Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Test

14/06/2018

VIDEO | Probamos el Fiat Cronos

Evaluamos en detalle el nuevo sedán compacto de producción nacional. Disponible con motorizaciones de 1.3 y 1.8 litros, ofrece diseño agradable y muy buen equilibrio dinámico. Nos subimos a la versión con equipamiento full y caja automática.

Conocido inicialmente como proyecto X6S, Cronos ya es una realidad. Este nuevo sedán del segmento B tiene por delante una tarea difícil, la de reemplazar, tanto en Argentina como en Brasil, al Siena, producto que estuvo en producción durante poco más de dos décadas. Desde el gigantesco complejo industrial que Fiat posee en Betim, tanto Siena, como así también Grand Siena, seguirán siendo fabricados durante algunos meses más. Sin embargo, en ambos casos, sus días están contados. El nuevo Cronos se fabrica únicamente en el Complejo Industrial de Ferreyra, en Córdoba, desde donde se abastecerá a todo el Mercosur.

El secreto de este nuevo auto estuvo bien guardado durante meses. Hasta los propios empleados de la planta nos confiaron incluso que tenían prohibido usar sus teléfonos celulares en el sitio de trabajo para que ninguna imagen sea filtrada. Hoy ya se producen alrededor de 320 unidades diarias.

Lee también: Test Fiat Argo Drive

Nosotros manejamos el Cronos en dos oportunidades. A mediados de enero hicimos el primer contacto en Córdoba, siendo el primer rodaje por las calles sin su camuflaje parcial, y lo hicimos por las cercanías de Alta Gracia sobre tramos de rutas y autopistas. También dentro de la pista de pruebas que Oreste Berta tiene en esa ciudad, dónde corroboramos un compromiso de suspensiones más que satisfactorio para un producto de tinte meramente familiar.

A su vez, días antes de la presentación formal, la marca cedió una unidad para que la evaluáramos de forma definitiva. En ambos casos estuvimos al mando del denominado Precision 1.8 con caja automática, el más completo de la gama.

DE ESTRENO

Cronos está construido sobre una remozada plataforma, denominada MP-S, de la que aseguran sólo comparte un 30 por ciento de piezas estructurales con el Argo. El diseño frontal varía levemente con respecto al hatch, pero sin alterar el estilo. En relación con aquel, tiene capó más largo y bajo, mayor presencia de cromados en la parrilla y paragolpes de diseño específico, donde los faros rompenieblas fueron reubicados en una posición más elevada. Lateralmente no cambian ni guardabarros ni puertas delanteras, pero sí las traseras.

A pesar de esto, la distancia entre ejes no varía con respecto al cinco puertas: continúa en 2.521 milímetros. La respuesta a este comentario por parte de los ingenieros de Fiat fue clara: “Se analizó aumentar la distancia entre ejes, pero en tal caso se tendría que haber retrasado la posición del asiento trasero, lo que perjudicaría la altura libre al techo. Se trató de sacar el mejor provecho de habitabilidad, sin que los costos de producción se elevaran de manera considerable”.

Esto fue evidente al sentarnos en las plazas traseras, donde si bien el espacio disponible para las piernas es coherente, las limitaciones aparecen en la altura libre hasta el techo, sobre todo para pasajeros adultos, de más de 1,75 metros de estatura.

El remate posterior esconde líneas muy amenas. Mide 4.364 milímetros de largo, cota similar a la del Toyota Etios sedán. De todas formas, en el Cronos se ha puesto especial énfasis en el diseño, donde, salvando las distancias, percibí un parentesco con el Audi A3 Sedán. También tiene rasgos alfistas, por ejemplo en el formato de la luneta.

El baúl brinda 525 litros de capacidad, destacable también por un buen cuidado de los detalles, entre ellos la presencia de amortiguadores en las bisagras intrusivas de la tapa de baúl, que suavizan la operatoria de apertura. El auxilio tiene medida diferente, con caucho de 15 pulgadas.

CAMINO AL ANDAR

Todos los Cronos Precision están equipados con los que utilizan varios vehículos del grupo, entre ellos el Jeep Renegade. Se trata de un impulsor con 16 válvulas comandadas a través de un único árbol de levas, que produce 130 caballos de fuerza y un torque de 18 kgm a 3.750 rpm, al que siempre le reprochamos cierta falta de nervio y contundencia.

Lee también:¡Bomba! Fiat dejaría de producir autos compactos

Este caso no es la excepción, y se suma a cierta pereza de la transmisión automática de seis velocidades. Sin embargo, las prestaciones no son criticables; cumple con 11,5 segundos para llegar a 100 km/h con partida detenida y obtiene buenas cifras de elasticidad. En términos de eficiencia se mostró económico en ruta debido a que viaja relajado (2.800 rpm a 130 km/h reales), pero en ciudad la marca de 7,8 km/l es elevada.

Cronos propone un cambio en la puesta a punto de las suspensiones con respecto a otros Fiat. Definitivamente, deja de lado esa tendencia suave tan característica del Siena, pasando a un bando de mayor firmeza. Incluso en esta variante automática, con llantas de 17 pulgadas y perfil bajo (45), las uniones del asfalto y pequeños pozos nunca pasaron inadvertidos. Esto, a su vez, genera sensación de seguridad, en la que colabora también la solvencia de la dirección eléctrica. En la ciudad no llega a incomodar; absorbe bien cunetas y lomos de burro. La respuesta de los frenos, como así también las distancias, fueron una grata sorpresa a pesar de contar con campanas en el eje trasero.

En un entorno interior agradable, la postura al volante es cómoda y configurable mediante butaca y volante regulables. También ayuda una buena insonorización eólica y mecánica. En lo que respecta al diseño del panel, casi no existen diferencias con respecto al Argo (sólo cambia la tonalidad bordó de la plancha). Está bien presentado, con materiales acordes con el segmento, pero con algunos bordes filosos, por ejemplo en la boca de la guantera.

QUIERE MERCADO

Cronos será un auto de volumen en el mercado nacional, en el que la marca italiana estima que un 70 por ciento de las unidades correspondan a la versión Drive 1.3. Esta no ofrece control de estabilidad ESP, ítem de serie en el Precision 1.8, que al agregar la transmisión automática, también mejora el equipamiento con elementos como airbags laterales, acceso y arranque “manos libres”, tapizados de semi-cuero (de agradable calidad, con la parte central perforada), control de velocidad crucero y espejo interior electrocrómico, junto a la pantalla táctil de 7” de serie en todos los 1.8.

Lee también: ¡Guerra de sedanes! Fiat Cronos vs VW Virtus

El propósito de Cronos está en competir en todo el rango de modelos del segmento B, merced a las versiones 1.3 (con 99 CV) y 1.8 (130 CV), algo que ninguna otra marca puede ofrecer en una oferta única. El precio de preventa fijado inicialmente arranca en los 321.000 pesos del Drive 1.3, un valor interesante para competir con las versiones más equipadas de los B accesibles, como el Chevrolet Prisma LTZ, Ford Ka+ SEL o Toyota Etios Platinum, modelos a los que la marca apunta como potenciales rivales.

La versión evaluada (Precision 1.8 AT) compite en un escalafón un poco superior, por lo que aumenta el precio hasta los 501.100 pesos: un valor elevado respecto al de sus competidores. Por ejemplo, un Citroën C Elysee Shine AT, con mayor espacio interior y que tributa el 35 por ciento de arancel extrazona por provenir importado de España, cuesta 535.500 pesos, mientras que con las mismas características, un Peugeot 301 Allure Plus AT se vende a 519.800 pesos. También puede medirse frente al Chevrolet Cobalt LTZ AT (425.900 pesos) o el Nissan Versa Exclusive CVT (397.000 pesos), ambos sin ESP y con sólo dos airbags. Entre todos ellos, Cronos resigna espacio, pero propone un combo favorable de diseño, equipamiento y potencia. El juego está abierto.

FICHA TÉCNICA FIAT CRONOS PRECISION

Archivado en: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *