lunes 19 de abril de 2021
NOVEDADES | 07-04-2021 18:49

Más de 22.000 nuevos casos, ¿cómo preparar el auto para evitar el covid-19?

Con el aumento de los casos en tiempos de pandemia, te mostramos algunos tips para que no haya ninguna bacteria en tu vehículo.

La propagación de la nueva ola de coronavirus a nivel mundial es un hecho y el aumento exponencial de casos durante los últimos días (más de 20.000 diarios) en Argentina obligó a las autoridades a tomar medidas para tratar de evitar una mayor suba cantidad de infectados.

Sin embargo, muchos necesitan disponer de un auto para movilizarse en tiempos de pandemia. Para tomar todos los recaudos correspondientes, te mostramos cómo desinfectar cualquier vehículo.

En primer lugar, si durante los últimos días sabés que una persona con posibles síntomas viajó en tu unidad o simplemente querés prevenir la formación de bacterias, especialmente en el interior, es importante tener en cuenta diferentes cuestiones.

El virus puede tener mayor o menor persistencia dependiendo los factores climáticos y el tipo de superficie. Por ejemplo, según estudios, en acero inoxidable puede durar hasta 72 horas, en metal, plástico y vidrio (componentes de mucha presencia en los autos) hasta cinco días, incluso poco más de una semana. En los tapizados, el virus tiende a persistir menos que el acero, entre 12 y 36 horas.

Lavaderos de autos

Para apaliar el Covid-19, primero debemos saber cuál es el elemento más sucio del auto. Según un estudio del National Center for Biotechology de los Estados Unidos, el volante es el sector con más bacterias dentro de un automóvil con aproximadamente 625 unidades de colonias (CFU).

Antes de ingresar al auto es importante lavarse las manos con jabón o alcohol en gel. También, las manijas del vehículo externas son uno de los lugares del vehículo con mayor transmisión de bacterias, por eso es recomendable pasar un paño para desinfectar este sector del vehículo. Algunos recomiendan utilizar guantes descartables luego de limpiarse las manos para iniciar el proceso de desinfección. 

Al ingresar al vehículo, es importarse esparcir líquido desinfectante (igual que las manos) por el volante (los más sucio de todo), la palanca de cambios, los posavasos, manijas internas, botones y perillas de los levantavidrios, la radio o el sistema de refrigeración, pantalla multimedia (tener en cuenta el tipo de líquido), el freno de mano, el cinturón de seguridad, entre otros objetos de mayor contacto corporal.

El lavado de vidrios y el aspirado de alfombras son dos acciones que pueden complementarse con la desinfección, debido a que principalmente en el segundo caso, atraen gran cantidad de suciedad ya que son los elementos ubicados en el piso del auto y donde apoyamos los pies.

Para los tapizados, se puede recurrir a aerosoles especiales, vitales para prevenir la aglomeración de bacterias. En el caso de toser o estornudar durante el proceso de limpieza o simplemente mientras estamos viajando en el auto, es fundamental cubrir con el lado interno del codo para no depositar los gérmenes sobre ninguna superficie. Al bajar... volver a empezar, ¡otra vez a lavarse las manos!

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en