Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Test

06/09/2018

Haval H2 vs Chery Tiggo 5 vs Lifan X70

Por René Villegas - Así evolucionan los vehículos chinos. Probamos las tres opciones más modernas de origen asiático para saber por qué son pretendidos por los usuarios. Altas dosis de confort, espacio y equipamiento a precio competitivo.
Fotos: Alejandro Cortina Ricci

La llegada de Haval al país terminó por jerarquizar a las marcas provenientes del gigante asiático. Propiedad del grupo Great Wall, propone un nivel superador en todos los aspectos, aunque esto conlleva un precio superior al de sus coterráneos. Al Lifan X70 ya lo manejamos en China el año pasado; ahora nos tocó el turno de probarlo en el país, tal como la marca lo configuró para nuestro mercado.

El Tiggo 5 es la máxima expresión de Chery por aquí, con casi dos años de existencia en la Argentina. Juntos proponen una mejora significativa y evidente respecto al estereotipo que muchos imaginan sobre un auto chino. ¿Alcanzará eso para decidir una compra en épocas de desaceleración de ventas?

Diseño-Aerodinámica
Tiggo  ***
H2 ***1/2
X70 ***1/2
Personalmente, el Lifan me parece el más logrado de los tres. Presenta líneas rectas, un tanto diferentes a las vistas en sus competidores, piezas cromadas y llantas combinadas con ne
gro, que a mi entender no son la mejor elección. Mide 4,39 metros de largo, es decir que es 11 centímetros más corto que el Tiggo 5, pero 6 más largo que el H2, el cual a su vez el más angosto de los tres. La distancia entre ejes da un empate entre los productos de Lifan y Chery.

El Haval tiene 5 centímetros menos, y desde lo estético un sector frontal con ópticas en las que se advierte un
claro guiño a algunos Audi de tiempos previos, principalmente por la firma lumínica led. El Chery recurre a diversos aditamentos aventureros que recargan un poco su imagen. Los dos últimos se parecen entre sí en el remate posterior redondeado, y no superaron un problema típico que comparten muchos otros autos chinos: las trochas traseras visiblemente angostas. En donde no flaquea
el H2 es en la insonorización, muy buena en todo sentido.

Confort-Espacio interior
Tiggo ***1/2
H2 ***1/2
X70 ****
Tanto el Tiggo 5 como el X70 proponen habitáculos loables en términos de espacio. Las plazas traseras cuentan con lugar de sobra, aunque es cierto que el mullido suave de los asientos probablemente no sea el más adecuado para viajes largos. El del Haval tiene menor espacio, en principio por ser el de menor distancia entre ejes, aunque propone mejores aptitudes en términos de confort, como butaca del conductor con regulación lumbar y volante con regulación en altura y profundidad (los otros sólo en altura).

Los tres baúles ven limitada su capacidad por la cortina enrollable, que de todas formas puede quitarse. Con ella colocada (como seguramente pasará la mayor parte del tiempo), el X70 ofrece 419 litros la capacidad, frente a 370 del Tiggo y escasos 330 litros del H2. En materia de calidad de materiales, Haval está un paso por delante: presenta plancha de a bordo en material suave, buena confección de tapizados y pequeños detalles que enaltecen las terminaciones. Tanto el Chery como el Lifan se sitúan por debajo, pero demuestran una mejora notable con respecto a modelos precedentes dentro de cada marca.

Motor-Prestaciones
Tiggo ***
H2 ****
X70 ***

Los tres motores parten de bases diseñadas décadas atrás por alguna marca japonesa, que fueron puestos al día con tecnología actual. El más “moderno” es el del Haval, un 1.5 litros que utiliza una base Toyota, al que se le agregó un turbocompresor. Utiliza inyección convencional (no directa) y desarrolla 141 caballos de fuerza, obteniendo un funcionamiento contundente en baja, que merma por encima de la explosión de torque máximo de 21,4 kgm, entre 2.200 y 4.500 rpm.

A partir de allí no se lo nota tan enérgico. El X70 emplea uno de 2 litros, con aspiración natural, que desarrolla 140 caballos. Al igual que el del H2, cuenta con sistema de apertura variable de válvulas con el que obtiene un andar brioso, incluso en el momento de exigirlo.

En las pruebas resultó el más rápido a la hora de acelerar, e incluso el de mejor desempeño en procesos de elasticidad. Utilizando tecnología similar, el de Chery desarrolla 138 caballos, aunque terminó siendo el más lento del tridente por considerable margen. Los consumos son, en los tres casos, algo elevados.

Equipamiento-Instrumental
Tiggo ***1/2
H2 ****
X70 ***
Con el fin de ser atractivos para clientes que buscan cierta cuota de distinción, el equipamiento se establece como una de las herramientas fundamentales a la hora de ganar clientes. Ofrecen tapizados de eco-cuero, acceso manos libres y arranque por botón, control de presión de neumáticos, cámara de retroceso y sistema multimedia con diversas conexiones.

Tanto el H2 rredizo eléctrico, butaca del conductor con reglaje eléctrico, climatizador automático bizona y espejo interior con oscurecimiento automático. El Haval cuenta con la exclusividad de cámara de visión lateral del lado derecho, que desde la marca anuncian como de punto ciego, aunque al enfocar hacia delante termina siendo útil para estacionar en cocheras, e incluso para ver el cordón de una vereda y no lastimar las llantas de dieciocho pulgadas. A su vez, agrega control de descenso, freno de mano eléctrico y un instrumental más moderno, con pantalla TFT de 3,5 pulgadas.

Si bien el X70 queda algo relegado, monta la pantalla táctil más grande (9 pulgadas), siendo la única que admite la conexión de un teléfono celular a través de las plataformas Android Auto o Apple Car Play. Asimismo, cuenta con una rueda de auxilio en rodado de diecisiete, una pulgada menos que las restantes, pero que se establece como una mejor alternativa frente a la de sus competidores, que recurren a una rueda temporal con pisada reducida.

Suspensiones-Dirección
Tiggo ***1/2
H2 ****1/2
X70 ***
Aquí no hay discusión. El Haval H2 propone una puesta a punto muy lograda que le otorga un andar confortable en ciudad y que se magnifica en una grata sensación de rigidez torsional. El Tiggo 5 presenta un esquema de suspensiones suave, con neumáticos de diecisiete pulgadas de perfil alto que le proporcionan aún más confort.

A pesar de ello, tanto en este como en el X70 aparecen algunas brusquedades al atravesar baches, que repercuten en algunos ruidos en el habitáculo. Los mismos comparten una cremallera de dirección con asistencia hidráulica, que se nota pesada en maniobras de estacionamiento.

El Haval cuenta con asistencia eléctrica variable, que se endurece lo suficiente al elevar la velocidad. Los tres tienen esquemas de suspensión independiente en las cuatro ruedas, por lo que, en general, no presentan fallos a la hora de salir a la ruta, más allá de las limitaciones que proponen este tipo de carrocerías.

Transmisión-Caja
Tiggo ***1/2
H2 ***
X70 ***
El Tiggo 5 y el X70 recurren al mismo tipo de transmisión, de variador continuo o CVT. Si bien no son las transmisiones más agradables de manejar debido a la continua sensación de patinamiento, presentan un andar correcto, aunque es la del Lifan la que se destaca por mayor rapidez y contundencia.

Haval optó por una transmisión automática convencional, que con seis velocidades obtiene gran suavidad y cambios de marchas casi imperceptibles. Cuentan con modo semi-manual, mientras que los diversos tipos de manejo son exclusivos para el H2: Normal, Eco o Nieve. Los tres ofrecen tracción delantera como única opción.

Seguridad -Frenos
Tiggo ****
H2 ****
X70 ***1/2
Con seis airbags, el Haval H2 tiene una ventaja clara en materia de equipamiento de seguridad, ya que Tiggo 5 ofrece cuatro bolsas, mientras que el Lifan únicamente tiene dos. Todos cuentan con control de estabilidad, luces rompeniebla delanteras y traseras, cinco cinturones inerciales y anclajes Isofix para sillas infantiles.

También disponen de frenos a disco en las cuatro ruedas. En las mediciones, fue el X70 el que obtuvo las mejores distancias de frenado, seguido por el Tiggo 5. El que más estiró las distancias fue el H2 que, a pesar de eso, dispone de pedal dosificable y sensación de control en todo momento.

Precio-Garantía
Tiggo **1/2
H2 **
X70 **1/2
Por el mismo precio que el de un crossover o SUV chico con alto equipamiento de marca líder, estos chinos proponen mayor espacio interior y gran dotación general.

El Chery Tiggo 5 Luxury CVT de la prueba tiene un precio de 762.200 pesos, mientras que con transmisión manual de quinta se ofrecen dos versiones más: Comfort, a 657.400 pesos, y Luxury a 692.700 pesos. El Haval H2 propone una oferta con mayor calidad, algo más de lujo, equipamiento y tecnología, aunque son menores el espacio interior y el baúl. La versión probada tiene un precio de 29.900 dólares (unos 850.000 pesos al cierre de esta edición), aunque por 25.500 dólares (730.000 pesos) se ofrece una variante Comfort, con menos dotación y transmisión manual de seis velocidades.

Por su parte, el Lifan X70 automático se comercializa a 749.000 pesos, que se reducen a 681.000 pesos si se opta por la variante con transmisión manual de cinco marchas, con el mismo equipamiento. En todos los casos, la garantía es adecuada: 3 años o 100.000 kilómetros.

FICHA TÉCNICA Y PRESTACIONES

*Nota publicada en el número 478 (agosto de 2018) de la Revista Parabrisas: los precios pueden variar a los actuales.

Archivado en: , ,

 

 

4 pensamientos en “Haval H2 vs Chery Tiggo 5 vs Lifan X70”

  1. No entiendo como no incluyeron las Baic que se producen con tecnología Saab y bajo standares de Mercedes Benz. Se venden a un precio competitivo y ofrecen garantía de 7 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *