martes 31 de enero de 2023
NOVEDADES | 21-05-2019 09:32

Los concept cars de Peugeot que adelantaron el futuro

La marca del león desarrolló a lo largo de su historia prototipos cuyos rasgos de estilo y tecnología fueron incorporados más tarde a los modelos de serie.

Los diferentes prototipos y concept cars desarrollados por los diseñadores e ingenieros de Peugeot se distinguieron a lo largo de la historia de la compañía, tanto por su estética atrevida y futurista, como por los avances técnológicos que años después llegarían a los modelos de serie .

En 1936, la marca del león inició los estudios para la fabricación de un vehículo de alta gama para circular en los años 40. Fue así que nació el 402 n4x. Desarrollado por el ingeniero Jean Andreau, este sorprendente automóvil tomaba elementos del mundo de la aeronáutica, anticipándose varias décadas a una de las tendencias vigentes en el ámbito del diseño: mejorar la aerodinámica para poder reducir el consumo de combustible y optimizar el desempeño. Además sirvió para comprobar las posibilidades de nuevos sistemas, como los frenos hidráulicos.

Hace 35 años, Peugeot presentó el Quasar considerado el primer concept car de su historia. El modelo estrenaba dos equipamientos que, en ese entonces parecían de ciencia ficción: el panel de instrumentos digital y el navegador. Por otra parte, este concept anticipaba el downsizing: su motor de 1.6 litros y 4 cilindros era capaz de entregar una potencia de 600 caballos.

Otro de los modelos destacados fue el Proxima, cuyo estreno aconteció en el Salón de París 1986. De aspecto futurista, contaba con un habitáculo en el que mostraba un cuadro de instrumentos con cinco pantallas de video de alta resolución, con una pantalla central comandada desde un teclado táctil. Este antecesor del Peugeot i-Cockpit estaba gestionado desde dos ordenadores centrales con 40 Mb de memoria, y las alertas y los avisos aparecían en el parabrisas. También fue un precursor de las funciones de ayuda a la conducción, como la cámara de reversa o la alerta de riesgo de colisión.

Un par de años más tarde se presentaba el Oxia, prototipo que sobresalía por su desempeño propio de un superdeportivo -era capaz de alcanzar los 350 km/h- y por sus posibilidades de comunicación con el exterior, ya que incorporaba un radio-teléfono. Una computadora y varios periféricos compatibles con una PC permitían controlar funciones como el aire acondicionado y administrar una base de datos con información sobre recorridos para el navegador.

En 2014 la automotriz francesa anunció dos concept cars que iban a anticipar las grandes líneas de su gama hasta el final de la década. Dada la importancia estratégica del mercado chino, el Salón de Pekín fue el escenario elegido para el estreno mundial del Exalt, modelo que trazó el camino por el que transitaría el actual Peugeot 508. El vehículo sumaba elementos que adoptaron en los nuevos autos de la marca, como las teclas Toggle Switches o una nueva generación del Peugeot i-Cockpit, además del uso de la madera de Zebrano, que se puede apreciar en el nuevo 508.

En tanto que el Quartz dio el puntapié inicial a la revolución SUV protagonizada por la firma gala en los últimos años. Además de su estilo en el que se advierten características de los actuales 3008 y 5008, contaba con un sistema de propulsión híbrida enchufable de 500 CV, con una autonomía en modo eléctrico de 50 kilómetros. El Peugeot i-Cockpit adoptó en este concept una pantalla head-up display configurable y de grandes dimeniones.

El innovador puesto de conducción y las posibilidades planteadas por la electrificación en el vehículo resultaron elementos clave en gran parte de los últimos concept desarrollados por el Centro de Diseño Peugeot. Por ejemplo, el Fractal, en 2015, recurría al sonido y al Peugeot i-Cockpit para lograr un manejo más intuitivo.

Con respecto al e-Legend Concept, develado en la última edición del Salón de París, adopta la tecnología innovadora del Instinct Concept, protagonista del Mobile World Congress Barcelona 2017 por su integración del Internet de las cosas, la conducción autónoma y la avanzada conectividad.

Más allá de tratarse de un homenaje al Peugeot 504 Coupé, el e-Legend Concept brinda una mirada hacia el futuro: además de ofrecer conducción autónoma y manual, viene con un volante que puede ocultarse bajo la plancha de abordo, dejando espacio para una gran pantalla de 49 pulgadas. Como si fuera poco, cuenta con un asistente personal totalmente adaptado a la conducción autónoma.

En lo que hace a las prestaciones, también son destacables. Gracias a unas baterías de iones de litio genera una potencia de 340 Kw (456 CV), que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 220 km/h y una autonomía de 600 km.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en