sábado 15 de mayo de 2021
MANTENIMIENTO | 02-06-2020 09:00

Esa "extraña" luz llamada xenón

El nombre de este popular sistema de iluminación proviene de la palabra griega xenos que significa extraño. Entre la moda y la eficacia en función de la seguridad.

En los últimos años ha sido vertiginoso el desarrollo de nuevas lámparas para los automóviles. Ya hay muchos de media y alta con faros de xenón o con lámparas LED, es decir diodos emisores de luz.

Claro que todavía subsisten las lámparas halógenas e incluso las incandescentes en los modelos de anteriores generaciones. Hablaremos hoy de las lámparas de descarga, las de xenón.

El arco de luz de la lámpara de 35 watts, emite, en comparación con la lámpara halógena H1, el doble de flujo luminoso a alta temperatura del color. Al contrario que en el caso de la lámpara halógena, la luz se genera mediante un antorcha de plasma, el gas xenón, en una llama eléctrica del tamaño de un carozo de cereza.

Las lámparas de descarga de gas para automóviles del tipo D4, están equipadas con un zócalo de alta tensión y por una ampolla de cristal con protección ultravioleta.

Los modelos del tipo D1 y D3 disponen de un sistema electrónico de alta tensión necesario para el encendido de la lámpara, integrado en su zócalo.

La luz de xenón emitida por los nuevos faros forma una ancha franja de luz delante del automóvil, combinada con un amplio alcance.

Por ello, los bordes de la carretera pueden verse incluso en carreteras con curvas y calzadas anchas, tal y como se consigue con los faros halógenos en una recta. En situaciones de circulación difíciles y condiciones meteorológicas desfavorables, tanto la visión como la orientación son mucho mejores.  

Las oscilaciones del sistema de alimentación eléctrico de a bordo a quedarán equilibradas y así desaparecerán los cambios de corriente.

Si la lámpara se apaga, por ejemplo por caídas de tensión en la red de a bordo, esta volverá a encenderse de nuevo automáticamente.

En casos de falla de la lámpara, el balasto electrónico interrumpirá la alimentación para garantizar la protección en caso de contacto accidental. Hay lámparas bi xenón que combinan la luces bajas y altas.

Las luces de xenón consumen poca corriente, de 0.4 amperios en trabajo continuo, y el amperaje llega a los 2.6 en forma breve cuando se necesita máxima iluminación.

También te puede interesar

at Pablo Jorge Gualtieri

Galería de imágenes

Comentarios

Más en