Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Manejo Preventivo

06/11/2017

Frenada automática ¿Cómo funciona el sistema que evita 1 de cada 5 accidentes?

Detiene completamente la marcha del vehículo si el sistema reconoce una situación de peligro inminente. Introducido hace unos pocos años en algunos modelos, buscan que sea obligatorio.

La conducción autónoma está cada vez más cerca de la vida real. En algunos mercados ya se ensayan modelos que hacen prácticamente todo por sus propios medios, y muchos aseguran que será la forma en la que nos transportemos en el futuro. Sin embargo, para ser realistas, estamos todavía muy lejos de esa futurística alternativa.

Eso sí, cada vez hay más vehículos con funciones cercanas al concepto de autonomía, por el momento tomadas como elementos de seguridad, ante la falta de reacción de un conductor. El sistema más empleado del momento es el de frenada automática, que ya adoptan algunos modelos en nuestro mercado, aunque con diferentes niveles de eficiencia.

Algunos modelos de Citroën y DS, el Ford Focus Titanium de producción nacional, el nuevo Peugeot 3008, junto a varios productos de la marca sueca Volvo, entre otros, ya lo ofrecen como equipo de serie. En algunos de ellos puede detener la marcha sólo a baja velocidad (hasta 50 km/h), pero a medida que la tecnología avanza, esos límites, como así también su contundencia, van avanzando.

Vea también la Guía de Precios oficial

Algunos más revolucionarios pueden detectar peatones o animales, incluso en condiciones nocturnas a través de cámaras infrarrojas que posibilitan evaluar las condiciones del camino por delante, incluso cuando el ojo humano no podría hacerlo.

En general estos elementos de protección aseguran reducir entre un 10 y 20 por ciento los accidentes, y funciona de la siguiente manera. Cada vehículo tiene instalado en su parte delantera un radar o cámara que analiza el contexto que hay delante de nuestra vista. Cuando detecta que algún vehículo circula a menor velocidad, o cuando nos acercamos a un objeto detenido, emite la acción de frenado automáticamente.

Sin embargo, antes de realizar el acto de frenado autónomo suelen emitir algún tipo de alarma sonora o lumínica, que indique al conductor el peligro que se avecina. Si este no reacciona, ése es el momento en el que el sistema de frenos se activa de manera automática.

En conjunto con los múltiples desarrollos informáticos, el gran aliado del sistema de frenado automático son los frenos ABS. Gran parte de los elementos de seguridad activa (incluso el control de estabilidad ESP) funcionan mecánicamente gracias al antibloqueo de ruedas, implementado por primera vez a finales de 1979.

Como todo elemento tecnológico, el frenado automático está en fase de desarrollo y mejora constante. En internet circulan decenas de videos en los que estos sistemas fallan, pero es parte del desarrollo. Desde el momento en que se han sumado a los automóviles, el objetivo es que se reduzcan en alrededor del 20 por ciento de los accidentes domésticos. En Europa se espera que dentro de algunos años su uso sea obligatorio en todos los autos comercializados. Desde 2022 lo será en Estados Unidos.
De todas maneras la mejor de las herramientas de seguridad será siempre poner atención al conducir y evitar distracciones.

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *