domingo 25 de septiembre de 2022
MERCADO | 29-07-2019 14:41

Agosto 0km: Los beneficios para la compra de vehículos nuevos se extenderán por un mes más

Con las bonificaciones en conjunto por parte del Gobierno y las automotrices durante junio y julio, el plan de descuentos se extenderá por 31 días más.

Con el objetivo de impulsar al menos por un mes más al sector automotor, el Gobierno, en conjunto con las automotrices, extendió el plan de bonificaciones para la compra de vehículos nuevos durante todo agosto para tratar de apuntalar no sólo las ventas de 0km, sino también a la industria automotriz.

“El plan ha sido positivo para las terminales, los concesionarios y toda la cadena de valor, así como también para el gobierno nacional y las provincias que se han visto beneficiados por una mayor recaudación producto de una mejora de la actividad”, señaló Luis Fernando Peláez Gamboa, presidente de ADEFA (Asociación de Fábricas de Automotores).

Además destacó que el sector recibe gratamente la noticia luego de que se haya decidido extender los beneficios para los clientes durante un mes más. Por otro lado, cabe destacar que a pesar de los planes Junio 0km y Julio 0km, las caídas interanuales siguen mostrando saldo negativo. En contrapartida, en los últimos dos meses comenzó a registrarse una tendencia creciente a partir de la segunda quincena del sexto mes del año.

De esta manera, con los estímulos para el sector en julio, se registró una mejora intermensual del 26,3 por ciento (teniendo en cuenta la misma cantidad de días) y si se compara el promedio diario entre ambos meses y su comparación con mayo (mes previo al plan), el crecimiento fue del 77,3 por ciento.

De acuerdo a la demanda alcanzada hasta el momento, en total se estima que el plan, al finalizar, puede arrojar un incremento de unas 30.000 unidades aproximadamente, respecto de las proyecciones realizadas previas a su implementación, y generar una recaudación del orden de los 7.800.000 de pesos.

El plan de bonificaciones comenzado hace casi dos meses, consiste en el respaldo a las empresas, por parte del Gobierno, a través de fondos que permitirán abaratar los costos locales de la producción mientras que las terminales automotrices ofrecerán por medio de sus concesionarios oficiales un descuento de 50.000 pesos por vehículo, para aquellos cuyo precio de venta sea igual o inferior a 750.000 pesos, y de 90.000 pesos, para aquellos cuyo precio sea superior, quedando excluidos los vehículos alcanzados por impuestos internos.

Por otro lado, los vehículos de Plan de Ahorro estarán excluidos y sólo se podrá acceder para venta de contado o ventas financiadas. En tanto, la bonificación puede ser acumulable con otras promociones que ofrezcan las terminales que suscriban la línea o sus concesionarias.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en