Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Noticias

14/11/2017

Los diez paneles de mando más feos de la historia

Es una colección caprichosa, pero... Para los “curadores” peor que encontrarse con un auto feo es tener que conducir por horas detrás de estas "obras de arte".

Determinar “qué es lindo y qué feo” es una apreciación meramente subjetiva, de eso no hay duda. Pero, en ocasiones, las opiniones son coincidentes. Ese es el criterio que prevalece en esta nota publicada por la revista brasileña Quatro Rodas. En una nota firmada por Henrique Rodriguez, nuestros colegas brasileños se transforman en los curadores que le dieron forma a esta muestra de arte, un top ten por demás original.

Pagani Huayra

No es por la mezcla de cuero y fibra de carbono que el Pagani Huayra está aquí. Es por el exceso de aluminio y acero cepillado en la consola central, en el volante y hasta en el torpedo. Imagínate a 280 km/h y con el reflejo del Sol que se te clava en la visión con tanta superficie metálica.

Fiat Multipla 1998

Fiat sólo necesitaba concentrar los mandos en el panel del Multipla para dejar espacio en los tres lugares en la fila delantera. Pero sus diseñadores consideraron mejor colocar cuadros de instrumentos, comandos del aire acondicionado, radio y palanca de cambio en la consola central. Todo. En el mismo lugar.

Nissan Quest 2005

El cuadro de instrumentos central es una solución común en minivans. En el Nissan Quest eso le dio al conductor un portaobjetos propio, al frente del volante. Pero, concentrar las salidas de aire, la palanca de cambios, los botones y la radio en una especie de mesa redonda ubicada bien en el centro del panel estropeó todo.

Citro GSA Pallas 1979

Los franceses adoran innovar, aunque eso exija alterar soluciones consagradas y universales. Además del volante de un solo radio, en el Citroën GSA los comandos de las luces y del limpiaparabrisas se operan desde dos cilindros casi del tamaño de una lata de refrigerante instalados detrás de los aros de la dirección.
Pero vale la pena descubrir al “abuelo” de la computadora de a bordo en el cuadro de instrumentos. Era, básicamente, un dibujo del auto con luces testigo para determinados sectores. Tecnológico, sin ser.

Aston Martin Lagonda

El Aston Martin Lagonda fue el primer auto del mundo con cuadro de instrumentos digital. Cada una de las pantallas analógicas se ha cambiado por números digitales. Sólo que en vez de hacerlo más pequeño, el cuadro de instrumentos quedó enorme.

Spyker C8

Como se dijo en el caso del Huayra, nada contra el cuero con costuras y otros materiales nobles. Mucho menos en relación con la palanca de transmisión con un trampolín expuesto (esta idea es muy buena, por cierto). Pero el holandés Spyker también abusaba de los metales. El panel de aluminio pulido recuerda el suelo de algunos autobuses.

Renault 5 Turbo 1980

El Renault 5 Turbo es un problema para quienes gustan de la simetría. Además de que las ruedas traseras no se alinean en el mismo eje, el volante tiene rayos en L invertido. La combinación de rojo y azul en la terminación es un problema para quien tiene buen gusto.

Lancia Beta Trevi 1979

La terminación y la calidad de los plásticos no eran los puntos fuertes del Lancia Beta. Para empeorar, el sector de mando estaba conformado por una serie comandos redondos cóncavos donde se instalaban botones y algunas luces testigo. En muchos casos, eran dos de estos “agujeros” para un dispositivo: se accionaba la tecla en uno de esos agujeros y la luz testigo aparecía en otro…

Toyota Etios

Por el diseño de los instrumentos el panel del Etios es comparado con las antiguas balanzas Filizola. Además de la posición central, las escalas minúsculas que formaban parte de tablero de las primeras versiones del modelo hacían la lectura difícil muy difícil. Después, Toyota lo hizo así: instaló instrumentos digitales en el mismo lugar.

Mercury Cougar 1983

La marca premium de Ford, Mercury erró la mano en el panel del Cougar de sexta generación. El volante en V invertido tenía comandos poco prácticos en los radios y no combinaba con el resto del panel, con elementos cuadrados, imitación de madera y, en algunas versiones, velocímetro digital.

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

3 pensamientos en “Los diez paneles de mando más feos de la historia”

  1. A mi humilde criterio, el Renault 5 Turbo se lleva puestos a todos con ese diseño tan burdo (cun cariño, aunque no parezca) de panel y de volante. Parecía más un juguete así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *