Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Salones

09/02/2017

Renault muestra sus joyas históricas en el Salón Rétromobile

En esta reconocida muestra de autos clásicos, que se realiza del 8 al 12 de febrero en París, la marca del rombo exhibe 11 modelos de su colección.
Renault Type CH - 1911.

Renault dice presente en el Salón Rétromobile 2017, con vehículos de distintas épocas, símbolos de la elegancia francesa. En esta exposición, la marca exhibe 11 autos de su colección, desde un Tipo CH de 1911 hasta el Trezor, un concept car estrenado en el Salón Mundial del Automóvil de París 2016.

Tipo CH – 1911. Vehículo de la Belle Époque, está dotado de un estilo deportivo gracias a un chasis corto y estrecho. Su elegancia y su refinamiento hacen de este vehículo un modelo de alta gama.

40CV – 1922. Modelo emblemático de la marca, símbolo del lujo y del savoir-faire Renault de los años 20, marca un giro en la historia de la compañía. Con un diseño que evoca la potencia y la solidez, presenta elementos técnicos inéditos tales como servo frenos en las cuatro ruedas. Este vehículo, entre prestigio y desempeño, supo seducir tanto a la realeza como a los deportistas, para convertirse en el objeto de deseo de los “años locos”.

Reinastella – 1932. Es uno de los autos más emblemáticos de antes de la guerra. Llamado a suceder al 40CV , cuenta con el primer motor de ocho cilindros, desarrollado en Billancourt, así como muchas otras ventajas técnicas. Por estos motivos, es el favorito de los más grandes carroceros. Primero en ostentar la única estrella fugaz de Renault y ya no el rombo, es el punto de partida de la firma Stella que identifica de esta manera el alto de gama de la marca. Precisamente es esta estrella que se encuentra en el Trezor, automóvil heredero de este alto de gama de Renault.

Viva Grand Sport Cabriolet – 1935. Encarna el equilibrio entre una berlina Vivastella y el deportivo Vivasport. Equipado con asientos de lujo, paragolpes cromados y un diseño más dinámico, este cabriolet rápido y elegante es la síntesis de las tendencias de la época.

Viva Grand Sport Coupé – 1939. Este lujoso modelo, con líneas dinámicas y una potente motorización, es un auténtico hallazgo. Completamente original, con sólo 22.000 kilómetros y nunca objeto de una restauración, se encuentra en perfecto estado de marcha después de haber estado sin andar durante casi 50 años. Última versión del Viva Grand Sport, este ejemplar excepcional, con un valor de 58.000 francos en 1939, hoy tendría un valor equivalente a 2,9 millones de euros.

Juvaquatre – 1950. Este vehículo utilitario adoptan un diseño elaborado. El modelo presente en la muestra es un ejemplo de esto, que adopta el estilo de la casa de alta costura Nina Ricci, que figura en los folletos publicitarios de la época.

Floride – 1961. En los años sesenta, una colaboración entre los carroceros Ghia y Frua da nacimiento a este modelo. Elegante y respetuoso de los códigos de la época, seduce rápidamente a las estrellas del momento y principalmente a Brigitte Bardot que se convierte en la madrina. Diseñado especialmente para gustar al público femenino, luce colores alegres, interiores en composé y un refinamiento que hacen de éste un auto especial.

Renault 5 Turbo – 1982. Además de destacarse por su desempeño, este pequeño bólido de los años ochenta se hizo célebre en su tiempo gracias a un diseño distinguido, tallado para el automovilismo, pero destinado al público en general. El diseño interior se muestra en sintonía con un tablero y un volante con un diseño muy personal y unos asientos con atrevidas combinaciones de colores.

Concept car Laguna – 1990. Dedicado al placer al volante, a las sensaciones y emociones, este recordado prototipo de diseño deportivo fue distinguido con el Car design Award en 1991. La ausencia de parabrisas nos retrotrae fácilmente a los vehículos del pasado.

Concept car Initiale – 1995. Marca el retorno de la marca del rombo a un estilo estructurado en torno a superficies controladas, pero igualmente elegante y de alta gama. Su forma audaz, inspirada en los códigos de los vehículos de antes de la guerra, es un homenaje al pasado y al oficio de carrocero.

Concept car Trezor 2016. Develado en el Salón Mundial del Automóvil de París 2016, representa lo más destacado del espíritu francés, enfocado en el placer al volante y el bienestar a bordo gracias a la utilización de materiales nobles como la madera y el cuero.

“Volver a darle vida con Trezor es un homenaje a los fanáticos que, por su savoir-faire, su amor por el progreso y por el vehículo bello, crearon en su momento vehículos como el 40CV o el Reinastella”, sostuvo Stéphane Janin, director de Diseño de los Concept Cars de la marca.

 

Archivado en: , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *