lunes 4 de julio de 2022
NOVEDADES | 23-06-2022 00:00

Un nuevo decreto podría dañar los vehículos con motor diésel

La crisis del gasoil se hace sentir en casi toda la Argentina y una medida de gobierno podría generar controversias debido a la autorización para aumentar el corte de biodiésel.

La falta de gasoil en casi todo el territorio nacional está siendo un fuerte dolor de cabeza para toda la cadena de producción. Muchas estaciones de servicio de Argentina se encuentran limitando la carga de combustibles diésel (con ciertos cupos), generando no sólo complicaciones para aquellos que tal vez quieren realizar un viaje a bordo de un auto "gasolero", sino también para aquellos transportistas que llevan mercaderías por todo el país.

Por obvias razones, si hay menos gasoil disponible, menos camiones pueden llegar a destino y por ende distintos productos de diferentes rubros tampoco se venden en término, provocando un efecto cíclico negativo en toda la cadena de elaboración e impulsando cierto desabastecimiento en varios segmentos.

Si bien ya hubo varias protestas a nivel nacional, desde el Gobierno continúan buscando nuevas medidas para poder hacerle frente a la crisis del gasoil. Sin embargo, una de ellas podría llegar a contrarrestar el problema, pero sumará otro, con la posibilidad de dañar los vehículos de los usuarios con motor diésel.

Nafta
En un decreto firmado el pasado jueves 16 de junio, el presidente Alberto Fernández, en acuerdo general de ministros, autorizó un aumento "excepcional y transitorio" durante 60 días para el Régimen de Corte Obligatorio Transitorio Adicional de Biodiésel (COTAB).

Como bien indica la Ley 27.640, hay un marco regulatorio de biocombustibles que regirá hasta el 31 de diciembre de 2030 (regula elaboración, comercialización, mezclas, etc). A su vez, con el objetivo de evitar salida de divisas y suplantar importaciones, existe un corte obligatorio para esta clase de combustibles que puede ser modificado por la autoridad competente.

En la actualidad, esta normativa establecía un corte del 5 por ciento, mientras que una resolución de la Secretaría de Energía (438/2022) lo elevó al 7,5 por ciento. Sin embargo, con el decreto firmado el jueves pasado (330/2022), se autorizó un nuevo incremento de 5 por ciento más, estableciendo una base del 12,5 por ciento para el gasoil de grado 2 y 3.

¿Cuál es el nuevo problema? Ahora, el inconveniente se encuentra en ese nuevo piso, ya que en la actualidad, una gran cantidad de modelos con esta clase de motorizaciones (diésel) sólo aceptan hasta un tope máximo del 10 por ciento de biodiésel, debido a que las recomendaciones establecidas en los manuales generalmente no superan este porcentaje. Es por eso, que más allá de ser una "medida temporal", diferentes propulsores podrían estar en peligro.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en