domingo 17 de noviembre de 2019
NOTICIAS | 29-03-2019 01:38

El Koenigsegg Jesko, agotado en apenas dos semanas

La firma sueca comunicó que ya vendió las 125 unidades que piensa fabricar de su nuevo hypercar que fue presentado en el Salón de Ginebra

Después de haber producido el Koenigsegg Agera entre 2011 y 2018, la empresa sueca ya tiene su sucesor: el Koenigsegg Jesko, su nuevo súperdeportivo, fue anunciado en el Salón de Ginebra. Lo que ahora confirmaron desde Koenigsegg es que tan sólo catorce días después de la presentación ya tienen vendidos los 125 vehículos increíbles que planifican producir en su pequeña planta de Angelholm, Suecia. Igualmente, como varios de estos autos fueron comprados por concesionarias, los afortunados que cuenten con el dinero suficiente para comprar este pura sangre todavía podrán hacerlo mediante intermediario. 

Según cuenta Koenigsegg, las primeras 82 unidades ya estaban vendidas antes de la presentación del automóvil y las 43 restantes fueron comercializadas en el mismo evento realizado en Suiza. El Jesko representa todo un desafío para Koenigsegg y su pequeña planta en la que fabrican casi todos los componentes necesarios: será su auto de mayor producción, con un promedio de un auto fabricado por semana desde fines de 2020.

La definición de súperdeportivo le queda chica a este auto, con un diseño realmente atractivo que remite a los vehículos de competición y un desarrollo mecánico a la altura: contará con 1600 CV y una transmisión increíblemente compleja, de nueve marchas y siete embragues, lo que permite la posibilidad de pasar a la "marcha ideal" salteando las intermedias en el mismo tiempo que tardaría en saltar al cambio superior o inferior. Esto podrá ser operado tanto de forma automática como manual.

En cuanto al impulsor, el Koenigsegg Jesko tendrá un V8 biturbo de 5 litros que podrá alcanzar su máximo potencial en caso de utilizarse combustible de nafta con etanol. Desde la firma sueca consideran que el automóvil podría superar los 475 kilómetros por hora de velocidad máxima, si es que algún neumático aguanta. El auto se llama Jesko por homenaje a Jesko von Koenigsegg, padre del fundador de la empresa: Christian von Koenigsegg.  

  

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario