Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Test

13/04/2017

Fiat Mobi Way vs Volkswagen Cross Up!

Por René Villegas - Para estos citadinos con motor de baja cilindrada fueron suficientes mínimos aditamentos estéticos para ganarse fama aventurera. Desarrollados para la ciudad, donde son agradables de conducir, cuentan con equipamiento razonable y consumos reducidos por alrededor de $ 250.000. Frente a frente,
Fiat Mobi Way vs VW Cross Up! // PH: Alejandro Cortina Ricci

El primer resultado que aparece al buscar la palabra “moda” en la Real Academia Española sentencia: “Uso, modo o costumbre que está en boga durante algún tiempo, o en determinado país”. Eso sucede en nuestra región, desde hace algún tiempo, con la adopción de detalles y aditamentos aventureros en automóviles de diferentes segmentos.
Esta moda nos hizo subir por primera vez a un Volkswagen Cross Up!, que llegó para rivalizar con el Fiat Mobi Way (probado en la edición 454 de Agosto de 2016). Dos propuestas que arriban al país compartiendo concepto, y poco más…
Lanzado originalmente a mediados de 2014, Up! emplea un diseño global de la marca, que en Brasil fue acertadamente ampliado para disponer mayor espacio. Así, las plazas traseras y el baúl ganaron valiosos centímetros. Por su parte el portón trasero, íntegramente de vidrio en el viejo continente, fue reemplazado por uno convencional, con estructura de chapa, modificaciones realizadas en pos de complacer al usuario sudamericano. La variante Cross, que también existe en Europa, agrega fenders laterales, barras de techo, llantas exclusivas y detalles en color plateado. No hay variaciones mecánicas.
Mobi se presentó a mediados del año pasado, y mes a mes crece en ventas. Estéticamente la opción Way agrega con respecto al Easy aditamentos estéticos en los pasarruedas, barras de techo y paragolpes decorados en plástico negro. Conserva portón trasero completamente de vidrio, pieza que le quita solidez desde lo visual. Sin embargo su figura luce simpática, con personalidad propia.

Compiten con mayores
Sabido es que los autos del segmento A no son la mejor herramienta para nuestras necesidades. Las ventas así lo corroboran. Durante 2016, el Volkswagen Gol, un auto del segmento superior y levemente más caro, duplicó las ventas de Up! mientras que en Fiat sucedió algo similar en el primer mes de 2017: Palio (en dos generaciones diferentes) duplicó las ventas de Mobi. Esto determina que no solo el precio es factor de ventas en un mercado como el nuestro.
Si bien externamente tienen medidas similares (alrededor de 3,6 metros de largo), los 146 milímetros extra de distancia entre ejes que ofrece el Cross Up! permiten mejor espacio en las plazas traseras, con un plus que se hace notar en el espacio para piernas. Capó diminuto, motor retrasado y voladizos más cortos fue la receta utilizada. Eso también repercute en el baúl: 285 litros frente a los limitados 235 del Fiat.

Monoambientes
Teniendo en cuenta el segmento que ocupan, la calidad de sendos habitáculos es adecuada, ya que no encontramos detalles visibles de factura dudosa, algo común en autos económicos de generaciones pasadas. Sí denotan sus condiciones con algunas ideas de diseño, por ejemplo en el Volkswagen hay chapa a la vista alrededor de los paneles de puertas, lo que da un entorno más elemental.

Si bien al tacto hay mejor textura en este último, el Fiat responde con una presentación algo más esmerada, por ejemplo en el interior del baúl. Ambos poseen tapizados de tela, en el Up combinados con cuerina.
Con butaca y volante regulable en altura, el Volkswagen permite viajar más bajo si el conductor así lo prefiere. Un plus. Los instrumentales cuentan con buena información, sin embargo ocupan espacios reducidos y son algo difíciles de comprender.
Estas variantes full equipo incorporan cierre centralizado, levantacristales eléctricos delanteros, sensores de estacionamiento trasero, llantas de aleación y pocos extras más. En el Cross Up! llama la atención la ausencia de Bluetooth y entrada USB en el sistema de audio, algo que se ha vuelto prácticamente una necesidad hoy en día. Este detalle posiblemente sea subsanado pronto, tras una sutil actualización prevista para este mismo año. Tampoco ofrece comando satelital de radio, mientras que la rueda de auxilio es de diferente medida. Sin embargo, de manera opcional, puede equipar el sistema de navegación Maps & More, que mediante un soporte puede colocarse en la parte superior de la plancha de a bordo.

Mejor en la city
Pensados como autos citadinos, tanto el Fiat Mobi como el Volkswagen Up! incorporan motores de un litro con diferencias sustanciales. Mucho más convencional, el de marca italiana monta un tetracilíndrico monoárbol (con dos válvulas por cilindro), capaz de producir 70 CV a 6.000 vueltas. Más moderno y tecnológico, el del Up! tiene tres cilindros, doble árbol y tapa de doce válvulas, obteniendo 75 caballos a 6.200 rpm. Este se advierte algo vibrador en ralentí y rumoroso al elevar las rpm, con un sonido particular que evoca al de un impulsor bóxer: raro, pero ameno y correctamente aislado del habitáculo, cosa que no ocurre con el más silencioso del Fiat, que ingresa con facilidad al interior.
Esa escasa diferencia de caballos de fuerza se hace notar. Up! es más ágil y vivaz, situación que mantiene también al elevar la velocidad. Las prestaciones son elocuentes: en todas las mediciones Mobi resultó más lento. Los esquemas de suspensiones no fueron pensados para cometer grandes proezas dinámicas, pero es lógico que este tipo de vehículos estén limitados a la hora de salir a la ruta. Consumos con promedios cercanos a los 15 kilómetros por litro de nafta son de las cartas más fuertes que proponen.
Con suspensiones mullidas, Mobi saca a relucir un confort de marcha elogiable, bien de ciudad. No ocurre lo mismo con el Cross Up!, firme y con un tren delantero quejoso, principalmente al atravesar cortes abruptos de pavimento. Comparten direcciones eficientes (eléctrica para el Up!) y un nivel de seguridad relativamente completo, la única diferencia pasa por la ausencia de rompeniebla trasero y quinto apoyacabezas en el Mobi, que también resultó menos eficiente a la hora de detenerse con discos delanteros sólidos.

Precios relativos
Actualmente Fiat Mobi Way cuesta $ 225.700, valor más racional que el del Volkswagen Cross Up! que lo hace por $ 250.000. Con idéntica garantía de tres años o cien mil kilómetros, son ideales para aquellos que quieran entrometerse en la ciudad con vehículos a la moda y accesibles. De todas formas compiten con variantes de entrada, o intermedias, de modelos de un segmento superior, como el Chevrolet Onix, Fiat Palio, Ford Ka, Renault Sandero, Toyota Etios o Volkswagen Gol, con motores más potentes y mayor amplitud interior.

FICHA TÉCNICA FIAT MOBI WAY VS VW CROSS UP!

Archivado en: , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *