Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Test

24/09/2017

Lifan X60 vs Chery Tiggo3

Por Alejandro Cortina Ricci Representantes de una industria en constante expansión, ambos pretenden ganarse un lugar entre los SUV compactos. Procedentes de China, cada uno tiene puntos a favor y en contra. ¿Cuál gana?
Lifan X60 vs Chery Tiggo3 / Fotos: Alejandro Cortina Ricci

Todos los caminos conducen a …China. Y no es para menos. Es que la pujante industria del gigante asiático hace que sus productos, de distintas calidades, sean casi imbatibles al momento de hablar del precio. Pasa con los juguetes, electrodomésticos, textiles y, en menor medida, también con los autos.

En un segmento donde la oferta crece constantemente, estos dos SUV chinos tienen algunos argumentos para captar la atención de un público que está dispuesto a escuchar todas las propuestas.

Frente a frente, Chery Tiggo3 y Lifan X60. El primero, un conocido por los argentinos que desde su lanzamiento en 2008 ha ido actualizando aspecto y tecnología. El segundo, debutó en nuestro mercado el año pasado y acaba de recibir un restyling.

espaciosos

Cada vez que tomamos contacto con un vehículo de una marca china, inconscientemente enseguida comenzamos a buscarle algún parentesco con otro modelo -generalmente más antiguo- de una marca ya conocida.

Sucedió cuando llegó el “primer Tiggo”, cuya arquitectura remitía a la de la Toyota Rav4 de la década de 1990, y de alguna manera también sucede con el X60, que también muestra algunos rasgos de la vieja Chevrolet Captiva. Pero del mismo modo hay que decir que durante el último tiempo, las terminales del coloso asiático han ido invirtiendo en diseño, en pos de lograr un ADN propio.

Ahora bien, ocupándonos de los modelos en cuestión, hay que decir que ambos se ven modernos. Parrillas cromadas y grandes grupos ópticos con led, son un punto en común.

A simple vista, el X60 se advierte un tanto más robusto, dada la nervadura de su líneas de cintura y pasarruedas, que le imprimen más presencia. Tiggo (con rueda de auxilio en el portón trasero) es nueve centímetros más largo, pero X60 tiene mayor distancia entre ejes (9 centímetros).

Eso se advierte claramente en el aprovechamiento del habitáculo, donde el espacio de las plazas traseras del Lifan es más amplio y además los pasaje- ros pueden reclinar los respaldos, característica que le suma confort. Sin embargo, los cojines son muy bajos y su anclaje a la carrocería no es de las mejores.

En ambos casos, tanto la columna de dirección como la butaca del conductor se regulan en altura, ofreciendo una buena posición de manejo. El procedimiento para lograr la mejor posición del cojín en el Chery es a través de una “ruedita” (poco práctica), pero cabe destacar que sus butacas son un tanto más ergonómicas.

Si hablamos de calidades, la percepción en el Tiggo es mejor. Hay más esmero, tanto en las terminaciones, como en la textura de los plásticos de la plancha de a bordo, paneles de puertas, teclas de los levantavidrios e, inclusive, cuenta con algunos apliques símil aluminio (de color rojo) que dan más jovialidad al ambiente.

El volante de Tiggo está revestido con cuero y ofrece mejor grip, mientras que el del Lifan es más “rústico”. Los dos recurren a un tablero de instrumentos que combina un display digital con otros analógicos (cuyas computadoras de a bordo son básicas y los medidores de combustible, a través de segmentos luminosos poco precisos), mientras que ambos ofrecen una enorme y moderna pantalla táctil con múltiples funciones, información y buena resolución.

Por último, cabe destacar que el Chery tiene mayor capacidad de baúl (520 vs 485 dm3). Esa ven- taja la obtiene en gran parte por la ya nombrada rueda de auxilio, cuya ubicación no nos termina de agradar, además de que dicho neumático es de uso temporal; en el Lifan es homogéneo y con llanta de aleación.

Uno seis, otro ocho

Bajo el capó, cada uno propone las mismas mecánicas nafteras (ambas comandadas por cadena) que venían ofreciendo antes del resltyling. El X60 se sirve de un impulsor 1.8 con tapa de 16 válvulas y 132 CV de potencia, mientras que el Tiggo dispone de uno un tanto más pequeño: nos referimos al conocido Acteco 1.6 con distribución variable de apertura de las 16 válvulas, que eroga 125 caballos.

En materia de prestaciones, las diferencias en cada ítem son mínimas a favor del Lifan, que se muestra un poco más enérgico. Por consignar algunos, el X60 acelera de “cero a cien” en 12,1 segundos (13,7 segundos su ri- val), del mismo modo que es el más veloz: 175,8 km/h, frente a los 174,3 km/h del Chery. En las recuperaciones se advierte lo mismo. Para pasar de 80 a 120 km/h, el X60 precisa de 12,7 segundos, frente a los 15 del Tiggo. Sin embargo, en materia de consumo es Chery resulta más rendidor: medimos un promedio de 12,2 km/l contra los 11,3 km/l del Lifan.

El andar de ambos, en líneas generales es confortable y es evidente que el ámbito urbano les sienta mejor. Allí, los mullidos esquemas de suspensiones responden con solvencia, pese a que por momentos se perciban algunos rebotes del tren trasero (más marcados en el Li- fan). Dinámicamente, en ruta ambas carrocerías comienzan a evidenciar resistencia a los vientos a partir de los 120 km/h (inclusive se filtra el ruido dentro del habitáculo), mientras que, al tomar curvas a altas velocidades, el rolido del modelo de Chery es más marcado: aquí el Lifan saca ventaja por contar con un control de estabilidad que se ocupa de corregir la trayectoria.

Los dos disponen de caja manual de cinco velocidades, cuyas selectoras tienen un recorrido corto. El accionamiento es más agradable en el Tiggo, ya que la del Lifan es un tanto indócil.

En las pruebas de frenado no se sacaron ventajas, pese a que el Lifan cuenta con discos en las cuatro ruedas: ambos logran detenerse por completo desde los 100 km/h en torno a los 45 metros. El dato negativo es que el pedal de freno del X60 casi no tiene recorrido y manifiesta mucha dureza.

Guerra de precios

Decíamos anteriormente que una de las características de los autos chinos es su relación precio- producto. Sin embargo, al analizar los valores que se manejan en este segmento, el de los SUV compactos, los dos asiáticos no resultan necesariamente los más económicos de su clase: claro está que compiten con modelos producidos en el Mercosur y México, los cuales no tributan el 35 por ciento de impuestos de extrazona.

Centrándonos en la comparación entre ambos productos, el Chery Tiggo3 Luxury es el más barato; cuesta 369.565 pesos, mientras que el X60 se ofrece por 379.000 pesos.

Cabe destacar que, en materia de equipamiento, los dos disponen prácticamente de la misma dotación. La diferencia más notoria es que el Tiggo cuenta con control de velocidad crucero, pero no dispone del ESP que sí ofrece su contrincante (ver recuadro “equipamiento destacado”). Más allá de eso, no hay que dejar de lado que por valores similares se puede acceder a productos con características mecánicas afines, de marcas con mucha trayectoria en nuestro país.

Solo por mencionar algunos casos, la versión más económica del Ford EcoSport (S), el modelo más vendido del segmento, cuesta 355.900 pesos, el Peugeot 2008 1.6 Active vale 363.500 pesos, mientras que el Renualt Duster (con motor 1.6 y tracción 4×2), ofrece tres niveles de equipamiento que van desde los 329.800 hasta los 369.900 pesos.

Quien ya esté decidido por alguno de los modelos que aquí comparamos y pondere la seguridad y las prestaciones, tiene en el Lifan el candidato más firme, mientras que si la opción deseada prioriza la calidad, el rendimiento y el precio, tendrá que apuntar hacia el lado del Tiggo.

FICHA TÉCNICA Y PRESTACIONES

Archivado en: , , ,

 

 

10 pensamientos en “Lifan X60 vs Chery Tiggo3”

  1. Lindos autos, las que estan muy buenas son la Geely Emgrand X7 y la Tiggo 5, esas dos se le animan a cualquiera del segmento y otro que no tiene competencia es el Geely Emgrand GS, el tema es que deberán ser un pco mas baratos, para que nos atrevamos a comprar marcas sin historia,

  2. En hora buena que no sean más baratos que los que se produsen en el Mercosur. Imagínate sin impuestos, chau industria, no podríamos competir.

  3. Hola soy Susana de Jujuy y tengo una Tiggo 3 de este año. Estoy muy conforme con el vehículo que adquirí. Sobre todo con la comodidad,el rendimiento,el confort. Cuando decida cambiar mi unidad voy a volver a elegir Chery. Saludos!!

  4. Tengo un Tiggo 3 1.6 Luxury MT, tengo que decir que es excelente por donde lo mires, además hay concesionarios y talleres por todo el pais. Los periodistas de este test tendrían que tener cuidado ya que Tiggo también tiene freno a disco en las 4 ruedas. Comparado con Ford, Lifan y Chery es increíble lo que ganan en espacio. La Eco es una fiesta Kinetic echo SUV adentro hay que medir 1.65 para ir cómodo. Estaría bueno que informen bien. La ECO S no tiene nada que hacer con las dos Chinas. Les guste o no le han pasado el trapo. Ford y Renault tienen la posibilidad de ofrecer mejores cosas ya que no pagan impuesto. Si se lo sacaran a las marcas Chinas, vendrían equipadas como en Asia y no podrían competirle. Por ejemplo Chery Tiggo en Asia tiene motores turbo, calentadores de asiento, asientos eléctricos, ESP, espejo fotocromatico automatico con brújula y altímetro (cosa que antes traía acá) y Lifan igual. Tuve la oportunidad de estar en China y los vehículos allá son muy superiores a lo que Ford, Renault y ni hablar Chevrolete tienen acá. Ojalá este pais se ponga un poco más serio ya que los chinos quieren instalar fábricas acá, y eso haría expandir más el mercado. En fin el que conoce bien no por opinologo el mercado Chino no duda en comprar Chery, Lifan o similar. Lo Asiático es mil veces mejor industria que lo Americano (EE.UU.)

  5. La única posibilidad de comprar un chery es de contado
    La financiación parece buenísima pero la financiera se llama Interplan son unos ESTAFADORES ver los comentarios en Google y ni si quiera les da la cara de desmentirlo

  6. Tengo una Tiggo 3 luxury 4×4 asientos de cuero y Esto y chocha con mi auto!!!!

  7. Detalle importante, son los segmentos, Ecosport y 2008 son mucho más chicos, y por lo tanto, no son comparables.

  8. Yo tengo una tigo 2 mod 2016 y quiero cambiarla pir una lifa de 7 asientos yo soy de tupungato mza

  9. Jajaja, es el único país del mundo donde los vehículos chinos son más caros que los nacionales…inclusive con el 35% deberían ser mucho más baratos. Tienen la oportunidad de romper el mercado, sin embargo deciden acoplarse a la mafia empresaria, y la gente imbécil sigue comprando ese mismo dinero cuesta en europa una Toyota Rav.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *