Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Mercado

05/10/2017

El ambicioso plan de Ford: recorte de gastos y vehículos más grandes

La terminal estadounidense pretende ahorrar 14.000 millones de dólares en los próximos cincos años. Además, quiere centrarse en el desarrollo de camionetas y SUV, eléctricos y autónomos.
El Fusion (Mondeo en nuestro país) ya cuenta con versiones híbrida y eléctrica. Incluso, es el vehículo de pruebas autónomas.

¿Ford tiene algún problema financiero? No necesariamente, pero aun así, en Michigan todavía creen que pueden optimizar la economía de la empresa. En un ambicioso plan para los próximos cinco años, los directivos anunciaron que planean un furioso recorte de gastos y que cambiará la estrategia integral de producción.

Según Jim Hackett, director ejecutivo de la centenaria compañía, pretenden ahorrar 14.000 millones de dólares para 2022. Además, afirmaron que el foco ahora se posará sobre los vehículos grandes (márgenes más lucrativos) como los SUV, y que pondrán especial énfasis en los vehículos alternativos y autónomos.

Para implementar su nueva estrategia, Ford reasignará 7.000 millones de dólares destinados al desarrollo de autos convencionales a la fabricación de vehículos grandes, tales como la camioneta Ranger y el padre de todos los SUV, EcoSport, en América del Norte.

Allí no termina la redistribución de recursos. La marca de Dearborn repartirá 4.500 millones de dólares para el desarrollo de rodados eléctricos, en desmedro de tradicionales con motor a explosión. Ford planea lanzar 13 nuevos modelos en los próximos cinco años.

De toda la gama mundial de la empresa, los SUV y utilitarios liderarán el cambio. La nueva Ranger podría llegar en 2019 y en versión híbrida o eléctrica. Incluso, la colosal F-150 y el legendario Mustang estarían incluidos en el proyecto.

Esto último está en línea con anuncios similares hechos recientemente por otros grandes fabricantes de automóviles como Volvo, Aston Martin, Volkswagen y Mercedes-Benz. Esto se debe, en parte, a la presión de las grandes potencias para cumplir las normas ambientales.

La casa del óvalo también promete que el 90% de sus automóviles para 2020 estarán conectados, es decir que tendrán tecnologías de última generación que, por ejemplo, le permitirán al vehículo realizar ciertas maniobras por su cuenta.

El nuevo plan estratégico también incluye 14.000 millones de dólares en ahorros, de los cuales 10.000 millones saldrán de reducciones en costos de materiales y el resto en costos de ingeniería.

Ford, que confirmó sus metas financieras anuales, no dio precisiones sobre los planes económicos en cada región ni si este proceso incluirá despidos.

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *