martes 26 de octubre de 2021
NOTICIAS | 05-10-2021 09:13

Cómo se prueban los autos en Revista Parabrisas

No es solo cuestión de acelerar. Hacer el test de un vehículo es mucho más que apretar el acelerador o frenar a fondo. Cada auto tiene sus características propias, pero todos pasan por una lupa muy puntillosa. 

Desde la aparición del automóvil ha habido una fascinación del hombre por llevarlo a sus límites, una manera de desafiar a la máquina a hacer más de lo que la teoría indicaría a priori. Esto ha llevado a un desarrollo y una mejora de este producto a niveles impensados.

Una de las pruebas que más han aportado al desarrollo automotor han sido las competencias. En estas circunstancias se llevan al límite las prestaciones y la seguridad, pero el automóvil llegó a un nivel de desarrollo donde ya no necesita ir más rápido, sino ir mejor. En esta evolución del conjunto completo es donde empiezan a jugar un rol fundamental las pruebas del periodismo especializado. 

Cómo se prueban los autos
El RaceLogic es un GPS que se coloca en el parabrisas y mide con gran exactitud muchas prestaciones del auto.

Estas pruebas no deben centrarse solo en la capacidad de acelerar, sino en un equilibrio del conjunto completo que forma un automóvil determinado. El trabajo consiste en interpretar el producto y comunicar a los potenciales compradores con qué se van a encontrar y qué pueden esperar de determinado automóvil desde un punto de vista objetivo que no es el de un folleto de venta de la marca. Por otro lado, transmitir a las terminales una opinión criteriosa para el desarrollo y mejora de sus productos.

Muchas veces el lector se pregunta cómo se hace para bajar de un deportivo de 700 CV y probar un utilitario de 80 CV. Una de las principales cualidades que no debe perder el periodista es la objetividad, y situarse en el segmento que está evaluando.

Cómo se prueban los autos en Revista Parabrisas Diego Porciello
Diego Porciello midiendo la capacidad de las plazas traseras de un modelo de prueba.

No se puede exigir lo mismo de uno y de otro, y por eso podemos encontrar que un auto familiar llegue a obtener un 9 en el apartado de suspensiones, y un deportivo que logra doblar al doble de la velocidad, un 7: es que tal vez uno es el mejor de los sedanes familiares y el otro apenas un deportivo mediocre. Dicho esto, pasemos a un resumen de los criterios de evaluación, rubro por rubro.

Diseño/Aerodinámica

El mejor diseño no necesariamente es el más lindo; esto es algo que en las evaluaciones de autos siempre se confunde. La belleza es algo subjetivo y el diseño, además de belleza, supone un concepto desarrollado detrás de esa estética que propone soluciones innovadoras que nos debería facilitar ciertas situaciones.

En cuanto a la aerodinámica, nos tendremos que limitar a los datos informados por el fabricante y solo podremos agregar algo en caso de notar alguna anomalía, como ruido extraño de viento o comportamiento a altas velocidades atribuible a este ítem.

Cómo se prueban los autos
No todos las carrocerías responden de la misma manera frente al viento.

Confort/Espacio interior

En este rubro evaluaremos primero el espacio, tomando medidas y comparándolas con los competidores del segmento. Luego de los datos duros pasaremos a la práctica, para observar si ese espacio está bien aprovechado.

Cómo se prueban los autos
Fundamental probar cómo viajarían los pasajeros en las plazas traseras.

Si el espacio es amplio pero los asientos son muy planos, duros o con una forma que no permite viajar con confort, la calificación bajará. De nada sirve poder ir con las piernas estiradas pero sentado en un banquito. Sin caer en el apartado de equipamiento, habrá algunos elementos a tener en cuenta, como salidas de aire traseras o persianas para el sol, que hacen el viaje más confortable.

En el baúl lo más destacado será la practicidad de la boca de carga, tipo de apertura, intrusión de bisagras, presentación y, además del volumen, cómo está dispuesto para mejor aprovechamiento y modularidad.

Motor/Prestaciones

Es importante saber si es un motor con una tecnología innovadora, si rinde más CV/litro, cómo entrega la potencia y cuál es su consumo. No siempre el valor neto de potencia le dará el mejor puntaje.

Cómo se prueban los autos
Una Ferrari es un deportivo que no se prueba todos los días.

Si es un motor de 300 CV pero se manifiestan solo a muy altas rpm, no será un motor agradable de manejar y probablemente en uso diario sea más lento que un motor con algunos CV menos, pero con entrega de potencia más pareja. También es importante el contexto, es decir que si es un auto masivo de bajo costo y el motor es algo anticuado pero sencillo y confiable, esto no debería influir demasiado como algo negativo.

Para medir prestaciones, la tecnología facilita nuestro trabajo, ya que las cajas automáticas y los sistemas de launch control hacen que los tiempos de aceleración no dependan tanto de cómo se ejecuta el manejo, sino de la máquina, que siempre debería operar igual.

Sin embargo, en los autos que aún requieren cierta destreza es importante conocer la curva de torque y potencia. Esto nos sirve para saber en qué rango de revoluciones tenemos que mantener la aceleración del motor antes de soltar el embrague.

Cómo se prueban los autos

El patinamiento será inevitable, pero tenemos que limitarlo lo más posible para no perder tiempo. De esta manera haremos las pruebas homologadas. Si no tuviéramos una medida por convención, como también ocurre con el consumo, sería muy difícil establecer una comparación con los demás modelos.

Transmisión/Caja

Es importante entender primero el objetivo del auto evaluado. En cuanto a la caja, una de las cosas más importantes es cómo está relacionada. Si tenemos un motor con un torque inexistente a bajas vueltas y las relaciones son largas, esto le jugará en contra, mientras que si hablamos de un turbo con una curva pareja y contundente desde abajo, tal vez esas relaciones largas sean beneficiosas.

Cómo se prueban los autos
En varias ocasiones nos han invitado a conducir autos de competición o realizamos cursos de manejo avanzado.También comparamos modelos de similares características. 

En el caso de las cajas automáticas son importantes el patinamiento, la velocidad de pase de cambios, la suavidad de los mismos y la interpretación del acelerador para colocar siempre la marcha correcta. El comando en las automáticas no debe ser confuso y, en las manuales, evaluaremos el recorrido y la precisión, como así también el acople del embrague.

No debemos olvidar cómo transmite la potencia al piso. Si es tracción trasera, delantera o doble. Hoy hay muchos sistemas diferentes con ayudas distintas y distribuidores de torque que hacen que la potencia se transmita sin patinamientos ni zapateos.

Seguridad/Frenos

En el apartado de seguridad tendremos que limitarnos a los datos brindados por organismos como LatinNCAP, EURONCAP o el NHTSA. Luego viene nuestro criterio a nivel ayudas a la conducción y elementos de seguridad pasiva, ubicándonos en el segmento del auto evaluado. En este aspecto, la dinámica del vehículo también juega un papel importante a la hora de puntuar el rubro.

Cómo se prueban los autos
La locación de las pruebas las elegimos de acuerdo a las características del modelo. A veces surgen imprevistos...

Hace muchos años, las pruebas de frenado se hacían lanzando un huevo por la ventanilla al momento de apretar el freno y midiendo con una cinta métrica la distancia hasta donde se detenía el auto. Por suerte, la tecnología hoy es más precisa y con elementos de medición satelital podemos saber exactamente la distancia y el tiempo transcurrido desde una velocidad determinada a cero. 

Suspensiones/Dirección

¿Con qué criterio decimos que un auto dobla bien, es seguro, tiene dirección directa o lenta? Muchos "reviews” están omitiendo esta parte sencillamente porque es un apartado tan complejo que se necesita mucha experiencia para abrir un juicio en este sentido.

Es preciso tener un mínimo conocimiento para encontrar el límite del auto y ver cómo reacciona ante situaciones peligrosas o extremas, y haber evaluado muchos modelos para tener parámetros. Las apreciaciones no son absolutas sino relativas a lo que hay y/o hubo en el mercado, y si no los conocemos en profundidad, será casi imposible tener un veredicto justo. 

Cómo se prueban los autos
Además de recorrer muchos kilómetros manejando, también viajamos atrás para analizar la comodidad de todos los pasajeros. Los operativos y las pruebas especiales  conforman los mejores ámbitos para conocer a fondo un vehículo.

Las suspensiones no son solo para una buena tenida en ruta, también deben absorber las fallas del camino, los empedrados, lomos de burro y todo lo que podemos encontrar en el uso diario.

Esto es muy importante, ya que es donde más kilómetros recorrerá el auto en su vida útil, y si tenemos un vehículo que dobla muy bien a 150 km/h pero es durísimo y rebotador en ciudad, nos dibujará una sonrisa una vez al año y apretaremos los dientes los otros 364 días.

Equipamiento/Instrumental

Lo ideal es armar una tabla comparativa del listado de equipamiento de sus competidores y evaluar si los faltantes o extras son de mayor o menor utilidad. No es lo mismo tener un sistema multimedia excepcional que un espejito con luz en el parasol.

Cómo se prueban los autos

El instrumental tiene que ser completo pero no abrumar. Es importante que sea de fácil lectura en cualquier condición lumínica, y hoy en día la configuración personalizada juega un papel importante. 

Precio/Garantía

Nuevamente nos situaremos en el segmento, pero sobre todo tenemos que tener en cuenta qué nos ofrece este producto con respecto a su precio. El valor de reventa, la imagen de marca y la garantía, también tendrán lugar en esta puntuación. 

Como complemento es recomendable adjuntar una ficha técnica, un listado de equipamiento y algunas anotaciones que resuman los ítems más destacables del auto, como lo mejor y lo peor. Con solo leer este apartado ya nos podemos hacer una idea del test que estamos por leer. 

Cómo se prueban los autos
Además de exigir los autos, controlamos que todo esté en orden a la hora de las pruebas. Uno de los chequeos más importantes es el control de la presión de los neumáticos.


Se podría escribir un libro sobre cómo se evalúan los autos. Es que se tienen que dar dos condiciones excluyentes: tener conocimiento sobre automóviles y saber comunicarlo profesionalmente.

Este es un pequeño resumen que a los lectores les servirá de referencia para poder evaluar a los testers cuando lean una prueba, y darse cuenta si el autor está a la altura de sus necesidades para ayudarlos a decidir antes de comprar.

at Por Diego Porciello

En esta Nota

Comentarios

Más en