Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Salones

13/03/2017

Audi Q8 sport concept: potencia, dinamismo y eficiencia

Este prototipo develado en Ginebra anticipa la visión que los ingenieros y los diseñadores de la marca alemana tienen para el SUV del futuro.
Audi Q8 sport concept en el Salón del Automóvil de Ginebra 2017.

El Audi Q8 sport concept, que tuvo su debut en el Salón del Automóvil de Ginebra, es una evolución aún más deportiva que la del Q8 concept presentado en el Salón de Detroit 2017, y también una alternativa elegante al clásico SUV.

Los rasgos aerodinámicos en el frontal y la parte trasera forman parte del diseño del flamante prototipo, que incorpora un sistema de propulsión de alta eficiencia innovador. El motor V6 3.0 TFSI de 450 CV incluye un sistema mild hybrid y un compresor eléctrico como primicia mundial.

Gracias a su motor eléctrico adicional de 20 kW, este vehículo establece nuevos puntos de referencia en términos de consumo de combustible. Comparado con un modelo equipado con un motor TFSI de seis cilindros sin el sistema mild hybrid mHEV, el Q8 sport concept consume alrededor de un litro menos de combustible por cada 100 kilómetros, lo que supone una reducción de emisiones de CO2 de 25 g/km. Además, su autonomía total, con un depósito de combustible de 85 litros, es de más de 1.200 km.

Con una potencia combinada de 350 kW (476 CV) y un par máximo de 700 Nm, el Q8 concept sport es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,7 segundos, y de alcanzar una velocidad máxima de 275 km/h. En cuanto al sistema de tracción integral permanente quattro, transmite la potencia al asfalto con un gran control.

Durante la conducción, el sistema de gestión híbrido controla el estado de funcionamiento del vehículo de forma inteligente y flexible. El SUV puede acelerar con fuerza, circular en modo de marcha por inercia o recuperar velocidad de la manera que sea más adecuada para cada situación específica. A su vez, el asistente predictivo de eficiencia ayuda al conductor proporcionando a la unidad de control información detallada sobre la ruta. También se tienen en cuenta los datos del recorrido que aporta el sistema de navegación y los servicios Car-to-X que provienen de Audi connect.

Con sus 5,02 metros de longitud, que impone una imagen propia de los vehículos de la clase superior, y con una distancia entre ejes de 3 metros, este prototipo ofrece un amplio espacio para los pasajeros y para el equipaje. Pese a su línea de techo inclinada, que recuerda a la de un cupé, los pasajeros de los asientos traseros disfrutan de una generosa cota de altura, así como de mucho lugar a lo ancho. El control de las diferentes funciones del vehículo se realiza a través de grandes pantallas táctiles y se completa con una versión ampliada del Audi virtual cockpit y un head-up display de aspecto analógico que utiliza tecnología inteligente de realidad aumentada, fusionando los mundos real y virtual.

La suspensión Audi adaptive air suspension sport, un sistema neumático adaptativo con amortiguación controlada electrónicamente, ofrece una amplia variedad de reglajes para obtener siempre un comportamiento preciso. Asimismo, permite ajustar la altura al suelo de la carrocería en cinco niveles con 99 milímetros de diferencia de altura entre ellos. Los ejes delantero y trasero cuentan con un diseño de cinco brazos en aleación ligera.

Archivado en: ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *