viernes 7 de mayo de 2021
CLáSICOS | 28-09-2019 11:54

Así probábamos a la Ford F-100

Recordamos el test realizado a una de las pick-ups más emblemáticas del mercado argentino en su variante XLT Diesel.

En la edición de Revista Parabrisas de febrero de 1994, realizamos la prueba de manejo de la Ford F-100, una de las pick-ups con mayor trayectoria en el mercado argentino. En aquella ocasión, la variante probada fue la XLT Diesel MWM.

TEST

Trabajo y placer son el fuerte de esta pick up diésel que tiene estilo y confort.

Líder absoluta del mercado de las pick ups, esta Ford F-100 XLT acepta una doble tendencia propia de los tiempos que corren: cumple tan bien su función para trabajo u ocio. Para afrontar tamaño desafío, mantiene sus clásicas virtudes de robustez y confiabilidad para realizar los trabajos más duros, pero ha sido acondicionada con elementos de confort que también privilegian el placer.

Hoy en día es tan normal ver a una F-100 en el duro trabajo diario, como estacionada frente a algún boliche de moda o llena de sonrientes jóvenes en pleno disfrute. Para ambos roles, la Ford fue equipada con aire acondicionado, dirección asistida, levantacristales y retrovisores externos eléctricos, caja con quinta marcha y equipo de sonido e instrumental similares a los de cualquier automóvil. Con esto también se buscó atender a un mercado de aproximadamente 25.000 unidades, del cual la F-100 es poseedora de un 80 por ciento.

Publicidad Ford F-100 avión 1974, una de las más recordadas.

Al mejor estilo de la moda norteamericana, la pick up de Ford presenta pintura metalizada con vistosas franjas decorativas laterales y acentuando el toque deportivo, llantas modernas y neumáticos más grandes. Sin embargo, el cambio más importante está en el interior. Allí se pueden apreciar desde tecla levantacristales en los paneles de las puertas, comando satelital para las luces, control interno de los espejos y cuentavueltas, hasta tapizado de pana, eficaz radio AM/FM con pasacasettes y aire acondicionado de buen rendimiento.

También en el orden mecánico hubo cambios significativos. Con el nuevo motor diésel MWM con inyección directa y 92 CV se ganó potencia máxima, torque y menor nivel de ruido. Por esto, la F-100 resulta ágil, con buena velocidad final -casi 130 km/h- y bastante más confortable. En ello ayuda también la correcta gestión de la nueva caja Clark CL, muy bien relacionada y superior a la anterior de tres marchas.

Ford F-100

Mejoró la tenida, tanto en curvas como en momentos de frenaje y cambios de dirección, debido a una mayor distancia entre los apoyos de los elásticos traseros y los nuevos largueros estampados, que son más flexibles y resistentes. Esto también permitió una ganancia del 21% en su capacidad de carga -de 750 a 1.200 kg-.

Fue lógico su comportamiento en la pista, acelerando de 0 a 100 km/h en 29.48 segundos y de 0 a 1.000 metros en 42.70 segundos. También fue aceptable su elasticidad: de 40 a 100 km/h marcó 32.53 segundos. En cuanto al consumo, la F-100 recorre 8.60 km/l en ciudad y 11.20 km/l en ruta a 100 km/h. Buenas cifras en ambos casos, considerando la utilización de un combustible barato como el gasoil y tratándose de un vehículo con gran sección.

Ford F-100

Frenando también demostró virtudes: de 100 km/h a 0 necesitó poco más de 60 metros. El sistema de discos adelante y campana atrás se reveló sin vicios, a pesar de tener que parar a un vehículo que pesa más de dos toneladas en vacío.

Circular por las calles con la F-100 es grato a partir de la dirección asistida, los frenos y la agilidad del motor. En ruta, se puede viajar cómodamente a una velocidad de crucero de 100 km/h gracias al bajo nivel de ruido del motor y el gran margen de seguridad que brinda su comportamiento franco. Sólo se complica algo cuando hay que circular por el barro -no tratándose de caminos de tierra- debido a neumáticos poco apropiados. Aunque los mismos son el mejor compromiso para todos los tipos de caminos.

Ford F-100

Esta Ford F-100 nacida como utilitario y que como tal se ganó un importante lugar en el mercado, va más allá con una función social que consiguió plenamente como vehículo para el esparcimiento. Y no son muchos los que pueden apuntar a lo mismo.

Otros Datos

Motor: 4.0 con 92 CV de potencia

Transmisión: Manual de cinco marchas

Velocidad máxima: 128,3 km/h

Aceleración 0-100 km/h: 29,48 segundos

Distancia de frenado a 80 km/h: 40,1 metros

Consumo en ruta a 100 km/h: 11,2 km/l

Consumo en ciudad: 8,6 km/l

Galería de imágenes

Comentarios

Más en