viernes 23 de abril de 2021
NOVEDADES | 14-03-2021 12:00

¿Por qué motivo los autos tienen una manija en su interior?

Es un elemento muy particular en la mayoría de los autos, pero pocas personas saben específicamente para qué se creó.

Una gran cantidad de autos tienen manijas en su interior por encima de las puertas, pero pocas personas saben cuál es su verdadero uso. Por lo general, son utilizadas por los ocupantes para colgar indumentaria, otros las usan para cambiar de postura o ante la inseguridad en las maniobras de algunos conductores.

Más allá de las diferentes utilidades, ninguna de estas situaciones se encuentran relacionadas con el uso específico de estas manijas (por lo general, ubicadas del lado del acompañante o en las plazas traseras).

Según indicó Alertas Tránsito, el verdadero motivo se encuentra en la movilidad. La creación sirvió para dar un mayor nivel de fuerza y balance a personas embarazadas, con algún tipo de discapacidad, o con alguna característica particular que genere dificultades en el movimiento.

Con un auge cada vez mayor hacia fines de la década de 1990, estas asas fueron diseñadas para poder levantar el cuerpo para descender del vehículo (en un procedimiento mucho más sencillo) o incluso para ingresar en aquellos habitáculos más incómodos, ya sean modelos altos o demasiado pequeños. En el caso de los deportivos, generalmente son quitadas por una cuestión estética.

Manija

Para aquellos que piensen en la plaza del conductor (en la mayoría de los casos no tiene este tipo de elementos), la función de "agarre" se encuentra representada por el volante. Además, podría representar una molestia, ya que del lado izquierdo se encuentra una gran cantidad de comandos. A su vez, también sirve para evitar que el conductor sujete esta asa, quitando una de sus manos del volante.

Otro punto a tener en cuenta es la seguridad, ya que aquellos que pensaban que las manijas servían para agarrarse durante el viaje, pueden sufrir daños ante un eventual vuelco, debido a que los costados tenderían a abollarse, aplastando los dedos de las personas. En aquellos vehículos con airbags de cortina, los ocupantes también podrían sufrir lesiones por la intensidad de despliegue de las bolsas de aire.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en