Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Test

23/09/2017

Nissan Kicks Exclusive 1.6 CVT

Por Christian Hein El peleado segmento de los SUV compactos cuenta ahora con esta alternativa de la creciente marca japonesa, que llega de México y que propone buena calidad, comodidad y versatilidad.
Nissan Kicks Exclusive 1.6 CVT / Fotos: Alejandro Cortina Ricci

La presencia de Nissan en nuestro país se está haciendo notar cada vez más con nuevos modelos y la futura producción de la pick-up NP300 Frontier en la planta cordobesa de Santa Isabel.

Con el Kicks, ya son siete los productos que comercializa aquí la marca y a los que se le agregará, en un futuro no muy lejano (fin de año), el nuevo X-Trail, modelo que ya se comercializó en la Argentina.

Muy latino

El Kicks es fruto del diseño entre Nissan Design America, en los EE.UU. y el recién creado Nissan Design America, situado en Río de Janeiro. Además de tener un aspecto muy atractivo, este vehículo genera una buena calidad percibida, proponiendo un interior muy cómodo para el segmento que ocupa, en el que el Honda HR-V es su principal oponente.

Con un fácil acceso al respetable baúl de 432 litros, el Kicks ofrece un interior confortable, tanto para los pasajeros de atrás, como para los de adelante. En este último caso, la postura tenderá a ser alta, incluso la del conductor, a pesar de que se cuenta con regulación (manual) de altura de la butaca.

De todos modos ofrece unas butacas delanteras muy cómodas, fruto del desarrollo que la marca japonesa realizó junto a la NASA y que denomina Zero Gravity (gravedad cero), que se combinan con un volante bien anatómico, cuya columna se regula en altura y profundidad. Dicho sea de paso, la dirección tiene asistencia eléctrica y es muy blanda, ideal para maniobrar en ciudad.

Vistoso

Con un largo de 4.295 mm; un ancho de 1.760 mm, una altura de 1.590 mm y una distancia entre ejes de 2.620 mm, el Kicks posee un bajo coeficiente aerodinámico para su segmento (Cx 0,34). Tal performance está anunciada por el lanzado perfil que le proporcionan la agudeza de la trompa y la inclinación del parabrisas. De todos modos, a altas velocidades se filtran algunos ruidos de viento.

Además de su aspecto moderno y juvenil, destacamos los 20 generosos centímetros de despeje del suelo, que nos permitió animarnos a adentrarnos en caminos fuera de ruta, a pesar de su tracción simple y que no ofrece chapón protector de cárter de serie.

Con suspensiones tipo Mac Pherson, adelante, y barra de torsión, atrás, en ciudad el andar es confortable; lo mismo pasa en suelos desparejos, donde la absorción de las imperfecciones es buena. A pesar de ello y su elevado centro de gravedad, dinámicamente muestra mucha firmeza, transmitiendo, aun en curvas veloces, una tranquilizante sensación de seguridad.

Eficiencia

Este multipremiado SUV compacto, o “light”, cuenta con un único motor naftero 1.6 de 16 válvulas y 120 CV. Dicho impulsor está acompañado por una caja de transmisión variable continua de seis marchas virtuales, aunque no cuenta con mando secuencial, aunque sí tiene un modo sport (está muy disimulado en la selectora).

Esta caja CVT muestra un comportamiento eficiente, aunque en ocasiones hay que exigir un poco de más el motor para lograr la agilidad o la elasticidad deseada.

En las pruebas obtuvimos una velocidad máxima de 174,6 km/h y aceleramos de 0 a 100 km/h en 11,2 segundos. En tanto, la elasticidad, por ejemplo de 80 a 120 km/h fue de 9,2 segundos. Todas cifras correctas para un vehículo de su tipo.

En cuanto al rendimiento, la performance a 90 km/h fue de 15,2 km/l; mientras que a 120 km/h estableció 11,8 km/l. En ciudad, por su parte, la cifra fue de 10,1 km/l, promediando así los 12,4 km/l. Todos valores adecuados, aunque su autonomía no es de lo mejor, ya que el tanque de combustible cuenta con apenas 41 litros.

Entorno agradable

El interior se caracteriza por ofrecer un diseño armónico, en el que se destaca el tablero, cuyo único instrumento analógico es el velocímetro.

El resto (poco más de la mitad del tablero), es un display digital donde se pueden alternar distintos indicadores o instrumentos, como tacómetro, brújula, computadora de a bordo, indicador de temperatura del refrigerante, historial de economía de combustible, etc. El display de la consola central también es muy completo y su comando es bastante intuitivo.

Entre lo destacado en el rubro equipamiento de confort figuran: climatizador automático (una zona), volante multifunción, Mirror screen y Apple Car Play, cámara de marcha atrás con vista lateral o cenital, acceso y arranque “sin llave” y sensores de estacionamiento traseros.

También cuenta con rueda de auxilio de igual medida y material que el resto. Por por tratarse de la versión tope de gama llama la atención que no tenga control de velocidad crucero y cierre de puertas en velocidad.

En cuanto a seguridad, ofrece seis airbags, control dinámico de estabilidad, rompenieblas delanteros y ABS con repartidor de frenado y asistente al frenado de urgencia. Acerca de esto último, cabe aclarar que atrás cuenta con frenos a tambor. Así y todo, las distancias de frenado fueron correctas (por ejemplo, de 100 a 0 km/h: 41,9 metros) y siempre manteniendo la trayectoria.

En la línea del medio

El Kicks se suma a la gran oferta del segmento de los SUV compactos con tres versiones que arranca en los 448.600 pesos (Advance M/T), pasa por los  459.600 pesos (Advance CVT) y llega a los 490.600 pesos para la variante que probamos en esta oportunidad. Por origen de marca y concepto, el rival más directo es el Honda HR-V de 140 CV, el cual cuenta con dos alternativas CVT, ambas más caras que el Kicks (524.100 pesos la EX y 587.000 la EX L).

También rivaliza con Ford EcoSport 2.0 Titanium AT (464.700 pesos); Jeep Renegade Sport Plus 1.8 AT de 128 CV (30.290 dólares, unos 540.000 pesos); Peugeot 2008 Allure 1.6 Tiptronic Nav de 115 CV (411.300 pesos); Hyundai Creta  1.6 AT de 126 CV (31.000 dólares, unos 553.000 pesos) y Chevrolet Tracker 1.8 LTZ+ de 140 CV y únicamente tracción integral (486.000 pesos).

Dentro de este gran abanico de precios, el Kicks se encuentra en una posición intermedia. Por eso su diferenciador a la hora de conquistar al comprador es el diseño, acompañado por una buena percepción de calidad y terminación, al tiempo que está bien equipado en seguridad y, a pesar de algunos faltantes, la dotación de confort es bastante completa.

FICHA TÉCNICA NISSAN KICKS

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *