Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Manejo Preventivo

18/09/2018

¿Pudo realmente la tecnología haber evitado la muerte de De La Sota?

Partiendo de este cuestionamiento, analizamos las razones que causaron el fallecimiento de quien fue tres veces gobernador de la provincia de Córdoba.

Habiéndose transformado en un caso de gran resonancia, la muerte del ex gobernador dejó conmocionada a toda la provincia de Córdoba y a gran parte del país.  

Si bien el peritaje no ha entregado resultados aún, ya se formulan distintas hipótesis de lo que pasó el sábado 15 de septiembre por la noche, en la Ruta Nacional Número 36. 

Uno de los datos que no deja de llamar la atención, es el vehículo en el que sucedió el siniestro: un Volvo XC60 de primera generación, modelo que, a pesar de ser un vehículo con algunos años de antigüedad, sigue siendo considerado como un automóvil altamente seguro. 

Tomando esta información y retomando la pregunta que titula la nota, creemos que, si fue un accidente se pudo haber evitado. 

Yendo desde lo más complejo hasta lo más simple identificaremos los mecanismos que podrían haber provocado un desenlace sin consecuencias fatales.  

Lee también: El evento Stop The Crash para la seguridad vehicular pasó por la Argentina

Modelos como el Volvo XC60 de actual generación y otros de sus contemporáneos, incluso productos de menor jerarquía, disponen de dispositivos de seguridad activa que evitan siniestros de este tipo. Entre ellos, podemos mencionar el alerta de conductor cansado, el de proximidad y el sistema de frenado automático. Incluso existen otros sistemas que avanzan en los primeros escalones de la conducción autónoma, tales como, por ejemplo, control de velocidad crucero adaptativo, sensor de ángulo ciego, sistema de detección de objetos en el camino (incluso algunos identifican si se trata de humanos u objetos). 

El alerta de conductor cansado envía mensajes luminosos y sonoros que advierten al piloto de esa situación para que orille el vehículo para descansar. Este sistema funciona mediante sensores que registran los movimientos y las facciones del conductor, para considerar si se está quedando dormido o no. Vale destacar que, antes de emprender el viaje fatal, De La Sota visitó a su peluquera, Norma Espamer, quien declaró: “Vino al mediodía. Estaba apurado porque era el cumpleaños de su hija Natalia. Se dormía, estaba muy agotado”, aseguró. 

El alerta de proximidad aparece justo antes de que se accione el frenado automático, a modo de ultimátum. Se manifiestan alarmas lumínicas y sonoras de alto poder para que el conductor retome la atención en el camino. Este elemento de seguridad funciona mediante sensores y radares exteriores que detectan a los vehículos precedentes, midiendo su proximidad y alertando al conductor. No obstante, pueden ser ignorados por el conductor; incluso en algunos modelos pueden desactivarse. 

El sistema de frenado automático es un elemento de seguridad que, como indica su nombre, funciona sin la intervención del conductor. Este dispositivo detecta los vehículos que circulan por delante y si considera que habrá una colisión inminente acciona el sistema de frenos de forma automática. Sin embargo, el sistema electrónico del vehículo puede entender que el conductor tiene el control cuando, por ejemplo, el pedal del acelerador está presionado en un porcentaje determinado, el volante girando en un ángulo específico o con el freno accionado en un valor equis. Existen sistemas de este tipo que varían la efectividad de la frenada automática según los niveles de velocidad: al sobrepasar determinada marca no funcionan. 

El vehículo que manejaba De La Sota ya contaba con esta tecnología, pero esta solo funcionaba a velocidades de cincuenta kilómetros por hora o inferiores. La generación actual de la camioneta amplió este rango de forma considerable, ya que puede accionar el sistema de frenos hasta una velocidad de ciento cincuenta kilómetros por hora. 

Es importante aclarar que este sistema entra en acción, si considera que el conductor no está realizando ningún tipo de maniobra evasiva. 

Lee también: Así es el Plan Metropolitano de Seguridad Vial para Motociclistas

¿Podrían estos sistemas haber salvado al ex gobernador? La respuesta no es una sola. Y hay un dato que es clave para responderla: la velocidad a la que circulaba el XC60 de De La Sota.  

Hasta el momento los peritos que analizan el accidente no han comunicado los resultados de sus investigaciones, pero algunos testigos aseguran que “Iba muy rápido”. 

Este detalle se une de manera indivisible con el elemento con el cual impacto. El choque con un acoplado tiene características propias en lo que hace a la accidentología. Lo que sucede generalmente cuando un vehículo de uso particular impacta contra este tipo de rodados, es que se introduce por debajo. De esta manera las zonas que están preparadas para absorber energía no lo hacen, siendo particularmente dañado el habitáculo que es donde se ubican los pasajeros dentro del vehículo. Según el parte médico, la causa de la muerte del ex gobernador fue un traumatismo severo de cráneo. Se sabe que los airbags explotaron, pero es probable también que el piloto no tuviera el cinturón de seguridad abrochado, lo cual, sumado a la manera en la que se parte el paragolpes del camión, conforma un cóctel fatal. 

Esto se puede evitar colocando paragolpes adecuados en los acoplados, los cuales deben respetar una altura con respecto al piso y deben tener una resistencia lo suficientemente alta. De esta forma se evitaría el “solapamiento” al momento del siniestro y por consecuente los vehículos reaccionarían de forma correcta ante los impactos. 

Por último, debemos tocar la base de la cuestión: la educación. 

Si consideramos las dos hipótesis más fuertes que se barajan vemos que una está asociada con el exceso de velocidad y otra al cansancio al momento de subirse al auto. Dos cuestiones básicas en las que nunca debemos incurrir. 

Hoy nos lamentamos por la muerte de esta figura, pero lo cierto es que este tipo de situaciones seguirán pasando si no respetamos las normas de tránsito y nos concientizamos. 

No hay que esperar a que las nuevas tecnologías nos salven de nuestra propia negligencia. Hay que prevenir con educación para no lamentar más muertes. 

Archivado en: , , , , ,

 

 

4 pensamientos en “¿Pudo realmente la tecnología haber evitado la muerte de De La Sota?”

  1. Considero que la nota periodística está muy bien fundamentada, con un detalle generoso y abarcativo. Lo hace desde lo técnico hasta lo formativo, con una lógica correcta. Mis felicitaciones

  2. Bueno, hablando de educación, el que escribió la nota debería volver a la escuela primaria, pues sensor se escribe así y no censor. En cuanto a los paragolpes del acoplado, es un comentario sinsentido. Al final, en una de esas el conductor que ya está procesado es el que pagará los platos rotos. Justicia legítima.

  3. Hay un vídeo de chevrolet que muestra la diferencia entre un choque con un acoplado legal y contra un acoplado ilegal .. los dos son probados contra un Chevy Malibú ( creo q es uno de los autos más seguros de EEUU) y los resultados son impresionantes. Se los recomiendo

  4. LA NOTA ESTA MUY REDACTADA, LA TECNOLOGIA NO TE SALVA DE LA NEGLIGENCIA, PERO HAY A MI CRITERIO, COSAS QUE SE DEBERIAN CORREGIRSE , PARA QUE LOS SISTEMAS AYUDEN Y EN CASO DE NEGLIGENCIA TAMBIEN , EJEMPLO LOS CAMIONES DEBERIAN TENER UN PARAGOLPES INTEGRAL , ES DECIR LA PARTE TRASERA DEL LOS CAMIONES DEBERIAN TENER UN PLANCHADA NO UN PARAGOLPES, DE MODO QUE UN VEHICULO QUE IMPACTE EN SU PARTE TRASERA SE ENCUENTRE CON UNA ESPECIE DE FRONTON QUE NO PERMITA QUE DICHO VEHICULO SE META DEBAJO DEL MISMO, HAY OTROS VEHICULOS QUE TAMPOCO ENTIENDO COMO ES QUE CIRULAN SIN REGULACION Y ME REFIERO A LAS GRUAS DE AUXILIO MECANICO, COMPUESTAS POR UNA PLANCHA DONDE SUBEN EL AUTO, LA PARTE POSTERIOR ES UNA VIRTUAL GUILLOTINA, ENTONCES TAMBIEN ES UNA TRAMPA MORTAL SI UN AUTO IMPACTA EN SU PARTE POSTERIOR Y AQUI LA TECNOLOGIA DISPONIBLE DEJARIA DE ACTUAR, ES PARA PENSAR.
    ADEMAS DE APLICAR LA TECNOLOGIA AL SERVICIO DEL USUARIO, REGULEMOS SISTEMAS DE PROTECCION QUE TAMBIEN LOS PROTEGAN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *