Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Noticias

03/12/2017

¿Más problemas para los autos eléctricos?

Un informe de la Federación de Industrias Alemanas advierte de la posible falta de materia prima para la producción de baterías ante un fuerte incremento de la demanda de estas unidades.

Desde diferentes tribunas aseguran que los autos eléctricos representan una de las mejores soluciones para los problemas de contaminación ambiental de las grandes ciudades, pero mientras la industria va perfeccionando este tipo de unidades, nuevos problemas aparecen en su camino.

El último llamado de atención suena desde Alemania. La Federación de Industrias Alemanas (BDI) ha advertido a los fabricantes de automóviles de ese país que podrían existir limitaciones en el suministro de las materias primas que emplean para la fabricación de baterías ante un eventual incremento de la demanda de este tipo de modelos según la planificación prevista hasta 2025.

Según Matthias Wachter, jefe de seguridad y materias primas de la BDI, “Existe un riesgo cierto de que se formen cuellos de botella en el suministro de materias primas porque la demanda crece más rápido que la capacidad de extracción de estos materiales”.

Los materiales en cuestión son cobalto, grafito, litio y manganeso, los cuales llegan a los países productores de este tipo de modelos desde naciones lejanas. Por ejemplo, el cobalto se extrae en la República Democrática del Congo, (el gran productor mundial), pero también en Canadá, China, Rusia, Australia y Zambia. El litio se consigue principalmente en Australia y China (los que más exportan) además de Argentina, Zimbabue y Brasil. China es el mayor productor de grafito, seguida por India, Brasil, Turquía y Corea del Norte. En cuanto al manganeso, los grandes extractores mundiales son Sudáfrica y Australia por delante de Brasil, Tanzania y Gabón.

El problema radica en que en algunos de estos países la capacidad de producción minera es limitada, mientras que en otros, existe una alarmante inestabilidad política.

La advertencia de esta federación alemana es respaldada también por algunos dirigentes de la industria que piden a los gobiernos bajar las expectativas sobre los modelos eléctricos para evitar una gran demanda que active este problema de suministros.

¿Cómo se solucionaría este problema? Por el momento, esa pregunta no tiene una respuesta contundente, aunque sí una alternativa: reciclar baterías viejas; empresas destinadas a este proceso se están preparando para extraer los metales de acumuladores que llegaron al final de su vida útil.

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *