Revista Parabrisas

G Plus

Twitter

Facebook

Instagram

Manejo Preventivo

17/12/2018

Cómo elegir el mejor aceite para el motor

La respuesta está en el manual del propietario: siempre hay que seguir las indicaciones del fabricante. Aquí, una mirada general sobre las opciones disponibles.

El sistema de lubricación de un motor moderno es, básicamente, igual que el de un propulsor antiguo, pero en su conformación aparecen elementos que lo hacen más complejo, como por ejemplo, el sistema de distribución o la bomba de aceite.

Como sabemos, el lubricante recorre diferentes sectores del motor instalándose en forma de fina película para para prevenir el desgaste de las piezas mecánicas. Pero no todos los motores son iguales y por eso deben utilizar lubricantes específicos.

Lee también: Qué puede pasar si no cambiás el aceite de tu auto?

Los aceites disponibles en el mercado son minerales o sintéticos. Los primeros, se emplean en unidades motrices antiguas o de baja potencia, mientras que los otros están desarrollados para propulsores modernos y de alto rendimiento. Dentro de cada una de estas dos clases existen diferenciaciones específicas que tienen que ver con la respuesta del lubricante. Esa característica está dada por la viscosidad o fluidez del aceite, capacidad que está indicada por las normas SAE y que aparece en el envase con números específicos. Por ejemplo, en un aceite 5W-40, 5W es un número asociado a la viscosidad a bajas temperaturas (la W es por Winter, invierno en inglés), y 40, un número asociado a la viscosidad a temperatura de trabajo.

Además de la denominación SAE para indicar la viscosidad de los aceites, existe la clasificación API que refiere a la calidad. Esta clasificación se compone de dos letras: la primera, indica el tipo de motor (S para motores a nafta; C, para Diesel), y la segunda, la calidad (será mejor cuanto más avanzada la letra en el alfabeto).

Lee también: Pequeños puntos que debemos controlar de nuestro auto

Por ejemplo, un aceite SAE 5W-30 API SN es un lubricante de buena fluidez con una viscosidad que le permite llegar rápidamente a la mejor protección a temperatura de trabajo y que es indicado para un motor a nafta.

Utilizar un aceite diferente al recomendado por el fabricante no tiene que ser necesariamente peligroso para el motor, siempre y cuando sea un lubricante de especificaciones superiores y misma viscosidad.

Lee también: Cinco detalles cotidianos que no cuidamos del auto

Mezclar aceites no es una maniobra que recomendemos, pero si estamos obligados a hacerlo será necesario elegir un lubricante con las mismas características de viscosidad.

El manual del propietario es el lugar donde están todas las respuestas y los talleres especializados los aliados que pueden ayudarnos a resolver las eventuales dudas.

 

Archivado en: , , , ,

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *