Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Adelantos

13/10/2017

Finalmente, Volkswagen pondrá en marcha un SUV basado en el Up!

Luego de cinco años de idas y vueltas, el T-Track llegaría al mercado en 2020 y tendrá la estructura del pequeño hatch. Parabrisas probó el prototipo que se dio a conocer mundialmente en 2012.
Parabrisas tuvo la oportunidad de probar el concept Taigún hace cinco años.

Los SUV no son una cosa del momento. Las marcas ya no apuestan cada vez más fuerte, sino que las convirtieron en el objetivo máximo. Por ejemplo Volkswagen, en plena etapa de renovación y presentación mundial de modelos, confirmó la producción del Taigún, un utilitario deportivo derivado del Up!

La terminal alemana viene de hacer la presentación mundial de las nuevas camionetas de la marca, el T-Cross, derivado del Polo, y el T-Roc, desarrollado a partir del Golf. Faltaba el más pequeño de la familia, y ese es el Taigún, que toma la base del hatch de VW.

Cuando fue mostrado internacionalmente en 2012 en San Pablo, Parabrisas tuvo la oportunidad de tomar contacto con el prototipo VER NOTA. Entonces, la promesa era lanzarlo en 2016 y posicionarlo en precio debajo de la EcoSport y que compita comercialmente con el vehículo de Ford.

Dos años después lo reconfiguraron para el Salón de Nueva Delhi. Sin embargo, para cuando el utilitario más pequeño de la terminal de Wolfsburgo debía estar listo para su fabricación, Volkswagen desistió de desarrollarlo aduciendo que la estructura del Up! era débil para un vehículo de este tipo.

Para terminar de sepultar el futuro del Taigún, la compañía argumentó que el tamaño era pequeño para un SUV, y finalmente reconoció que el problema de la plataforma no era su debilidad, sino el costo. Pero la camioneta más pequeña no se iba a rendir tan fácil.

La revista Quatro Rodas, hermana brasileña de Parabrisas, da cuenta que el T-Track, nombre oficial del Taigún, será lanzado en 2020 luego que VW lograra reencausar el proyecto.

A pesar que la inspiración estructural es la del auto del segmento A, las motorizaciones y transmisiones tiene mucho que ver con el Polo, también de reciente presentación mundial. El futuro SUV llegaría a las calles en dos versiones de cilindrada 1.0 (acorde a la actual costumbre europea del down sizing), una aspirada con caja manual de cinco marchas, y el TSI (turbo) con seis cambios automáticos. En ambos casos, la tracción sería delantera.

Sin dudas, será una camioneta deportiva compacta. Tendrá 4 metros de largo, con 1,70m de alto y 1,80m de ancho. No luce muy diferente al que pudo probar este medio hace cinco temporadas, aunque está adaptado al diseño actual del gigante alemán. Su incursión en el mundo de los SUV no se detiene y habrá que esperar un par de año para saber si llegará a la Argentina y acompañaría al Tiguan y tal vez al T-Roc. ¿Y al Tharu?

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *