sábado 14 de diciembre de 2019
MANEJO PREVENTIVO | 06-03-2019 10:02

Vuelta al colegio: recomendaciones para que los niños viajen más seguros

Aspectos a tener en cuenta para que los chicos vayan y regresen de la escuela bien protegidos.

El inicio de las clases es un buen motivo para abordar el tema de la seguridad de los niños, tanto en lo que respecta al tránsito como a la forma de ingreso y egreso a la escuela. Por ejemplo, es una práctica habitual, aunque incorrecta, estacionar los vehículos en doble o hasta triple fila en la puerta de los establecimientos, en los horarios de llegada o retiro de los alumnos. Incluso se dan casos en los que automóviles particulares se detienen en la dársena del transporte escolar, complicando aún más la circulación.

La forma en que los chicos son transportados es otro de los puntos relevantes a considerar. Sobre este aspecto, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI Argentina) destaca los siguientes puntos a tener en cuenta:

• Si viajan en auto, recordar que su lugar es en el asiento trasero con cinturón de seguridad, tal como lo establece la ley de tránsito, y con el Sistema de Retención Infantil (SRI) adecuado para su edad y contextura física.

• En caso de conformar pools escolares, tener en cuenta que únicamente se debe llevar la cantidad de chicos que puedan ser transportados por el vehículo, sin exceder el número de ocupantes permitido.

CESVI Argentina también hace remarca la importancia de conocer cuáles son los requisitos que deben cumplir las combis o micros escolares, los cuales son utilizados por una amplia mayoría para trasladarse:

Verificar que la unidad esté habilitada. En el caso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en su sitio (www.buenosaires.gob.ar) hay un listado con los vehículos autorizados, sus respectivos dominios, números de habilitación, vencimiento de habilitación y la verificación técnica.

• Observar que en la parte trasera de la unidad debe contar con el número de habilitación correspondiente y con elementos retrorreflectivos que lo hagan notar.

• Constatatar que el vehículo diga transporte escolar en sus cuatro lados y que cuente con dos puertas laterales de ascenso y descenso, pero que su apertura no sea accesible a los más chicos. Además, deberá estar equipado con matafuegos y un botiquín de primeros auxilios.

• Verificar que el micro cuente con un chofer y un preceptor que será el que coordine y cuide a los niños.

• Cuando llega el micro a buscar al pequeño, alejarse de la calle unos 2 metros y esperar hasta que el vehículo se detenga y abra las puertas para subir.

• Hacer que los chicos obedezcan al mayor que esté a cargo en el micro, especialmente en caso de emergencia.

• Asegurarse de que los niños se coloquen el cinturón de seguridad ayudados por un adulto para cerciorarse de que realmente quede bien abrochado y ceñido al cuerpo del pequeño.

“Uno de los focos más importantes de la seguridad vial en Argentina debe ser el transporte de nuestros niños, sin embargo, es uno de los puntos donde se observan grandes falencias. La mayoría de las jurisdicciones del país carecen de normativas que regulen la antigüedad, el estado de los vehículos o la formación de los choferes y guardas de seguridad”, expresó Gustavo Brambati, Subgerente de Seguridad Vial de CESVI.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario