sábado 16 de febrero de 2019
MERCADO | 1 year ago

¿Cuánto costará recargar la batería de un auto eléctrico en Argentina?

La llegada de los primeros autos eléctricos al país es inminente, por ese motivo YPF anunció que colocará los primeros puestos de recarga. ¿Sabes cuánto costaría recargarlos en casa?

Los autos eléctricos ya son una realidad en muchas partes del mundo, pero hasta el momento son desconocidos en Argentina. El reciente anuncio del gobierno, que establece una importante reducción del impuesto a los vehículos importados de extrazona que utilicen tecnologías alternativas generó expectativas en el sector automotor.

Varias marcas ya trabajan para incorporar los primeros autos eléctricos. La primera será Renault, que estará mostrando en el próximo Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires al utilitario Kangoo Z.E. Este furgón ya ha sido homologado en el país, y se comercializará desde antes de fin de año. Utiliza tecnología 100 por ciento eléctrica, por lo que del 35por ciento de arancel que hubiera tributado tiempo atrás, el mismo se reduce a tan solo el 2 por ciento.

Los autos completamente eléctricos ofrecen pros y contras respecto a los híbridos. Los últimos emplean un motor de combustión interna, asociado a otro eléctrico para generar el impulso. De esta forma se eleva considerablemente el rendimiento, como así también la autonomía. Sin embargo no dejan de quemar combustibles fósiles, lo que además supone un gasto extra de dinero.

Salvo que sean también enchufables, donde una batería debe ser recargada para entregar durante más tiempo potencia eléctrica, los híbridos convencionales se recargan con el mismo motor de combustión, que hace las veces de generador de corriente. Dependiendo del uso, el consumo de combustible se reduce a casi la mitad.

Donde más se advierte la diferencia es ante tramos citadinos, lugar donde se requiere menor potencia constante (incrementando el uso del motor eléctrico). Es en este ámbito donde se produce el mayor desperdicio de energía en los autos con motor de combustión interna, de ahí la ventaja de la ayuda eléctrica.

Eléctricos y sus costos

Los completamente eléctricos tienen a la autonomía como su principal contra, aunque los modelos más modernos suponen mejoras de alcance entre recargas, que pueden ir desde los 200 hasta 300 kilómetros, o incluso más para los más avanzados. De todas formas las estaciones de recarga pueden ser una ventaja importantísima. En ellas la carga se hace a través de corriente continua, lo que aumenta considerablemente la rapidez de la recarga. Tal es así que, con alrededor de 30 minutos de energía se obtiene hasta el 80 por ciento o 90 por ciento de la carga total.

Estas alternativas suponen un costo extra, pero pueden ser la solución para seguir camino. Recientemente YPF anunció que instalará en el próximo tiempo 220 puestos de recarga de este tipo alrededor del país. Todavía se desconoce el precio de una recarga en estas estaciones, pero no será la única alternativa.

Quien compre un eléctrico, o se interese por él, querrá saber los costos de cargarlo en su casa. Por eso tomamos los valores actuales de las empresas prestatarias de servicios de luz en Buenos Aires (Edesur y Edenor) para comprobar cuando costaría hacerlo hoy.

Un auto eléctrico de tamaño normal (sea un compacto o mismo el Kangoo Z.E) consume el equivalente a 15 kw/h reales cada 100 kilómetros, dependiendo del tipo uso. Mientras menos eficiente sea la conducción, mayor energía consumirá. De todas formas difícilmente puede llegar a los 20 kw/h.

En Buenos Aires el valor promedio de un kw/h se establece en 1,15 pesos, beneficiado por los subsidios estatales. Así el gasto cada 100 kilómetros recorridos (a 15 kw/h) sería de 17,25 pesos. En nuestras pruebas, vehículos convencionales con motor de combustión interna obtuvieron un promedio de consumo de 8 litros de nafta súper cada 100 kilómetros, lo que a un valor de 18,50 pesos, da un costo de 148 pesos cada 100 kilómetros. La diferencia es considerable.

Si tomamos un uso promedio anual de 15 mil kilómetros, cualquier conductor gastará 22.200 pesos de combustible. Quien utilice un auto eléctrico, y emplee la red doméstica para recargar baterías, deberá abonar a la compañía de energía eléctrica un extra de 2.587 pesos durante el transcurso del año, que se adosarán al consumo de la vivienda.

Si no se dispone de los cargadores especiales (las automotrices suelen ofrecerlo como opción), la recarga puede demorar hasta 8 horas, debido a que se hará con corriente monofásica alterna.

Tampoco debemos pasar por alto que los motores eléctricos son más económicos de mantener. Cuentan con menos piezas móviles que uno de combustión interna, y no requieren cambios de aceite, filtros, bujías ni correas de distribución. Resta esperar su debut, y allí conocer su precio definitivo para evaluar la viabilidad. Un panorama clave, para una nueva tecnología que definitivamente llegará para quedarse.

Galería de imágenes

Comentarios