domingo 18 de agosto de 2019
TEST | 19-10-2016 18:58

Test: Fiat Mobi Way

Compacto, con aires de Uno, llega para ocupar un lugar entre los modelos de entrada de gama. Manejamos la versión con estilo “aventurero” con un económico motor de un litro.

Fiat necesitaba un modelo moderno con el cual cubrir el segmento de los compactos en Argentina. Con el “Nuevo” Uno, que no tuvo el éxito esperado en el país (en seis años vendió treinta mil unidades), y el Palio, producto de generación anterior (tiene más de veinte años) aunque con activa participación en el ranking de ventas, la oferta de la marca italiana en ese espacio es, por lo menos, acotada. Además, es necesario considerar que, en los últimos años, han llegado nuevos modelos para competir en ese espacio (Nissan March, Toyota Etios, Volkswagen Up! y las actualizaciones de Chery QQ y Renault Clio), población que se incrementará cuando arriben, en un tiempo no muy lejano, nuevos modelos, como por ejemplo, Renault Kwid. En tal sentido, parece que la estrategia de Fiat es anticiparse, "hacer primera", como en el Truco.

Mobi (su nombre remite a “movilidad”, no a la famosa ballena de la literatura), es el auto más barato de la actual oferta de Fiat en el país (sin contar el Uno Cargo, versión de trabajo y la única que queda en pie: Mobi reemplaza al Uno). La oferta se compone de las versiones Easy, Easy Pack Top y Way, la elegida para conocer esta nueva propuesta de la marca italiana.

Pequeño ciudadano

Mobi es un modelo urbano, de eso no hay duda. La versión Easy mide 3.566 mm de largo, 1.633 mm de ancho y 1.505 mm de alto (prácticamente las mismas cotas que el Volkswagen Up!), es decir que es 127 mm más corto, 35 mm más ancho y 60 mm más alto que el “Nuevo” Fiat Uno, modelo del cual toma el patrón estético y algunos elementos.

Efectivamente, el diseño de Mobi muestra ciertos puntos de contacto con su hermano mayor, por ejemplo, los laterales y el sector posterior, aunque allí los faros ya no aparecen en posición vertical como avanzando sobre los parantes C, sino que fueron instalados a los costados del portón (de vidrio) siguiendo la línea de cintura.

La trompa es característica, con faros alargados y parabrisas de ángulo pronunciado que completan un dibujo en el que aparecen varios sectores de color negro: parrilla, parante B y perímetro de las ventanillas, carcasa de los antiniebla y el ya mencionado portón trasero de vidrio. Son exclusivos de esta versión Way (cuya carrocería es 11 mm más alta que la opción Easy) apliques plásticos en pasarruedas, trompa y sector posterior, y las barras del techo.

Un detalle interesante es el ángulo de apertura de las puertas, que facilita el acceso a un interior de dimensiones ajustadas al que llegan sin demasiados filtros los ruidos del motor y la rodadura.

Cuestión de tamaño

Como ya dijimos, Mobi (el primer modelo totalmente nuevo creado desde que se efectivizó la unión entre Fiat y Chrysler para darle vida a FCA) es un vehículo ideado para un uso urbano, circuito que supone recorrer tramos cortos y transportando uno o ningún pasajero, por eso su habitáculo no es de los más amplios. El sector delantero ofrece espacio lógico y confort adecuado, con butacas con apoyacabezas integrados que forman parte de un ambiente decorado con trazos modernos y materiales a la altura del segmento. Solo algunos mínimos ruidos aislados (en nuestra unidad de prueba convivimos con un “grillo” incansable en la corredera de la regulación de la altura del cinturón de seguridad del conductor) podrían delatar cierta merma en algunos detalles de calidad, pero nada grave.

La posición de manejo se logra fácilmente, pero la maniobra sería más precisa si el volante (que tiene reglaje vertical) modificara la profundidad. La butaca del conductor se ajusta en altura. Atrás, los espacios son realmente ajustados: dos pasajeros viajarán con la limitación que implica tener muy poco espacio libre para las piernas, aunque suficiente hasta el techo; quien ocupe la plaza central, no solo viajará incómodo; también inseguro: no tendrá a disposición cinturón de seguridad inercial (dispone de uno ventral) ni apoyacabezas. Si hablamos de “espacios reducidos”, el baúl es protagonista. Ofrece una capacidad de 235 dm3 (285 dm3 el VW Up! y 280 el “Nuevo”Uno) pero, además, la boca de carga es muy pequeña y elevada, motivo por el cual se dificultan las maniobras de carga y descarga, incluyendo entre ellas la de retirar o instalar la rueda de repuesto (con llanta de chapa pero de las mismas dimensiones que las titulares).

Un litro de economía

Debajo del capó de Mobi apareceun propulsor de cuatro cilindros con tapa de ocho válvulas, un litro de desplazamiento, 70 CV de potencia máxima y 9,4 kgm de par, propulsor de generación anterior que, no obstante, logra darle agilidad y economía operativa al pequeño modelo. Dadas sus características es una planta motriz que necesita del acelerador para hacer su trabajo, encontrando su mejor momento en la parte más alta del tacómetro. En esas condiciones es lo suficientemente ágil para cumplir su cometido, la circulación en la ciudad, espacio en el que encuentra un excelente complemento en la caja relacionada corta (permite doblar en una esquina en tercera sin cabeceos), la dirección suave y, especialmente, las suspensiones confortables. En la ruta la rumorosidad del motor se hace cada vez más intensa a medida que aceleramos. Es que a 90 km/h gira a 3.000 rpm, régimen que aumenta hasta las 4.000 vueltas cuando alcanzamos 120 km/h y se estira hasta las 5.000 cuando en la pista, circulando en quinta marcha (en cuarta, llega casi hasta el corte de la inyección “arañando” los 140 km/h) y luego de unos cuantos kilómetros alcanzamos la velocidad máxima de 144 km/h. Acelera como los de su tipo: para llegar hasta los 100 km/h desde cero, necesitó 17,1segundos, pero las recuperaciones son muy lentas: 27,6 segundos para pasar de 80 a 120 km/h en quinta. El consumo es muy bueno:15,1 km/l en promedio.

Lo necesario

En la lista que conforma el equipamiento de serie vemos que no aparecen elementos que nos llamen la atención: ofrece “lo justo y necesario”. Esta versión Way es la más completa ya que está configurada del mismo modo que la Easy Pack Top, aunque con algunos agregados específicos tales como, por ejemplo, barras de techo, llantas de aleación exclusivas, espejo interno parabólico y consola portaobjeros en el techo. Cuenta con alzacristales eléctricos solo para las puertas delanteras, ambos con función “un toque” (los traseros son manuales), sensor de estacionamiento trasero, cierre centralizado con comando a distancia, y una breve lista en el apartado seguridad,con los obligatorios doble airbag y ABS, además de anclajes Isofix y antinieblas delanteros: no cuenta con antiniebla trasero ni, como ya dijimos, apoyacabeza y cinturón inercial para la plaza central trasera.

El equipo de audio funciona correctamente y se complementa con entradas auxiliar y USB. Se comanda desde una pantalla monocromática que no dispone demás utilidad que las vinculadas con esos sistemas. En Brasil, país donde se produce este modelo, dispone de algunas soluciones tecnológicas como aplicaciones específicas para la conectividad de teléfonos inteligentes. Pero no modifica el tablero, con un gran instrumento central para el velocímetro, en cuyo cuadrante aparece un display para la computadora de abordo (algo lenta) y los indicadores de nivel de combustible y temperatura del motor a cargo de escalas digitales imprecisas. Tampoco es muy clara la lectura del tacómetro: el diseño de la escala puede confundir. Incorpora también un indicador para el cambio de marcha. La dotación de Mobi se puede ampliar agregando alguno de los accesorios de la línea Mopar. Un dato positivo es que Mobi es otro de los modelos de Fiat que lleva su garantía a tres años. Mobi es para Fiat una apuesta interesante y, probablemente, representa la punta de iceberg de una estrategia de anticipación frente a la inminente avalancha de nuevos productos urbanos. Ya lo saben los jugadores del Truco “el que hace primera, gana”.

Ver ficha técnica en el número 454 de agosto 2016 de la revista PARABRISAS.

Seguí a Walter y Alejandro en Twitter:

@WalterTogneri / @cortinale

Comentarios

MÚSICA

Bambi

"El ilusionista".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario