miércoles 29 de enero de 2020
ADELANTOS | 13-12-2019 14:14

El nuevo Jeep Wrangler desembarca en Argentina

El inédito todoterreno de la firma estadounidense llega al país para continuar con el legado que comenzó en su momento el Willys. Ficha, precio y versiones.

El nuevo Jeep Wrangler JL llega a la Argentina con el objetivo de mantener vivo el legado comenzado hace más de 75 años con el legendario Willys (ver nota) y preservando la esencia tradicional del modelo, sin perder de vista la incorporación de mayor equipamiento y el incremento de mayores capacidades off-road.

El inédito todoterreno comenzará a comercializarse a partir de enero en configuración dos y cuatro puertas, en las versiones Rubicon para ambas variantes y Sahara, ofrecida solamente para la segunda configuración. A la Argentina, la nueva generación del Wrangler llegará importada de Estados Unidos.

A partir de esta edición, el vehículo amplifica las tradicionales cualidades todoterreno con avanzados sistemas 4x4 e incorpora por primera vez en la historia del modelo una caja de transferencia de dos velocidades con tracción integral permanente según versión: 1- Para la versión Sahara, el sistema Selec-Trac, que ofrece una relación final de 2.72:1 para la reductora;  2- Para la versión Rubicon el sistema Rock-Trac, que ofrece una relación final 4:1 con reductora 4LO.  Ambos sistemas permiten al conductor activarlos y olvidarse mientras la fuerza se distribuye de manera constante a las cuatro ruedas.

Jeep Wrangler

Las versiones Wrangler Rubicon ofrecen una articulación y recorrido total de la suspensión mejorada respecto a la generación precedente con la ayuda de una barra estabilizadora desconectable electrónicamente. Con la transmisión automática de ocho velocidades, estas versiones tienen una impresionante relación de ascenso (crawl ratio). Ambos mecanismos de transmisión permiten superar fácilmente cualquier obstáculo por complicado que parezca.

En las versiones Sahara y Rubicon, los faros delanteros y antiniebla por LED proporcionan una nítida luz blanca y se suman a la distintiva imagen del nuevo Wrangler. Ambas variantes cuentan con luces de circulación diurna que ahora forman un halo alrededor del perímetro exterior de los faros delanteros, e intermitentes delanteros por LED, de serie, ubicados en el frontal del guardabarros trapezoidal. En la parte trasera, las tradicionales luces traseras cuadradas ofrecen iluminación LED.

Además, el vehículo cuenta con la posibilidad de ofrecer diferentes combinaciones no solo de puertas, sino también de techos y parabrisas, que proporcionan posibilidades de configuración interminables.

Por dentro, la consola central de 8,4 pulgadas presenta un diseño limpio y esculpido, que complementa al del tablero de instrumentos, y luce un acabado diferente en función de la configuración de Wrangler elegida. Un panel de instrumentos revestido a mano exhibe superficies suaves al tacto con marcadas costuras en la versión Sahara.

Otros de los elementos funcionales como los mandos de control del climatizador y del volumen, los puertos USB, y el botón del sistema Stop-Start (ESS) están diseñados para un rápido reconocimiento y se alcanzan fácilmente desde la posición de conducción o del ocupante. Las rejillas del sistema de climatización están delimitadas por un borde de cromo platino lo que le confiere una apariencia premium y resistente al mismo tiempo.

Jeep Wrangler

La funcionalidad y versatilidad de Jeep queda realzada en una rediseñada consola central y en los distinguidos acentos de metal plateado. La consola central alberga el selector de velocidad, caja de transferencia y el freno de mano. La palanca del cambio, las agarraderas y el marco de la pantalla de la consola multimedia emplean tornillos de verdad, subrayando la utilización de métodos de construcción genuinos.

El panel de instrumentos cuenta con una pantalla de siete pulgadas LED. Esta permite al conductor configurar la información visualizada en más de 100 maneras distintas, incluyendo la música, la presión de los neumáticos o un indicador digital de la velocidad. Los botones integrados en el volante permiten controlar el sistema de audio, la voz y las funciones de velocidad sin despegar las manos del volante en ningún momento.

Debajo del capó, ofrece un motor 3.6 Pentastar V6 de 285 CV asociado a una transmisión automática de ocho velocidades. En seguridad, se destaca el  monitoreo de ángulo ciego, control de cruce en la parte trasera, cámara posteior ParkView con líneas de cuadrícula dinámicas, control electrónico de estabilidad) con mitigación electrónica antivuelco y cuatro bolsas de aire 

Los valores de las diferentes versiones del Wrangler son los siguientes: Rubicon (dos puertas) 81.500 dólares, Unlimited Sahara 86.500 dólares y Unlimited Rubicon (cuatro puertas) 88.500 dólares.

FICHA TÉCNICA

 

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario