Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Noticias

28/11/2018

Blindar los micros, la solución de los ingleses

Ante los vergonzosos incidentes en la previa de la final de la Libertadores, muchos se preguntan si, a partir de ahora, no habrá que emplear un método como el utilizado por los ingleses. Mirá el video.

La locura de los hooligans ingleses es tan estúpida como la de los barras bravas argentinos. Es sabido que los británicos lograron liberarse de esta maldición que acompañó a su fútbol durante muchos años pero, a veces, aparecen algunos resabios de esa locura, por ejemplo, cuando el micro del equipo visitante avanza por las calles del conjunto local.

A diferencia de lo que sucedió en Núñez el sábado pasado, cuando la ineptitud policíaca y de las autoridades municipales y nacionales quedó una vez más de manifiesto al no poder garantizar la seguridad de la súper final de la Copa Libertadores de América entre River y Boca, en Gran Bretaña los operativos no fallan, aunque eso no evita que algunos hinchas descontrolados arrojen objetos contundentes contra el micro del adversario. Y, sin embargo, no pasa nada. ¿Por qué? Porque utilizan ómnibus con vidrios resistentes a los ataques de ese tipo, los conocidos como “antivandálicos”.

En el video que aparece más abajo (que recientemente circuló en varios sitios web) se ve cómo los simpatizantes del Liverpool reciben al equipo del Manchester City con una lluvia de objetos contundentes que se estrellan contra el micro sin que se dañen los cristales y, por ende, sin que nadie del pasaje salga lastimado.

La pregunta cae de madura: ¿se puede aplicar esa solución en la Argentina? 

Para interiorizarnos más en el asunto nos comunicamos con la empresa Strong (del Grupo Dietrich), especialista en el rubro. Hablamos con Andrés Schvartzman quien amablemente supo evacuar todas nuestras dudas. 

Lee también: Así es el Plan Metropolitano de Seguridad Vial para Motociclistas

Parabrisas – ¿Es posible blindar un micro? 

Andrés Schvartzman – Desde el punto de vista técnico es realizable, pero lo cierto es que no se puede, ya que la Ley Nacional de Tránsito no lo permite. Por cuestiones de seguridad, exige que todos los cristales se puedan romper, tanto desde el interior como desde el exterior, en caso de accidentes (incendios, vuelcos, etcétera). Por ello, siempre se pueden observar los martillos obligatorios al lado de las ventanas en todos los transportes colectivos de larga, media y corta distancia. 

De todas formas, a sabiendas de que los micros que utilizan los equipos de fútbol hacen traslados cortos, lo más lógico sería que estén blindados, ya que hay más posibilidades de que los apedreen a que tengan un accidente fortuito.  

Lee también: Evaluaron la seguridad de las sillas para niños. Mirá los resultados.

P – ¿Qué blindaje necesitaría un micro como el de Boca o River? 

AS – El blindaje ideal para este tipo de vehículos sería el que denominamos antivandálico, el cual hubiera resistido sin problemas los ataques que se vieron el sábado en los alrededores del estadio Monumental. 

Un blindaje balístico sería excesivo, ya que hasta la fecha no se registraron ataques con armas de fuego a micros en nuestro país. Además, sumaría una enorme cantidad de peso a la unidad, con todas las contras que ello acarrea. 

P – ¿Cuánto costaría blindar un micro? 

AS – Aproximadamente unos 11.000 dólares. Siempre hablando del blindaje antivandálico; el blindaje balístico tendría un costo mucho mayor.

Está claro que este tipo de medidas no termina con el problema de fondo. Son como un parche en una rueda que debe ser reemplazada definitivamente porque ya no puede seguir girando.

Habla de un contexto social muy violento, en donde no se puede confiar en los organismos de seguridad y se tiene que recurrir a medios externos para garantizar tranquilidad. 

Es claro que de esta forma no se ataca la raíz del problema, pero posiblemente estemos hablando de uno de los paliativos más efectivos, que se usa en muchísimos países. 

 

 

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Un pensamiento en “Blindar los micros, la solución de los ingleses”

  1. No hay que blindar los micros. Hay que agarrar a los barras bravas y meterlos presos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *