Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Panorama

21/11/2016

FÓRMULA 1 | Media hora con Bernie

El director general de la F1 concedió una entrevista a un colega de un importante medio alemán y habló sobre distintos temas, incluso más allá de la categoría, por ejemplo, sobre Donald Trump.
Bernie Ecclestone.

Sarcástico, directo, inteligente, Bernie Ecclestone concedió a Michael Schmidt, de Auto Motor-und-Sport, de Alemania, este imperdible reportaje que compartimos en algunos de sus pasajes:

Donald Trump es el nuevo presidente de los Estados Unidos. ¿Qué opina?

-Es perfecto. Bueno para América, bueno para el mundo. Es flexible. Y está listo para hacer los cambios que necesitan los Estados Unidos y el mundo. El mundo está cambiando. Así que hay gente que quiere cambiar con él.

-Su empleador puede venir de los Estados Unidos. ¿Cuál es su primera impresión?

-Todavía no he trabajado lo suficientemente cerca con la gente como para hacerme una idea. Tampoco discutieron nada conmigo antes de comprar las acciones. Por lo tanto, no sé lo que realmente quieren. Ahora se pasan su tiempo comprobando lo que han comprado.

¿Le sorprendió que hayan comprado algo que no se puede cambiar en los temas de fondo hasta el final del Acuerdo de la Concordia en 2020?

-Usted no tiene que cambiar nada en nuestros acuerdos financieros con los equipos. Las normas deportivas y técnicas de la FIA cambian todos los días, de todos modos. Además no tienen que preocuparse. Es probable que crean que pueden hacer un mejor trabajo en el plano comercial.

-¿Qué opina de que Ross Brawn haya firmado un acuerdo de consultoría con Liberty Media?

-Ni idea. Nunca me ha hablado de eso. Ni siquiera sé si se le pidió, o qué ha pedido, ni por qué lo hace. Ross nunca ha hecho nuestro trabajo. Nunca negoció ni con los organizadores ni con las emisoras de televisión. Ahora ha pasado un tiempo fuera del negocio. No sé lo que podría aportarle al deporte.

-¿Se puede colaborar con otras personas?

-Vamos a ver. Es un hecho. Tarde o temprano, ya no estaré allí. A quien le corresponda tendrá que elegir a uno que lleve adelante los negocios. Tengo un contrato, lo he extendido en varias ocasiones. Mackenzie, jefe de CVC, me preguntó la última vez si quería seguir por tres años más. En este momento sigue siendo el hombre que toma las decisiones en la empresa. Si Liberty compró las acciones necesarias y los derechos de voto, pueden hacer cambiar lo que quieran. Me pueden echar si quieren. Yo soy el director general. Un gerente puede en cualquier momento ser despedido. Pero no tengo miedo de nada. Vamos a esperar. Esto es como una boda. Hay que estar un poco casado antes, para saber si funciona.

-¿Está satisfecho con la temporada de Fórmula 1 en 2016?

-En realidad, no. Mercedes hizo un trabajo de primera clase. Se merecen todo el éxito. El problema es que las series ganadoras no son buenas para el producto. La gente mira una carrera mejor si todos tuvieran la oportunidad de ganar. Hoy en día se sabe quién gana. Excepto que realmente suceda algo extraordinario.

-¿Es optimista para 2017?

-No. Si Red Bull cree que pueden vencer Mercedes con un mejor paquete aerodinámico, entonces me pregunto: ¿Por qué Red Bull está tan seguro? Mercedes también podría tener una mejor aerodinámica.

-¿Qué pasa con Ferrari?

-Ferrari ha vuelto a la época anterior a Jean Todt. Por entonces convencí a Fiat para que contrataran a Jean. Un gerente de afuera. El equipo era italiano. Esto no es una crítica. A todos nos gusta Italia. Pero los italianos son los italianos, como el británico o el alemán. Eso no cambia. Si usted lleva un equipo por su cuenta, entonces no funciona.

-¿Usted cree que Ferrari se llevará un título en los próximos 5 años?

-Depende de los rivales.

-Una crítica es: en Ferrari hay un clima de miedo, porque todo está dictado desde arriba. Y es por eso que nadie se atreve a arriesgar. ¿Cómo ve eso?

-Sergio Marchionne quiere que Ferrari gane. Yo también lo quiero. ¿Pero él sabe lo que Ferrari necesita para que esto ocurra de nuevo? No puedo hacer un juicio de valor porque no sé lo que está pasando internamente. Jean hizo lo que tenía que hacer, llevó a las personas adecuadas. Maurizio Arrivabene se encuentra en una situación difícil. Supongo que tiene sus ideas. Pero no puede ponerlas en práctica porque alguien está por encima de él. Jean vendía sus ideas de modo que Luca di Montezemolo creyera que al final fueran los suyos propios. Éste es el arte.

-¿Qué opina de Max Verstappen?

-Simplemente genial. El niño sólo quiere ganar, tiene su propia opinión y no tiene miedo de nada. Está al lado de Hamilton en cuanto a ser el mejor embajador de nuestro deporte.

-Parte de la popularidad de Hamilton es su presencia en las redes sociales, pero usted no cree en estos nuevos canales…

-He visto las redes sociales y hasta el momento no sé de qué modo podría hacerle bien a la Fórmula 1. La gente ve a las redes como un pasatiempo. Yo también. Cuando leo algo sobre el cricket, no voy a pensar que la próxima vez veré un partido en la televisión. Para Hamilton funciona porque él vende su persona. Es una buena plataforma para que las personas se conviertan en una marca. En un deporte no funciona.

-Excepto Hamilton y Verstappen, ¿qué otros pilotos potenciales considera que pueden convertirse en una estrella?

-Estoy contento de cómo se ha desarrollado Rosberg. Parece haber salido de su caparazón. Hasta ahora, siempre llevó un poco las de perder. Parece que se ha aflojado.

-¿Qué tan importante es un piloto brasileño de Fórmula 1?

-Necesitamos uno. Hasta ahora, durante décadas hemos tenido pilotos brasileños que podían llegar hasta el final.

-¿Puede acomodar usted a Felipe Nasr en cualquier equipo?

-¿Qué equipos siguen con asientos vacíos? Sauber y Manor. Allí no tendrá un gran éxito.

-Todavía en Brasil se seguía peleando sobre el resultado de México…

-Necesitamos reglas claras. Si ni siquiera yo los entiendo, son basura. Vamos a hacer igual que en el fútbol, dado que las decisiones del árbitro ya no son impugnables. Una tarjeta roja es una tarjeta roja. La gente tiene que entender que los deportes de motor, como cualquier otro deporte, son puro entretenimiento. Si dejamos de entretener a la gente, adiós. Idealmente, debe ser ejecutado de la siguiente manera: El titular de los derechos debe establecer las reglas en consulta con los equipos. La FIA lo revisará. Estoy seguro de que van a aprobar cualquier norma razonable. Lo ideal sería encarcelar a los comisarios en un espacio sin televisión y en contacto con los equipos. Si a continuación se alberga una protesta, pueden tamizarla con imparcialidad a través de los argumentos y las pruebas y decidir. Los comisarios me han dicho que toman mejores decisiones cuando ven todo exactamente. Yo me pregunto si un juez en un juicio por asesinato juzga mejor cuando ve el asesinato.

-¿Cómo puede ser que haya tres escenarios en México; uno en la pista, uno en el podio y otro tres horas más tarde?

-En 1966 Graham Hill ganó las 500 Millas de Indianápolis. Posteriormente, hubo un debate acerca de si él realmente había ganado la carrera. Una vez le pregunté a Graham al respecto. Y me dijo: ‘Ya sabes, me bebí el vaso de leche. Por eso yo soy el ganador´. Y así debe ser. Vettel ha rociado el champán en México en el podio. Por lo que es tercero.

Para cambiar algo en el sistema, se necesitan amigos. ¿En cuántas personas se puede confiar en el negocio?

-No creo que se trate de una cuestión de confianza. La gente confía en que el tiempo que usted está haciendo algo sea bueno para ellos.

-¿Cuántos amigos tiene en el paddock?

-Depende de las épocas. Hoy tal vez muchos. Mañana no más.

-Los viejos caballos de guerra y sus colegas desaparecen. Frank Williams está enfermo, Ron Dennis perdió su trabajo en McLaren. ¿Se siente cada vez más solo en este negocio?

-Y podría, por tanto, irme pronto. Todo cambia. Y como hemos señalado con frecuencia, rara vez para mejor.

-Quisieron ofrecer una alternativa económica a la propulsión híbrida, que fue bloqueada. El presidente de la FIA, Jean Todt, cree que la Fórmula 1 tiene que avanzar tecnológicamente con los tiempos. ¿No lo hace?

Jean cree realmente que nos moveremos con estos motores en el futuro. No pienso así. Por supuesto que puedo estar equivocado. Pero incluso si Jean está en lo cierto, no es el trabajo de la Fórmula 1 mostrar la bandera verde de la tecnología. Si vas a montar una escuela de ballet, vas a proporcionarles a tus bailarinas zapatillas de deporte, simplemente porque todo el mundo anda con esas cosas? En el ballet quiero ver bailarinas de puntillas, no con zapatos normales alrededor de la suela. En la Fórmula 1 espero poder puro, ruido, espectáculo. No veo la necesidad de estar funcionando con motores eléctricos. Una vez más. Estamos en el negocio del entretenimiento. Para motores eléctricos, la Fórmula E. No sé mucho acerca de esta fórmula. Tampoco veo razón alguna por la cual las ciudades organizan carreras de Fórmula E. Es lo mismo que mantener una carrera de bicicletas. Jean no puede creer que él mantiene los costes bajo control allí. Incluso si es sólo para una pequeña franja de fabricantes, que pueden jugar y corretear, se invierten cientos de millones. Necesitamos reglas que impidan el gasto de dinero. Eche un vistazo a la GP2. Ofrece buen deporte por muy poco dinero.

-En el calendario de 2017 hay tres carreras con signos de interrogación. ¿Veremos el año próximo a la F.1 en Montreal, Hockenheim y Sao Paulo?

-Hacemos todo lo posible para mantener a Canadá en el calendario. En Brasil igual, aunque sea difícil. En cuanto a Hockenheim, no podemos seguir subsidiando la carrera en Alemania si no hacemos lo mismo con otras en Europa.

-Y en cuanto al Pacto de la Concordia:

-Este modelo ha funcionado durante 50 años. Este año pagamos a los equipos casi mil millones de dólares. Mercedes se llevará la gran parte de la olla el próximo año. Y se consigue más presencia en la TV. Por lo tanto, pretendemos que sean aún mejores. Esto no es una crítica. Hemos determinado la forma de pago de esa manera. Cuando las carreras sean mejores, tal vez la visión no será tan terrible. Hay que esperar constantemente, de todos modos, que un fabricante nos deje un día. Mercedes se retirará cuando le convenga. Los teníamos a casi todos, y no hace tanto tiempo: Honda, BMW, Toyota… Ellos se fueron y la Fórmula 1 tuvo que adaptar el trabajo. No hay gratitud. Es lo mismo con los organizadores. Eche un vistazo a lo que hemos hecho por Singapur. Sí, el Gran Premio ha costado un montón de dinero en Singapur. Pero también les trajo un montón de dinero. Singapur fue de repente algo más que un campo de aviación para volar desde allí hacia cualquier lugar. Ahora que creen que han logrado su objetivo, acaso puedan no querer más un Gran Premio.

Traducción y fotos: Silvia Renée Arias, especial para PARABRISAS  y www.dosenlauno.hol.es .

Archivado en: , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *