Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Test

11/08/2017

Jeep Renegade 1.8 AT Sport Plus

Por Christian Hein - Con esta variante automática, el SUV compacto de la joven alianza FCA completa un espacio muy demandado dentro del segmento. Al mismo tiempo, las versiones manuales del modelo bajaron sus precios en dólares, aunque siguen siendo elevados.
Jeep Renegade Sport AT - Fotos: Alejandro Cortina Ricci

La demanda de la transmisión automática, cualquiera sea su tipo, ha ido incrementándose en la mayoría de los segmentos. Tal es el caso del que ocupa el Renegade, que a su fecha de presentación contaba con caja automática, pero sólo con la motorización naftera 2.4 y tracción 4×4 en la versión tope de gama, Longitude. Eso hacía que su su precio fuera muy elevado (hoy cuesta 42.900 dólares).

Hoy, existe una nueva alternativa, con motor más chico, tracción simple y seis marchas (en lugar de nueve como en aquel, que cuesta poco más de diez mil dólares menos.

Nueva dupla

Del modelo ya resaltamos la buena calidad percibida, del confort de marcha y el andar en ruta, de la lograda insonorización y de la apropiada respuesta de la dirección. Además criticamos el tamaño del baúl y la poca comodidad de las plazas traseras. Y en el caso de la prueba específica de la variante 1.8 con caja manual de cinco marchas, tampoco nos habían convencido el nivel de las prestaciones.

Es el turno de evaluar la respuesta del mismo impulsor 1.8 Etorq EVO de 128 CV, esta vez con la caja automática de seis velocidades con levas tras el volante. Las primeras sensaciones hablan de un conjunto motor/caja que si se conduce con la moderación para la cual este tipo de vehículos está destinado, responde sin sobresaltos.

Cuando se busca mayor agilidad o una exigencia más “deportiva”, se advierten ciertos vicios que provienen de una potencia justa para su porte y de una caja desarrollada especialmente para el Renegade que, a pesar de que se lleva bien con el 1.8, la reacción no es de lo más destacado.

Los números de las pruebas confirman de alguna manera nuestras sensaciones, ya que para llegar de 0 a 100 km/h demora unos largos 12 segundos y algo parecido sucede con la elasticidad, porque para ir de los 80 km/h hasta los 120 km/h se emplean 8,9 segundos. De todos modos, ambas cifras son mejores a las obtenidas con la anterior caja manual.

Por su parte, la velocidad máxima de 178,8 km/h es una cifra muy razonable. En términos de rendimiento, la caja automática lo afecta negativamente en ciudad y la prueba está que el manual arrojaba un valor de 9,2 km/l y el automático rinde apenas 7,5 km/l. Seguramente por la mayor cantidad de marchas, la ecuación se invierte en ruta, favoreciendo al automático a 90 km/h (15,9 contra 15,5 km/l), lo mismo que a 120 km/h (10,9 km/l contra 10,4 km/l).

Protegido

Más allá de la nueva caja y de las características ya mencionadas, vale la pena destacar los frenos a disco en las cuatro ruedas, los siete airbags y otros sistemas de seguridad, como el ESP o los faros para la niebla delanteros y traseros, elementos que, sumado a otros equipamientos no menos importantes, le valieron la máxima calificación por parte del Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe, Latin Ncap.

El equipamiento de confort también es bastante completo, anotándose puntos con el volante multifunción que se regula en altura y profundidad, la computadora de abordo en el centro del tablero de instrumentos y el completo sistema de audio, pese a que la pantalla digital es algo chica. La rueda de auxilio, por su parte, es de igual medida que el resto, aunque la llanta es de chapa.

Muchas opciones

La gama Renegade 1.8 con tracción simple arranca con el Sport MT5, a 25.190 dólares (antes costaba 28.100 dólares); le sigue el Sport Plus MT5, a 27.790 dólares (antes, 30.200 dólares), hasta llegar a este reciente Sport Plus AT6, que cuesta 30.290 dólares (unos 500.000 pesos).

En la lista de rivales, entre los más directos aparecen el Ford EcoSport Titanium 2.0 Duratec AT de 143 CV, a 460.100 pesos; el Honda HR-V 1.8 LX CVT, de 140 CV a 464.000 pesos, el Peugeot 2008 1.6 Allure Tiptronic de 115 CV, a 409.300 pesos y el Hyundai Creta 1.6 GL AT de 123 CV, a 31.000 dólares. Quedan fuera de la lista, aunque vale la pena tenerlo en cuenta, porque también es automático, pero tiene tracción integral, los Chevrolet Tracker 1.8 LTZ y LTZ+ de 140 CV, a 435.800 y 486.600 pesos, respectivamente.

Archivado en: , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *