Mirá la galería de fotos.">

Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Test

06/06/2018

Citroën C4 Lounge 1.6 THP AT Shine

Por Christian Hein -Con nueva estética y actualización tecnológica, este sedán mediano fabricado en la planta de PSA en El Palomar, renueva el interior e incorpora una nueva versión de entrada de gama. Mirá la galería de fotos.
Fotos: Alejandro Cortina Ricci

Se puede decir que su historia en la Argentina es bastante extensa, ya que con la sigla C4 el modelo comenzó a fabricarse en el país hace ya más de diez años. Pero la marca francesa marcó una fuerte diferenciación a partir de la siguiente generación, cuando a la C4 ya existente le sumó la denominada Lounge, distanciándose también en casi todos los aspectos de diseño, ya que el modelo que conocimos en 2013 se trataba de un vehículo totalmente distinto, al margen de que se dejó de producir la variante hatchback.

Ahora llegó el tiempo del restyling, que afecta principalmente a la trompa, mostrándose bastante diferente a la anterior gracias al renovado diseño de los faros, que estrenan tecnología led, al mismo tiempo que cambiaron las ópticas traseras (también led y con un efecto tridimensional), y se cambió el tipo de llantas.

Lee también: Secretos de los motores Diesel de Citroën

Acompañan a todo ello varios remplazos interiores, principalmente marcados por cierto avance de la tecnología y la imposición de algunos elementos, como las pantallas digitales, que además de ahorrarle costos a la empresa, en general son bienvenidas por el público. Estamos hablando puntualmente del tablero de instrumentos y de la pantalla táctil ubicada en la consola.

Esta última, por ejemplo, entre otras cosas contiene casi todos los mandos del climatizador, ahorrándole a las marcas el costo de producir varias teclas y perillas. En contrapartida, el hecho de tener muchas funciones concentradas en un único sistema nos lleva a pensar que, en el caso de que se sufra una avería, el vehículo quedaría sin varias funciones, algunas de gran importancia.

Poco para cambiar

Sin modificaciones mecánicas a la vista, este reciente lanzamiento implica la incorporación de una nueva motorización en la versión de entrada de gama: se trata del conocido VTi 1.6 16v de 115 CV y 15,6 kgm de torque, que en nuestro país usan otros modelos del grupo francés. A su vez, el C4 Lounge mantiene el reconocido motor Diesel HDi, una especie en extinción en la mayoría de sus competidores.

Pero el que nos ocupa en este test es el más potente de la oferta del C4 Lounge, es decir el 1.6 THP (turbo con inyección directa), de 165 CV y 24,5 kgm de torque. Asociado en este caso a una caja automática de seis marchas con convertidor de par, la respuesta del conjunto es excelente, con prestaciones que difieren muy poco de las de su antecesor.

Lee también: 0km: se patentaron 82.766 vehículos en mayo

En las pruebas alcanzamos una velocidad máxima de 212,1 km/h y aceleramos de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos. Con un comportamiento silencioso y una transmisión obediente (cuenta también con opción Sport y la posibilidad del mando manual secuencial, sólo a través de la selectora), y con una muy leve pereza ante los bruscos requerimientos del acelerador, este cuatro cilindros de disposición transversal y cadenero, también muestra buenos valores de recuperación, indispensables a la hora de realizar sobrepasos en la ruta. A modo de ejemplo, para pasar de 80 a 120 km/h necesita apenas 5,9 segundos.

En el modo Eco, que es otra de las opciones que ofrece la selectora y que, entre otras particularidades, propicia que el auto arranque en segunda, obtuvimos valores de rendimiento acordes a lo que se puede esperar de un vehículo cuyo mayor torque lo obtiene desde las tempranas 1.400 vueltas. De esta manera, para el recorrido urbano la cifra fue de 9,2 km/l, la de la ruta a 90 km/h de 16,6 km/l, y a 120 km/h registramos 13,2 km/l.

En sintonía con la alta performance, aparece un chasis bien equilibrado que al mismo tiempo que le permite una adecuada respuesta dinámica en función de su elevada estatura (es uno de los más altos de su franja), le proporciona un confort de marcha digno de destacar, aun en un segmento tan exigente en este sentido. La dirección, por su parte, es algo pesada para maniobras a baja velocidad, pero superado el primer impulso, la asistencia es siempre la correcta, incluso cuando se lo maneja al límite.

Lee también: El nuevo Kangoo suma versiones de pasajeros

Hablando de confort, otro de los puntos fuertes del C4 Lounge viene de la mano de la buena posición de manejo que deriva del amplio espacio delantero y de sus cómodas butacas, que en el caso del conductor se regula en altura, mismo movimiento que realiza el volante, que también se desplaza en profundidad.

Atrás, el bienestar se replica bastante en las plazas laterales, que disponen de un buen espacio para las piernas, más una adecuada inclinación del respaldo (29º), aunque no tanto en la central, que se encuentra invadida por el puente que recorre el piso de la carrocería y la consola que divide los asientos delanteros que, dicho sea de paso, además de servir de apoyabrazos y de gaveta guardaobjetos, proporciona dos salidas de aire con regulador para los que viajan en el sector posterior.

El baúl ofrece un volumen de 450 litros, bastante respetable, pero que se queda corto si lo comparamos, incluso, con modelos del segmento inferior.

Tanto adentro como afuera, se advierte una buena calidad en general, aunque al igual que nos pasó con el modelo anterior, notamos pequeños detalles de ajuste de ensamblado. La insonorización está muy cuidada.

Lee también: Guía oficial de precios 0KM y usados

Completito

Con el sistema de control de estabilidad presente en toda la gama, en materia de seguridad el equipamiento incluye frenos ABS con ayuda al frenado de urgencia, repartidor electrónico de frenado, ayuda al arranque en pendiente (Hill Assist), faros direccionables e Isofix con Top Tether y un total de seis airbags. Todo esto se complementa con los frenos a disco en las cuatro ruedas, con los que logra detenerse en distancias considerablemente cortas: 40,2 metros desde los 100 km/h a cero.

En términos de confort, esta versión ofrece como destacados tapizados de cuero, techo solar eléctrico, climatizador bizona, volante multifunción y sistema de acceso y arranque “sin llave”.

Por su lado, la nueva pantalla táctil de siete pulgadas, además de administrar el audio hacia los seis parlantes Arkamys, integra la función Mirror Screen (Apple CarPlay & Android Auto), y las imágenes de la cámara de marcha atrás, entre otros. Sobre esta última, su presencia compensa en cierta manera la eliminación de los sensores de estacionamiento traseros, que ahora también están ausentes en el frente. Una lástima. Otra pena es que la rueda de auxilio no sea homogénea con el resto, aunque nos consuela que con ella se pueda andar hasta a 120 km/h.

Lee también: BAIC confirmó el lanzamiento de un nuevo modelo en Argentina

Ni más ni menos

Como dijimos, la aparición de la versión de entrada Live 1.6 VTi Manual lo pone a un buen nivel de precio, sin perder demasiado en seguridad. La variante tope que probamos, que justamente era Rojo Salta, color que debuta en este restyling, cuesta 657.000 pesos. En este exigente segmento, son muchos los rivales que pueden ser una opción para el potencial comprador.

La larga lista comienza con el Peugeot 408 Feline THP Tiptronic (con el que además de la línea de montaje comparte la motorización y otros elementos mecánicos), cuyo valor es de 609.100 pesos. Le siguen el Chevrolet Cruze 1.4 Turbo LTZ + AT (153 CV), a 650.900; el Renault Fluence 2.0 Privilege CVT (143 CV), a 656.700 pesos; el Volkswagen Vento 1.4 TSI Highline DSG (150 CV), a 594.995 pesos; el Ford Focus 2.0 Titanium AT (170 CV), a 700.200 pesos; el Toyota Corolla 1.8 SEG CVT (140 CVT), a 610.200 pesos; el Honda Civic 1.5 EX-T CVT (173 CV), a 39.400 dólares (unos 994.500 pesos), el Nissan Sentra 1.8 Exclusive CVT (131 CV), a 611.501 pesos y, bastante más arriba en precio, el Kia Cerato 2.0 AT (152 CV), a 715.740 pesos.

Con una garantía de tres años ó 100.000 kilómetros, el valor del C4 Lounge está, por poco más, poco menos, en el medio de sus adversarios. Su argumento, pues, viene del lado de su gran confort de marcha y de un motor muy eficaz y potente. La elección del comprador dependerá de la importancia que le otorgue al resto de los atributos.

FICHA TÉCNICA CITROEN C4 LOUNGE 1.6 THP AT SHINE

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *