miércoles 8 de julio de 2020
HOMBRES DE AUTO | 17-08-2019 18:36

¿Quién fue Marcel Leyat?

Diseñó y produjo modelos de propulsión a hélice, y los bautizó Hélica, o avión sin alas. Estaban inspirados en el fuselaje de un avión, y era impulsado por una gran hélice situada adelante.

Nacido en Francia el 26 de marzo de 1885, Leyat cursó sus estudios superiores en la Escuela Central de París, y recibió su título de ingeniero industrial en 1907, orientándose hacia la naciente aeronáutica. Comenzó a desempeñarse en la compañía Astra y construyó biplanos propulsados por un motor de Dion de 5 CV. Durante el transcurso de la primera guerra mundial concibió diferentes aeronaves militares, entre las que se incluían bombarderos.

HOMBRES de auto Marcel Leyat

Un año antes de comenzar la guerra Leyat también se dedicó a la fabricación de automóviles, en un pequeño taller en París. Allí se le ocurrió la idea de diseñar y producir modelos de propulsión a hélice, y los bautizó Hélica, o avión sin alas. El automóvil fue inspirado en el fuselaje de un avión, y era impulsado por una gran hélice situada adelante, con las ruedas directrices y los frenos situados en la parte frontal, lo mismo que el motor. Tenía capacidad para dos ocupantes, situados uno detrás de otro. El Hélica, que ahora se exhibe en el Museo de Artes y Oficios de París, era impulsado por un motor de 8 CV y con un consumo de 6 litros de nafta cada 100 kilómetros. El vehículo pesa 225 kilos y era uno de los más veloces para la época.

El Hélica se hizo célebre con la aparición del libro de Gustave Courau, “Mi Hélica en el país de las maravillas”, compartiendo sus experiencias con los lectores luego de hacer muchos viajes con este original y extraño automóvil a través de Francia, entre los años 1921 y 1930.

HOMBRES de auto Marcel Leyat

Del Hélica se produjeron 50 unidades, en diferentes versiones, entre 1913 y 1927. Había modelos de tres y cuatro ruedas, y uno de récord que alcanzó la velocidad máxima de 170 km/h en el circuito Montlhéry, el 7 de septiembre de 1927.

Leyat también construyó tipos especiales de Hélica  para una ferrovía el Congo,  África, y otra en Francia.

El Hélica que recientemente pudimos admirar en el Musée des arts et métiers de París, fue donado en 1931 por el coleccionista privado Gustave Courau. Es un ejemplar de cabina cerrada (conducción interior) construido en 1921, con cuatro ruedas y un motor ABC.

Leyat tenía amplios conocimientos de diseño y fabricación de aviones y quiso trasladar sus experiencias al campo del automovilismo. Pero no era su intención el diseño de un automóvil convencional, sino uno que combinara componentes de los aviones (la hélice, la forma aerodinámica, la madera liviana) con un motor a explosión derivado de los automóviles y motocicletas.

El automóvil a hélice causó sensación durante muchos años en Francia y otros países europeos. Marcel Leyat tuvo la suerte de vivir muchos años, tantos como 101, y falleció en su país el 3 de diciembre de 1986. Cuando los historiadores de automóviles lo entrevistaban en su hogar, solía mencionar que su sueño era ver automóviles volantes, y que lo había conseguido, ya que antes de fallecer pudo admirar diversos modelos de experimentación ideados en Europa y los Estados Unidos.

El Hélica no fue olvidado por los entusiastas de los automóviles, especialmente por los técnicos, y se han publicado numerosos libros sobre este singular rodado y la vida del creador, que también fue un gran amante de la música y que ideó un método especial de aprendizaje para la ejecución del piano.

at Pablo Jorge Gualtieri

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en
Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario