domingo 29 de enero de 2023
NOTICIAS | 28-12-2018 08:26

Un auto "de videojuegos" a la venta

En Estados Unidos venden un Dodge Viper modificado para parecerse al Bravado Banshee, un autómovil del popular videojuego Grand Theft Auto V. Mirá la galería.

La siempre polémica saga de videojuegos Grand Theft Auto es un entretenimiento para toda una generación de jóvenes que pasa de auto a auto dentro del juego, rompiendo todas las reglas posibles en ese universo de fantasia pero que se parece mucho a la vida real.

Tanto que Rockstar, la empresa desarrolladora de los juegos, siempre se preocupa porque esos automóviles se parezcan mucho a los correspondientes a la época en la que el videojuego está ambientado, a pesar de no contar con licencias para utilizar modelos de vehículos de verdad. Dentro de esas "copias", uno de los más obvio de reconocer es el increíblemente veloz Banshee, presente en la saga desde el 2001. Es claramente una réplica del Dodge Viper, en las distintas versiones del súperdeportivo de la empresa norteamericana.

Lee también: Audi e-tron Vision Gran Turismo, del videogame a la realidad

Ahora, si hay algún fanático de GTA y de los Viper que cuente con al menos 63.000 dólares, tiene la oportunidad de quedarse con un Bravado Banshee real para acelerar en las calles de su ciudad.  Texas Hot Rides, un concesionario de la ciudad estadounidense de Dallas, publicó en eBay un Dodge Viper 2006 con 13.185 kilómetros encima que se destaca por haber sido modificado para parecerse al Banshee.

En 2012, una señora de Carolina del Norte llamada Cheri Parker se ganó este auto sorteado por Rockstar al comprar un GTA V para su hijo, pero rápidamente se desprendieron de este deportivo casi de colección que valía mucho dinero y no se adecuaba a sus necesidades.

Lee también: Se subasta una Ferrari muy especial

El reconocido taller de West Coast Customs fue quién había retocado al Viper. Mantuvieron su motor V10 aspirado de 8.3 litros y la transmisión manual de seis velocidades, pero rediseñaron todo su interior, agregaron un increíble sistema de sonido en la parte trasera y le dieron un diseño más agresivo a las líneas de su exterior para que se parezca al auto del videojuego, aunque mantiene detalles del Viper SRT-10 como los caños de escape a los costados. Lógicamente este deportivo lleva por todos lados las insignias de la ficticia marca Bravado y del Banshee, sin ninguna referencia al Dodge Viper.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en