Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Noticias

14/07/2018

Citroën C4 Lounge 1.6 VTI Live

Por Christian Hein - A partir del reciente restyling, la versión de entrada de gama del mediano de la marca francesa que se fabrica en El Palomar, ofrece un buen combo para acceder a un vehículo confortable y con prestaciones razonables.
Fotos: Martín Lübel

A demás del rediseño interior y exterior que recibió a principios de año, esta variante Live, incorporada recientemente a la familia del C4 Lounge, tiene como principal característica el motor 1.6 aspirado, la caja de cinco marchas y un equipamiento básico, que incluye tapizado de tela y omite “chiches” como el GPS o el techo solar, pero no deja de tener elementos avanzados de confort, como control de velocidad crucero, climatizador bizona, Bluetooth y Android Auto o Apple Car Play y computadora de a bordo, más otros tantos ítems concentrados en la pantalla táctil, que en caso de falla podría dejarnos sin muchas de esas funciones.

Altibajos

Con un tablero digital nuevo, que no termina de convencernos, el habitáculo se muestra de lo más armonioso, estéticamente hablando, y la comodidad es uno de los puntos más fuertes en este aspecto. Acompaña una buena posición de manejo, que se logra gracias a las múltiples regulaciones (todas manuales) de la butaca, y la posibilidad de ajustar la columna de dirección, tanto en altura como en profundidad.

Lee también: Presentan patrulleros de alta gama para la policía bonaerense

Atrás, también es amplio para dos, pero la posición central queda bastante relegada, fundamentalmente por la intromisión del falso túnel de la transmisión y de la parte posterior de la consola que, dicho sea de paso, ofrece salida de aire. La insonorización del habitáculo es otro de los aspectos a destacar de este modelo.

El baúl, por su parte, ofrece unos discretos 450 litros, que parecen poco al lado de los compactos, como el Etios sedán, el Chevrolet Cobalt o el Renault Logan, entre otros ejemplos. En dicho espacio se aloja la rueda de auxilio, que a pesar de poseer las mismas características que los otros cuatro neumáticos, su llanta es de chapa y tiene una etiqueta que recomienda no superar los 120 km/h.

Moderado

Equipando el motor naftero más modesto de la gama, esta variante ofrece 115 CV de potencia y un torque de 15,6 kgm a 4.000 vueltas. Un régimen elevado teniendo en cuenta que los actuales turbos alcanzan torques considerablemente más altos, siempre desde regímenes inferiores a las 2.000 vueltas.

Así y todo, las prestaciones son muy lógicas para un auto de su tipo: en las pruebas de rigor alcanzó los 187,8 km/h y aceleró de 0 a 100 km/h en 11 segundos clavados. No se mostró demasiado elástico, ya que por ejemplo en cuarta, de 80 a 120 km/h, estableció 10,5 segundos.

Lee también: VIDEO | Probamos el Fiat Cronos

En donde sí hizo un buen papel fue en el rendimiento: a pesar de no contar con una sexta marcha y de notar que en alta el motor viaja bastante “enroscado” (a 130 km/h gira a 3.500 rpm), a 120 km/h estableció 13,3 km/l, en tanto que a 90 km/h insume 16,9 km/l y en ciudad registra unos razonables 10,7 km/l.

El excelente confort de marcha ya lo destacamos en las pruebas que hicimos con la versión tope de gama –Shine–. Siguiendo este razonamiento, Live cuenta con el plus de ofrecer neumáticos de mayor perfil (Shine los tiene medida 255/45 en llantas de 17 pulgadas y éste 205/55 R16), motivo por el cual el andar en la ciudad es ligeramente más suave.

Aunque no lo advertimos demasiado, tal configuración debería penalizar el comportamiento dinámico, ya que la lógica es que tenga menor estabilidad y tenida en curva. En este punto el modelo no está entre los mejores del segmento, pero de todos modos el comportamiento rutero es muy apropiado para vehículos de su tipo.

Lee también: Test Citroën C4 Lounge 1.6 THP AT Shine

Las distancias de frenado tampoco varían demasiado: mientras que el tope de gama frena de 100 km/h a 0 en 40,2 metros, el de entrada en cuestión lo hizo en 40,4 metros. Y ya que hablamos de seguridad y lo estamos comparando con la gama alta, anotamos que esta versión conserva algunos elementos: mantiene el control de estabilidad, el control de tracción y el ABS con repartidor electrónico de frenada y ayuda al frenado de urgencia.

También ofrece airbags frontales para conductor y acompañante, fijaciones Isofix en las plazas traseras y ayuda de arranque en pendiente. De esta manera, sacrifica airbags laterales y de cortina, el encendido automático de luces y el sensor de lluvia.

Acomodado

El precio de esta versión es de 488.000 pesos. Con valores similares sólo podemos encontrar, en las entradas de gama del segmento, al Toyota Corolla XLI 1.8 de 140 CV, a 466.200 pesos, el Peugeot 408 1.6 Active, también de 115 CV y a 479.000 pesos; el Nissan Sentra 1.8 Advance de 131 CV (caja manual de 6 marchas), a 479.400 de la misma moneda.

El resto, Volkswagen Vento, Chevrolet Cruze, Ford Focus, Kia Cerato y Honda Civic, no ofrecen versiones por debajo de los 500.000 pesos, y en algunos casos valen hasta 100.000 pesos más.

Con tres años de garantía, como la mayoría de sus adversarios, este C4 Lounge conforma una buena alternativa para quienes buscan un auto moderno, cómodo y con una motorización eficaz, que responde en la medida que el usuario no pretenda estar arriba de un auto con mayor deportividad.

FICHA TÉCNICA CITROEN C4 LOUNGE VTI

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *