Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

16/01/2017

Luego del “dieselgate”, VW apuesta a los eléctricos

Con su nueva plataforma modular MEB, la nueva gama comenzará a desarrollarse en 2020. En el Salón de Detroit presentó la nueva combi a batería.
El prototipo I.D Buzz adelanta la tecnología y el diseño que VW comenzará a usar a partir de 2020.

Luego del escándalo mundial por el falseo de la información sobre emisiones de sus modelos diesel, Volkswagen anunció, hace algunos meses, hacia dónde apuntarán sus nuevas unidades: la propulsión eléctrica es la meta.

Así, ya en 2016 presentó su nueva plataforma modular, bautizada MEB, con la cual comenzará a fabricarse la nueva gama de autos a partir de 2020.

Si bien se supo que la producción eléctrica comenzará con un compacto mediano, del tamaño del Golf, la automotriz presentó en NAIAS 2017 el que cree será uno de los modelos sustentables más exitoso: la nueva Kombi a baterías de litio, que adelanta parte importante del diseño y la tecnología que utilizarán sus nuevas unidades.

El prototipo del famoso modelo fue exhibido bajo el nombre de I.D. Buzz. Según comunicaron desde la automotriz, se fabricará con dos sistemas de propulsión, ambos eléctricos. Uno de ellos está constituido por un motor de 272 CV, que se abastece de un paquete de baterías de iones de litio con una capacidad de 83 kWh. El segundo consta de dos motores, uno para cada eje, que le dan una potencia de 374 CV y la posibilidad de tracción en las cuatro ruedas. Esta configuración lleva una paquete de baterías de 111 kWh.

Mientras que la versión menos potente tiene una autonomía de 450 kilómetros con una carga completa, la de tracción integral puede recorrer hasta 600 kilómetros sin recarga.

En cuanto a las opciones de carga, podrá optarse por dos alternativas: una tradicional por cable y otra por inducción, con la que sólo hay que ubicarse encima de una pequeña plataforma para acumular electricidad en las baterías.

En relación a la performance, desde VW informaron únicamente las cifras de la versión más potente: ésta puede acelerar de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 160 km/h.

A interior, el I.D. Buzz tiene capacidad para ocho pasajeros, con múltiples configuraciones de butacas. Para acceder a las plazas traseras cuenta con dos puertas corredizas, que se accionan eléctricamente. Con un diseño interno limpio y minimalista, en el tablero carece de comandos, ya que casi todas las acciones se realizan desde una tablet que actúa como consola central.

En tanto, otras funciones pueden activarse con el volante, el que se retrae cuando está activado el sistema de conducción autónoma. El I.D. Buzz detecta también la presencia de otros vehículos y de peatones gracias a sensores, cámaras y radares.

Asimismo, la combi del futuro puede proyectar información sobre el parabrisas con realidad aumentada, con el objetivo de mejora la percepción de las indicaciones. En ese sentido, VW informó que se mostrarán tres niveles de datos: la navegación, la velocidad y la carga de la batería; un segundo nivel que añade lo relativo a llamadas y contactos telefónicos, y avisos de ofertas, pero sólo si se está circulando con el modo autónomo; y el tercero que suma los mensajes de textos.

En cuanto a los sectores de carga, se ubican detrás de los asientos traseros (el tradicional) y en la trompa, en donde normalmente iría el motor de combustión (el que funciona por inducción)

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *