Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Noticias

19/12/2016

Audi tiene listo su vehículo que andará por la Luna

La automotriz alemana anunció que su vehículo Audi lunar quattro ya está listo para el viaje que se realizará a principios de 2017. Uno de los atractivos será encontrar los restos de la misión Apolo 17 de 1972.
El Audi lunar quattro debió superar numerosas y exigentes pruebas.

El Audi lunar quattro ya está listo para su viaje a la Luna, por lo que los dos vehículos y la sonda de alunizaje que conforman la expedición serán sometidos a exhaustivas pruebas antes de la fecha de partida, a fines de 2017. Para eso, el equipo de científicos se desplazará hasta Oriente Medio y realizará una simulación completa de la misión; actualmente se encuentran haciendo unos ajustes finales.

El grupo de ingenieros alemanes dedicado al proyecto anunció en el Audi City de Berlín que pretenden completar los 385.000 kilómetros de viaje para que el vehículo llegue a la Luna, utilizando la base espacial Spaceflight Inc. Como socio técnico y embajador de la misión, Audi tuvo un papel fundamental a la hora de hacer público el proyecto y sumar nuevos socios a bordo. Ante todo, la compañía aportó su experiencia en tracción quattro, así como sus conocimientos en construcción ligera, tecnología de propulsión e-tron y diseño, para ayudar al equipo de Berlín con el desarrollo.

La automotriz y el grupo alemán de ingenieros anunciaron su asociación a principios de 2015 con una meta común: reunir de forma conjunta la máxima experiencia tecnológica posible para mandar un vehículo no tripulado a la Luna, dentro de la competencia Google Lunar XPrize. Con un premio de más de 30 millones de dólares, esta competición está dirigida a ingenieros y emprendedores de todo el mundo, en la que un equipo privado debe enviar un vehículo al satélite, conducirlo una distancia de al menos 500 metros y enviar a la Tierra imágenes de alta resolución. De los 50 participantes iniciales sólo quedan cinco equipos en carrera para conseguir el objetivo.

Una vez llevado a cabo el alunizaje, el Audi lunar quattro, de conducción autónoma, tendrá cuatro cámaras para su orientación y seguimiento. También se usarán para examinar objetos y tomar fotografías en formato 3D y 360°.

Uno de los atractivos del recorrido será registrar los restos de la misión Apolo 17 que todavía se hallan en Valle de Taurus-Littrow. ALINA, el módulo de alunizaje que utilizarán los científicos del proyecto, pisará la Luna con los dos vehículos a bordo cerca del punto que se utilizó en 1972.

El viaje se hará en una nave semejante a un Falcon 9 con una capacidad total de transporte de 100 kilogramos. Además de los dos vehículos lunares, los científicos del proyecto podrán incluir equipos de investigación de otros socios, entre los que se destacan la Agencia Espacial Estadounidense (NASA), la Agencia Espacial Europea (ESA) y Wikipedia, que fueron incorporados al proyecto debido a su considerable interés científico en la misión.

A fin de aumentar la estabilidad y la superficie de contacto del vehículo, se ampliaron tanto el tamaño como sus ruedas. También redujeron el peso de 38 a 30 kilos, empleando una combinación óptima de materiales y la impresión 3D en aluminio. Además, fue sometido a complejos test, como el realizado en la cámara climática de Audi, en la que se simularon las condiciones extremas de la Luna, para poner a prueba todos los componentes y examinar su idoneidad.

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *