Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

29/09/2016

Ausentes con aviso

A pesar del glamour e impacto que tiene la exhibición de autos más esperada del año, algunas automotrices (sobre todo de lujo) decidieron no participar en esta edición. Aquí los motivos.

Por Alejandro Cortina Ricci (desde París, Francia)

En cada salón del automóvil, el día previo a la apertura para el público masivo se realiza una jornada exclusiva para la prensa, donde las marcas brindan todos los detalles de las novedades que exhibirán.

En el de París el flujo de compañías presentes es tan grande, que se necesitan dos jornadas para que las automotrices, autopartistas y afines, muestren todo su repertorio.

Pese a la trascendencia y alcance que pueda tomar todo lo que ocurra en “la ciudad de las luces” desde el 1 al 16 de octubre, algunas marcas no forman parte del cronograma oficial. Este año, las grandes ausentes serán Ford, Mazda, Bentley, Lamborghini, Volvo, Rolls-Royce y Aston Martin.

Nuevos puntos de vista

Si bien cada compañía manifestó distintas razones para ausentarse de la muestra (en general todas referidas a lo económico), sin dudas la más llamativa es la de Ford. Pese a que la marca del óvalo tiene mucha presencia en el Viejo Continente, el pasado mes de febrero dio a conocer un comunicado para dar aviso de que no participaría del salón de París. “La cuestión es escoger el lugar y el momento para distribuir nuestras novedades a los medios. París no ofrece lo que nosotros buscamos”, rezaba el comunicado oficial de la marca del óvalo efectuado a comienzos de 2016.

Sin embargo, para algunos medios europeos ese no es el motivo principal. Sucede que montar un stand en el predio Porte de Versailles implica una gran inversión económica y, por esos días, la política económica de Ford en Europa se basa en la reducción de costos, ya que en aquel mercado no creció comercialmente al ritmo que esperaba: se estima que, además, podría recortar su gama de productos para recuperar rentabilidad.

Por su parte, la firma sueca Volvo también decidió recortar gastos drásticamente y en la previa a París, realizó un evento exclusivo para presentar el nuevo V90 Cross Country.
Asimismo, la automotriz japonesa Mazda entiende que en la capital francesa sólo ganan los locales. Al menos eso expresó Jeff Guyton, CEO de Mazda Europa cuando le preguntaron por qué no asistirían a la muestra: “París es un gran espectáculo, pero es difícil que Mazda pueda causar un gran impacto entre los fabricantes como Renault, Peugeot, Citroën y DS”.

En el caso de las automotrices de lujo como Rolls-RoyceAston Martin, el planteo radica acerca del rédito comercial que pueda significarles la inversión en los salones masivos, ya que en sus casos, el canal de ventas es más mucho más exclusivo.

Otras marcas VIP, en este caso las del grupo Volkswagen (Lamborghini y Bentley), prescindieron de la expo francesa para buscar otro tipo de eventos, más selectivos, aunque los rumores también indican que de fondo hay una cuestión económica.

Al parecer, el grupo alemán todavía está pagando los coletazos del “diéselgate”, el famoso escándalo que salió a la luz en 2015 en los Estados Unidos, por falsear datos de emisiones contaminantes. “Una crisis puede conducir a la marginación, pero también puede marcar un punto de inflexión para algo mejor, para un verdadero cambio de rumbo. Tenemos que reajustar el grupo”, dijo Matthias Muller, presidente ejecutivo de Volkswagen AG.

Archivado en:

 

 

Un pensamiento en “Ausentes con aviso”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *