lunes 3 de agosto de 2020
TEST | 03-07-2020 18:46

Un lujo tecnológico: probamos el Audi A7 Sportback 55 TFSI

Con un diseño seductor y una nueva plataforma, la segunda generación del modelo alemán llega con mucha artillería tecnológica. Se destaca por su altísimo confort de marcha y un eficiente sistema de hibridación suave.

En estos tiempos de pandemia, toda la cadena de valor de la industria automotriz se vio afectada, y el cierre de concesionarios y registros del automotor provocaron que el mercado se desplomara. El golpe más duro se sintió en abril, a fines de mayo se empezó a recuperar, y en junio los patentamientos se incrementaron.

Básicos:
Velocidad máxima: 250 km/h / Potencia: 340 CV / Consumo promedio: 11,4 km/l / Precio: U$s 159.740

Diseño-Aerodinámica (★★★★): Diseño personal y atractivo con silueta fastback, que se diferencia de la tradicional carrocería sedán con un estilo más deportivo. Líneas muy equilibradas. Prácticamente no presenta ruidos aerodinámicos, a pesar de que las puertas no poseen marcos.

Confort-Espacio interior (★★★): La posición de manejo es excelente, y atrás ofrece lugar cómodo para dos ocupantes. La plaza central es dura y genera cierta incomodidad a las personas altas. El baúl es de los más grandes de su segmento.

Motor-Prestaciones (★★★★): Buena respuesta en un V6 progresivo, pero sin mucho carácter deportivo. Con el sistema de hibridación suave, los consumos son más razonables.

Los más: Equipamiento de seguridad • Diseño • Confort de marcha • Rendimiento general.

Equipamiento-Instrumental (★★★★): Destacado nivel de información, con numerosos elementos digitales. Buena dotación de equipamiento de confort.

Transmisión-Caja (★★★★★):  Responde muy bien en ruta y ciudad. Con el sistema de tracción en las cuatro ruedas traseras, no pierde adherencia.

Los menos: Plaza central trasera • Rueda de auxilio temporal • Precio elevado• Despeje zona ventral.

Seguridad-Frenos (★★★★★):  Frenos con excelente tacto y poder de respuesta. La dotación de elementos con tecnología de seguridad activa y pasiva es sobresaliente.

Precio-Garantía (★★★):  Por el tipo de silueta, es un modelo bastante singular en nuestro mercado, y, como tal, su precio es elevado, a pesar de pagar un arancel inferior.
Audi At Sportback 55 TFSI
Pero el efecto de esta mejora es algo artificial, ya que tiene que ver con una situación particular: la brecha que existe entre el tipo de cambio oficial, al cual se comercializan los autos, y el dólar paralelo, denominado blue. Con esa diferencia, el valor en dólares puede llegar a reducirse en un 80 por ciento.

Ante esta situación, el segmento que más rápido se recuperó fue el de los autos de alta gama o Premium; a tal punto, que muchos importadores se quedaron sin stock. Pero la rueda comercial sigue girando y las marcas de lujo continúan ofreciendo sus modelos con tecnología de punta, causando desvelo a más de un potencial comprador.
Audi A7 Sportback 55 TFSI
En este contexto, Audi es una de las protagonistas, con una fuerte batería de novedades, entre ellas el flamante A7 Sportback que ahora ofrece una segunda generación que llega con importantes cambios desde el punto de vista del diseño y la tecnología. Y beneficiándose de una nueva plataforma denominada MLB, que comparte con el Audi A6 y se complementa con el Audi A8.

Rasgos comunes
Estéticamente, este Audi es un producto que, si bien utiliza la misma plataforma y algunos componentes del A6, se caracteriza por ofrecer una silueta más deportiva (fastback), muy distinta de la del conservador sedán.
Audi At Sportback 55 TFSI

Su principal diferencia se presenta en el remate trasero, con una marcada caída del techo, que le otorga el efecto de coupé, pero con cuatro puertas y portón. En el diseño del elegante casco de cinco puertas sin marcos encontramos ciertos puntos de contacto con algunos de sus competidores, como el Mercedes-Benz CLS del que tomó la inspiración, y, por qué no, también el Porsche Panamera.

Mide 4.969 metros de largo, lo que se traduce en 50 milímetros menos que su antecesor, 1.980 m de ancho y 1.422 de alto. A pesar de la reducción del largo, el espacio interior creció en 21 mm, lo que significa más lugar para las rodillas de los ocupantes traseros.

En la práctica, atrás es muy cómodo, pero sólo para dos pasajeros, ya que la plaza del medio tiene el respaldo más duro por alojar el apoyabrazos, y el cojín es más alto, lo que provoca que una persona alta pueda llegar a tocar el techo.
Audi A7 Sportback 55 TFSI

Esta carrocería, que está muy cerca del piso (hay que tener cuidado especialmente con el voladizo delantero) se destaca por el sector frontal alargado, los laterales con paneles libres de grandes estridencias y un remate posterior en el que aparecen un alerón retráctil y una luneta de superficie reducida. Rematan el agradable dibujo las llantas de aleación de 20 pulgadas.

Mayor tecnología
Lo primero que llama la atención al acceder al habitáculo es la proliferación de pantallas digitales que le ofrecen al conductor un alto nivel de información. Se advierten superficies planas con buena calidad de materiales y terminaciones.
Audi At Sportback 55 TFSI

Los comandos de climatización digitales consisten en cuatro zonas con control de temperatura del climatizador para conductor, acompañante y los pasajeros de atrás. Adelante, además, permite regular el flujo de aire independiente para los dos pasajeros.

Aquí, un detalle: en la unidad de prueba nos llevó un tiempo lograr dosificar correctamente la temperatura ideal mediante los comandos touch de la pantalla inferior; al incrementar los grados desde mínimo (aire muy frío) para alcanzar una temperatura de confort, el sistema enviaba aire muy caliente.

La butaca del conductor y del acompañante se ajustan eléctricamente, y, en sociedad con la columna de dirección (también con doble reglaje eléctrico) se logra una posición de manejo ideal. El nivel de confort es excelente, lo que invita a realizar largos periplos en ruta. La capacidad del baúl es generosa y, lógicamente, más versátil que la de un sedán: 535 litros, de lo más grande en su categoría.
Audi A7 Sportback 55 TFSI

Debajo del piso de ese sector de carga aparece una rueda de repuesto del tipo temporal. Para incrementar el volumen del baúl, los respaldos traseros se abaten en mitades asimétricas. Las numerosas soluciones tecnológicas son, sin duda, un aporte importante de este modelo.

Los dispositivos digitales se apoderaron de la totalidad de los sistemas de información. El tablero es ciento por ciento digital, configurable entre muchas opciones, y se complementa con dos pantallas desde las que se operan todos los dispositivos de control, entretenimiento y climatización a través del sistema táctil.

Es un sistema intuitivo y de respuesta rápida que permite tener toda la información al alcance de un dedo, y al que sólo le podemos reclamar su gran cantidad de mandos, lo que puede provocar accionar otra tecla por accidente. Muchas de esas funciones también se pueden gobernar desde el volante, que también dispone de pequeños mandos.
Audi A7 Sportback 55 TFSI

Como se ve, el equipamiento es destacado, tanto en términos de confort como de seguridad. En este último aspecto se lucen varias tecnologías, como el control de crucero adaptativo, el sistema que anuncia el cambio de carril, el sensor de punto ciego, el alerta de colisión (tanto para adelante como para atrás), el asistente de tráfico, el asistente de cruce y la cámara de estacionamiento de 360 grados, entre otros. Una verdadera célula de protección para todos los ocupantes.

Potencia necesaria
El motor V6 turbo trabaja en armonía con la caja de cambios de 7 marchas y doble embrague, junto al sistema de tracción integral quattro. Pero si a eso le sumamos el sistema híbrido suave mediante un sistema complementario de 48 voltios y un pequeño motor eléctrico, se obtienen destacadas prestaciones, con un consumo contenido para un auto de su peso y dimensiones.
Audi At Sportback 55 TFSI

El A7 55 TFSI logra ese cometido. El propulsor de 3 litros turboalimentado de 340 CV de potencia le sienta muy bien a esta unidad de casi 1.890 kilogramos de peso, ya que logra moverlo con total comodidad.

Sucede que los 50 kgm de torque están disponibles a un régimen muy bajo (1.350 rpm), y son administrados por una caja automática de doble embrague y siete relaciones, combinación ideal para transformarlo en un vehículo con excelente respuesta: acelera de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada a 250 km/h, prestaciones muy buenas para un modelo de su tipo.
Audi At Sportback 55 TFSI
Para sacarle el mayor provecho, en la práctica hay que tomarle el tacto al acelerador, ya que cuando se lo pisa a fondo se manifiesta cierto retardo en la reacción; en cambio, si se lo presiona levemente, la respuesta puede ser más inmediata.

Por su parte, en el consumo también logra buena nota, aun- que a las mejores marcas las registramos en ruta (14,5 km/l a 90 km/h constantes), y pudo así compensar el consumo en ciudad (8,7 km/l), para redondear un promedio razonable.

En el mismo sentido responde la dirección, a nuestro juicio de lo mejor de la categoría, cualidad que también repite en la prueba de frenado, con muy buenas marcas: para detenerse a cero desde 120 km/h recorrió 57,3 metros. En otro orden tenemos que destacar la respuesta de las suspensiones, a las que sólo les podemos criticar cierto mullido, sobre todo si se busca un aplomo más deportivo.
Audi A7 Sportback 55 TFSI

El sistema de suspensiones neumáticas, que pueden regularse mediante una tecla, ponen en evidencia el acento en el confort de marcha que busca este modelo, y no tanto la deportividad. Es lógico si pensamos que estamos frente a un auto de casi dos toneladas y cinco metros de largo.

El valor de lo “diferente”
Este modelo compite en un segmento en el que los precios son muy elevados, y Audi no es la excepción. El A7 Sportback cuesta 150.100 dólares, y si le agregamos las llantas de 20 pulgadas y el paquete exterior S-line (opcionales de la unidad que probamos), su valor se eleva a 159.740 dólares.
Audi At Sportback 55 TFSI

Hay que considerar que la diferencia de precio con el A6, con el que comparte mecánica, plataforma y equipamiento, es de algo más de 20.000 dólares, aunque seguramente quien busque un diseño “diferente” no reparará en gastos extra.

Hoy no se encuentran disponibles sus rivales más directos, como el Mercedes-Benz CLS. El más parecido conceptualmente es el Porsche Panamera, que con el mismo motor V6 y 100 caballos extra, se va a más del doble del valor (u$s 389.000). La garantía, por su parte, es de tres años ó 90.000 kilómetros.

Veredicto (★★★★): Un modelo de alta gama que marca la diferencia con un estilo más personal que un sedán tradicional gracias a su silueta con portón. Producto de buena calidad que ofrece excelentes prestaciones, sobre todo para disfrutar en la ruta. Su fuerte está en el confort de marcha, el bajo nivel de ruidos, la gran cantidad de tecnología y el equipamiento de seguridad. El auxilio temporal, la plaza central trasera y el precio son puntos para observar en un modelo que hoy no tiene rivales en nuestro mercado.​

FICHA TÉCNICA Y PRESTACIONES


 

Augusto Brugo Marcó

Augusto Brugo Marcó

Comentarios

Más en