma masiva.

 

Por Pablo Jorge Gualtieri

Si bien el radiador del tipo panal de abejas con células en hexágono fue inventado por el técnico alemán Wilhelm Maybach en 1900 para ser aplicado al primer Mercedes, propulsado por un motor de 35 HP, corresponde al ingeniero británico Herbert Harrison el haberlo mejorado desde el punto de vista tecnológico y de concebir tipos de radiador de agua que se aplicaron en forma masiva en toda clase de automóviles.
El radiador del Mercedes tenía 8.070 tubitos de seis por seis milímetros, formando una sección cuadrada para mejorar el flujo de aire que pasaba por el interior de los pequeños tubos hexagonales. Podía albergar en su interior nueve litros de agua, y se obtenía un excelente enfriamiento de la planta motriz de cuatro cilindros, equipada con dos árboles de levas que accionaban las válvulas desde los laterales del block.
Harrison nació en 1876 en Calcuta, India, y era hijo de un funcionario inglés que prestaba servicios al, por entonces, Imperio Británico que tenía al gigantesco país bajo su dominio. Herbert estudió en la Universidad de Oxford, y se recibió con brillantes calificaciones de ingeniero químico y metalúrgico.
En 1907, en plena juventud, se estableció en los Estados Unidos y, como tenía gran afición por los automóviles y muchos conocimientos de metalurgia, fundó en 1910 la Harrison Radiator Corporation, para el diseño y construcción de radiadores de panal de abejas, que se caracterizan por su gran calidad, lo que hacía que muy raramente acusaran pérdidas de agua. Este tipo de radiador con su panel de células hexagonales presenta una gran superficie de enfriamiento y disipación de calor, lo que era muy apreciado por aquel entonces.
Harrison comenzó a proveer sus radiadores a toda la industria del automóvil de Norteamérica, lo que llamó la atención del siempre astuto Alfred P. Sloan, presidente de General Motors, quien compró la fábrica de radiadores a Harrison, aunque lo mantuvo en el puesto de presidente de la división de radiadores de GM. No obstante, Harrison presidió la compañía especializada en radiadores hasta su muerte acaecida, en Londres, en 1927.
En la actualidad, la división Harrison de General Motors continúa fabricando radiadores para el sistema de enfriamiento de los motores y también para calefacción, así como equipos de aire acondicionado.
Harrison era partidario de utilizar el cobre para los paneles de sus radiadores, porque estaba seguro de que dicho metal era especialmente apto para la conducción del calor y fácil de soldar.
Según se menciona en un reciente informe publicado por la Asociación Internacional del Cobre, se pueden distinguir tres etapas en los materiales utilizados para los radiadores: la primera generación, de 1900 a 1970, empleó exclusivamente el cobre y el latón; la segunda generación, de 1970 a 1990, utilizó mayoritariamente las aleaciones de aluminio; la tercera generación, de 1990 hasta la segunda década del siglo XXI, es decir, hasta nuestros días, combina el cobre y el latón con el aluminio, y no hay un vencedor definido por ahora. Los automóviles nuevos siguen usando mucho el aluminio, mientras que, para el mercado de reposición, los radiadores de cobre y de latón se imponen claramente.
Las ideas de Harrison son todavía muy tenidas en cuenta por los fabricantes de automóviles a nivel mundial.

 

 

Archivado en: , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *