Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Noticias

10/03/2017

Ford prueba impresoras 3D de gran escala

Es para crear autopartes y accesorios especiales de manera más eficiente. Además podría fabricar herramientas y componentes personalizados.
El nuevo sistema de impresión tridimensional se encuentra en el Centro de Investigación e Innovación de la empresa en Dearborn, Michigan, EE.UU.

Ford Motor Company está probando una nueva tecnología de impresión 3D para crear autopartes y accesorios especiales, a fin de implementarla en el proceso de producción de sus vehículos. El nuevo sistema de impresión de Stratasys, Infinite Build, podría traer grandes beneficios para la producción de automóviles, incluyendo la capacidad de fabricar piezas más livianas que podrían incidir en una mayor eficiencia de combustible. Un spoiler impreso, por ejemplo, puede pesar menos de la mitad que uno similar de metal fundido.

Esta tecnología es más rentable para la producción de piezas en bajo volumen, para prototipos y componentes especiales de autos de carrera. Además, la automotriz podría emplear la impresión 3D para crear herramientas, accesorios y componentes personalizados para sus vehículos.

“Con la tecnología de Stratasys, Infinite Build, podemos imprimir grandes herramientas, accesorios y componentes, haciendo que los procesos de producción sean más ágiles”, sostuvo Ellen Lee, líder Técnica de Ford en Investigación de Fabricación de Aditivos. “Estamos muy contentos de tener acceso a la nueva tecnología de Stratasys para ayudar a conducir el desarrollo de la impresión a gran escala en el sector automotor”, agregó.

Con la impresión en 3D, las especificaciones de una pieza se transfieren desde el programa de diseño asistido a la computadora, desde donde se analiza el diseño. A continuación, el dispositivo funciona, imprimiendo una capa de material a la vez y luego, apilando gradualmente capas, hasta llegar al objeto final.

Este tipo de impresoras hacen que en pocos días puedan realizarse prototipos que antes podrían tardar meses en armarse, con una reducción de costos significativa. La impresión 3D todavía no es lo suficientemente rápida para la fabricación en gran escala, pero es más rentable para la producción de bajo volumen.

Archivado en: , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *