Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Noticias

03/11/2018

Lifan MyWay vs Chevrolet Spin

Por René Villegas - Con lugar para siete pasajeros, el renovado Spin tiene un único competidor en utilidad y precio: el MyWay. Si bien tienen conceptos diferentes, representan propuestas interesantes para cubrir las necesidades de familias numerosas.
Fotos: Alejandro Cortina Ricci

Si existe la necesidad de comprar un vehículo con tres filas de asientos, las opciones, a valores medianamente accesibles, nunca abundaron y la actualidad no es la excepción.

Por alrededor de veinte mil dólares, los modelos que ilustran estas páginas son los únicos disponibles en el mercado. La novedad viene de la mano del renovado Chevrolet Spin, que luce nuevo diseño exterior y mejoras de equipamiento. La oferta del producto de GM se compone de siete versiones en total, tres de ellas con la posibilidad de contar con siete plazas.

Dos son LTZ, con transmisión manual de quinta o automática de sexta, y la restante es la aquí graficada Activ, disponible únicamente con transmisión automática. A este modelo de producción brasileña podemos encontrarle un único rival dentro de un rango de precios similar. Oriundo de China, Lifan lanzó a fines del año pasado el MyWay, sólo con transmisión manual de cinco marchas, aunque una alternativa con transmisión automática está pronto a ser estrenada. ¿Estarán a la altura de lo que busca un consumidor promedio?

Diseño-Aerodinámica

Spin ***

MyWay ***

No es difícil establecer que delante del Spin nos encontramos con un familiar del segmento B, que comparte muchos componentes con Cobalt, aunque no sea la carrocería una variante familiar de aquel. La renovación estética le cayó muy bien a un diseño general, por lo menos, conflictivo.

El Lifan MyWay tiene dimensiones similares, trompa corta y una carrocería alta que prácticamente empata la cota de ancho. Esa característica, además de proporcionar un aspecto de “galerita”, lo perjudica aerodinámicamente de forma considerable, más cuando el viento cruzado nos ataca en la ruta.

Si bien algunos lo consideran como un crossover o SUV, su característica de motor longitudinal y tracción trasera nos hace suponer que bien puede haber sido desarrollado sobre la base de un modelo comercial.

Confort / Espacio interior

Spin *** 1/2

MyWay ****

Como verdaderos vehículos familiares, no defraudan. MyWay tiene diez centímetros extra de distancia entre ejes, que son fundamentales para otorgarle mayor espacio en el largo para las filas posteriores, que además son bipartidas y poseen reglaje corredizo.

En ambos casos, la segunda fila cuenta con reclinación. Para acceder a la tercera fila se deben rebatir respaldo y asiento de la fila del medio. Esta operatoria es mucho más suave y sencilla en el Chevrolet, aunque para rebatir el asiento del lado izquierdo no presenta un comando específico que simplifique la tarea, algo que sí posee el Lifan.

El producto chino, a su vez, propone salidas traseras de climatización con forzador y mejor espacio para las piernas en ambas filas posteriores. Sin embargo, es escasa la altura al techo en la tercera línea, ya que el piso queda algo elevado: recordemos que debajo del piso se encuentra el diferencial.

En el Spin, los asientos cuentan con mayor confort, pero para que en la tercera fila se pueda viajar dignamente tendremos que correr longitudinalmente la segunda fila hacia adelante, limitando la habitabilidad por detrás de conductor y acompañante. Cuentan con regulaciones básicas de volante y butaca en altura, que determinan una postura de manejo elevada y no demasiado configurable. Las comodidades son relativas al rango de precios, mientras que en ambos casos la calidad general no es motivo de elogios.

Por algunos detalles de armado y una combinación interior poco agradable (en marrón con negro) en el caso del MyWay, Spin saca una diferencia que no llega a ser demasiado decisiva. Por otra parte, no existen diferencias notables en los baúles, que obviamente se ven reducidos con todos los asientos en posición normal.

Motor-Prestaciones

Spin ***

MyWay *** 1/2

El Spin mantuvo sin alteraciones el eterno motor 1.8, que desarrolla 105 CV, con un sólo árbol de levas y ocho válvulas. Llega a nuestro país sin la evolución SPE/4 que ofrece en Brasil y que ostenta algunas mejoras internas y cuatro bobinas individuales en el sistema de encendido.

El del Lifan tiene un cubicaje similar, pero cuenta con doble árbol de levas con apertura variable, que operan sobre dieciséis válvulas, las que colaboran para obtener finales 132 CV. En ambos, la cifra de torque máximo se aproxima a los 16 kgm, aunque la mayor diferencia está en el régimen en el que los obtienen: el Lifan necesita estar a 4.200 rpm, frente a las 3.200 vueltas del impulsor del Chevrolet.

No deberían ser motivo de compra las prestaciones en autos de este tipo; si lo fueran, no la pasarían muy bien. A pesar de no ser equiparables por los diferentes tipos de transmisión, resultaron poco eficaces en términos prestacionales, y con consumos algo elevados.

Equipamiento-Instrumental

Spin *** 1/2

MyWay ***

Si bien Spin llega en tres opciones de siete plazas, todas cuentan con la misma dotación de confort y seguridad. En la nueva gama 2018 se han incorporado cámara de marcha atrás y sensor de lluvia, mientras que conserva como exclusividades el conocido sistema MyLink de segunda generación, con pantalla de siete pulgadas y conexión para smartphones, encendido automático de luces, control de velocidad crucero y el sistema de comunicación OnStar, gratuito durante un año.

El MyWay ofrece menor dotación general, pero entrega aire acondicionado con comando digital para las plazas traseras, junto a un sistema multimedia con la posibilidad de cargar mapas GPS. Tiene una pantalla táctil de nueve pulgadas, similar al entorno de una tablet, que arrojó un funcionamiento adecuado y relativamente rápido.

El tablero de instrumentos del Spin fue renovado: más convencional, ofrece dos instrumentos por aguja y medidor de combustible lumínico, mientras que el del MyWay dispone de la misma cantidad de agujas, pero son dos los medidores secundarios, en este caso digitales.

Suspensiones-Dirección

Spin ***

MyWay ***

El producto de origen chino cuenta con un esquema de suspensión trasera particular, que obtiene buena reacción en ciudad. A pesar de esto, los neumáticos resultan un poco duros en empedrados, mientras que el tren delantero emite algunos quejidos al atravesar ciertos baches.

En la ruta, incluso a velocidades legales, se pone inestable fácilmente. Si bien se lo nota más aplomado en términos de comportamiento, el Spin muestra sus limitaciones al querer doblar algo más rápido de lo habitual, con una marcada tendencia a irse de cola. En ciudad transmite sensación de robustez general, en este caso con neumáticos de uso mixto.

Comparativamente, se lo siente más firme que al Lifan, transmitiendo menor cantidad de ruidos y molestias al habitáculo. La dirección del Spin tiene asistencia hidráulica, que es algo pesada, a pesar de que en el país vecino ya ofrece dirección eléctrica, similar a la que monta el MyWay. Por el hecho de no contar con tren delantero motriz, éste último presenta un admirable radio de giro.

Transmisión-Caja

Spin *** 1/2

MyWay ***

El producto de GM está disponible con dos opciones de transmisión, una manual de cinco marchas con buen tacto y relación final algo larga, y la que usamos en este caso: automática de sexta con comando secuencial desde unas teclas en el selector.

Con adecuado funcionamiento, por momentos no oculta algunos indeseables tironeos y patinamientos. La caja manual de cinco marchas del contrincante tiene un comando un poco impreciso, junto a una relación final corta, que elevan considerablemente la rumorosidad en el habitáculo. En la página de la marca ya figura como disponible la versión automática, también de cinco velocidades.

Seguridad-Frenos

Spin ** 1/2

MyWay ***

El asiático saca buena ventaja por el hecho de incorporar de serie control de estabilidad y tracción, sumamente necesario en un chasis poco efectivo y un formato con centro de gravedad alto.

Ofrecen doble airbag frontal y anclajes Isofix en la segunda fila de asientos, junto a luces rompeniebla delanteras y traseras. Los leds frontales son diurnos para el Lifan, pero sólo de posición en el Chevrolet. A pesar de que el chino cuenta con discos en las cuatro ruedas, las mediciones de frenado no fueron destacables.

Precio-Garantía

Spin *** 1/2

MyWay **

La oferta de siete asientos del Spin arranca en los 618.900 pesos del LTZ manual, que se elevan a 645.900 si se opta por la caja automática de seis marchas. Por 669.900 pesos, la Activ (que utilizamos para esta nota) suma detalles exclusivos. A 622.000 pesos, el Lifan MyWay manual plantea batalla con más equipamiento de seguridad, pero menos de confort.

La versión automática se comercializa a 712.000 pesos, diferencia que no parece justificable. Al cierre de esta edición, el dólar se disparaba en la Argentina, motivo por el cual estos precios pueden variar. Ambos ofrecen garantía de tres años o cien mil kilómetros, aunque el respaldo de una mayor red y una imagen consolidada para Chevrolet, junto a una reventa con mayor previsibilidad, pueden ser también motivos a valorar.

FICHA TÉCNICA Y PRESTACIONES LIFAN vs CHEVROLET

 

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *