viernes 18 de octubre de 2019
MANTENIMIENTO | 09-07-2019 13:53

Conocé todo lo que tenés que saber sobre los cables de encendido

Aunque se verifica una clara tendencia a suprimirlos, estos elementos siguen teniendo participación en millones de automóviles en todo el mundo

La función del cable de encendido es conducir el alto voltaje producido por la bobina o transformador hasta las bujías, pasando antes muchas veces por un distribuidor, sin permitir pérdidas de corriente, garantizando un encendido sin fallas. Estos siguen el desarrollo de los automóviles, principalmente con el uso de la electrónica de a bordo y con el aumento de compresión de los motores, haciendo necesarios voltajes mayores para producir la chispa en las bujías de encendido, lo que termina generando mayores interferencias por radio frecuencia (RFI, por sus siglas en inglés). La alteración de las formas de las carrocerías también influyen en el desempeño de los automóviles, ya que se busca un menor coeficiente con el aire (cx bajo), provoca la disminución del área frontal de los vehículos, elevando la temperatura en el compartimiento del motor.

Además de esto, los cables deben ser proyectados para resistir el ataque de la suciedad, de combustibles, solventes, aceites y otros productos agresivos, con los que ocasionalmente toman contacto. La estructura de un moderno cable de encendido es bastante compleja y en general se trata de un elemento de capas múltiples. Por ejemplo, un cable proyectado por NGK tiene un revestimiento de silicona, a continuación un hilo resistivo en forma de malla  de níquel-cromo, un aislador de goma sintética con refuerzo con fibra de vidrio (solo en los cables de silicona), otro revestimiento de goma de menor grosor y finalmente un hilo de la fibra sintética kevlar.

Este cable se fija a un terminal de conexión especialmente diseñado para acoplarse con firmeza a la parte superior de las bujías, donde se encuentra su terminal de alto voltaje. En realidad hay muchos tipos de cables elaborados con materiales diversos así como diferentes colores, pero su función es la misma, aunque  es primordial que el cable sea de alta calidad de una marca reconocida. 

El mantenimiento

En una disposición clásica los cables van de la bobina al distribuidor, y de éste a las bujías. Aunque este último elemento ha desaparecido en los automóviles modernos. Sin embargo, también hay millones de distribuidores funcionando hasta el presente. Cuando sea necesario sacar los cables (con el motor detenido) por alguna eventualidad, se los debe retirar por los terminales y nunca por los cables. No se deben utilizar herramientas para cambiar los cables de encendido. Algunos cables de encendido tienen blindajes metálicos sobre el terminal de acoplamiento a la bujía, que, además de protegerla de choques mecánicos, permiten mejor disipación térmica y descargas de corriente parásita generadas debido al pasaje de altos voltajes. Los cables deben presentar un aspecto perfecto desde el punto de vista de su integridad y conexiones.

Aquellos que presentan daños en su aislamiento pueden verse a simple vista, y deben ser reemplazados lo antes posible. Se los puede limpiar con un trapo seco humedecido en queroseno, y secarlos de inmediato. A veces también podemos observar óxido en el conector debido a la conexión imperfecta y penetración de humedad entre el terminal del cable y la bujía de encendido. En los talleres de electricidad del automóvil suelen utilizar un multímetro o scanner para efectuar el test de cables de encendido nuevos o usados: se mide el valor de la resistencia óhmica entre los cables. También se hace la prueba en los terminales de supresión de interferencias, que en su interior suelen incorporar un resistor cerámico, el cual es frágil. Por ello se los debe manipular con cuidado, sin torcerlos.

Reemplazando cables

Si se busca reemplazar los cables de encendido (se comercializan en forma de juego, con el de la bobina incluido) en una disposición con distribuidor, por ejemplo, se debe mantener el orden de encendido establecido por el fabricante, el cual figura en el manual de instrucciones del automóvil. Por ejemplo, un cuatro cilindros en línea puede tener un orden 1-3-4-2 y un seis en línea, 1-5-3-6-2-4. Las cosas se complican a partir de los V-8, aunque también resulta posible si seguimos los pasos que damos a continuación. Esto significa que es el orden en que saltan las chispas en las bujías en los diferentes cilindros. Cambiar el cable de la bobina no trae ningún problema, porque se conecta de ésta al distribuidor y ya está.

Pero los cables que salen del distribuidor a las bujías son de otro cantar. Lo más conveniente, si no se tiene experiencia en estos menesteres, es cambiar de a uno los cables para evitar errores y fallas en el motor, es decir desconectar un cable del distribuidor que va a determinada bujía y colocar el nuevo en su reemplazo, y así sucesivamente hasta terminar la tarea. Si por algún motivo deseamos saber si funcionan las bujías, lo que podemos hacer, con mucho cuidado porque existen altos voltajes, es, con el motor funcionando en marcha lenta, desprender el cable utilizando unos guantes especiales para electricistas que se venden en ferreterías, y acercar su terminal a la masa metálica del motor, por ejemplo a la tapa de cilindros.

Así nos es posible ver si saltan las chispas. Bajo ningún concepto se deben desprender los cables con el motor en marcha sin utilizar los citados guantes protectores de corriente. Aún con los guantes, no tocar terminales metálicos como tienen algunos cables de sistemas de encendido. En este caso no podremos realizar la prueba por motivos de seguridad, y lo mejor será llevar el automóvil a un taller de electricidad. Si con el motor en marcha notamos que un cable de alta tensión se ha desprendido del distribuidor o de la bobina, debemos detener la máquina y después conectarlo. De esta forma evitamos los riesgos eléctricos. Lo mismo sucede con los demás cables del encendido.
 

Galería de imágenes

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario