viernes 18 de octubre de 2019
TEST | 03-07-2019 18:11

Haval H1, JAC S2 y Chery Tiggo 2 ¿Cuál conviene?

En concordancia con la moda actual, estos crossovers compactos chinos plantean una interesante propuesta entre las opciones más tentadoras en vehículos de ese origen de acuerdo con su nivel de equipamiento, espacio interior y precio.

En todos los escalafones de la industria y la tecnología se ha vuelto común escuchar frases que ponderan la avanzada china. Debido a su potencial mundial, los chinos ya son una referencia en muchos aspectos. Sin embargo, a mi entender, todavía están lejos de los “popes” de la industria automotriz.

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1

En cada uno de los modelos que he manejado noté inconvenientes que no han sido subsanados. Muchos de ellos se dan en el interior: comandos y pedales poco dóciles, asientos muy blandos o tapizados símil cuero de textura dudosa. En otros aspectos, suspensiones ásperas y mecánicas desactualizadas y poco eficientes en materia de rendimiento de combustible.

Sin embargo, todos estos detalles pueden no ser determinantes a la hora de buscar un vehículo bien equipado (con ESP), y menos aún que sea comercializado por alrededor de 15.000 dólares. Agréguele a este combo que los Chery Tiggo 2, Haval H1 y JAC S2 se visten de acuerdo con la moda del momento, es decir, con estilo aventurero. En este caso son rivales directos, realizados sobre chasis compactos, con motor 1.5 y caja manual de cinco velocidades.

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1
JAC S1

Diseño-Aerodinámica
Tiggo 2 ✭✭✭1/2
H1 ✭✭✭
S2 ✭✭✭1/2
El producto de Chery tiene el porte que más se asemeja al de un crossover. Posee una carrocería alta, llamativas ruedas de diecisiete pulgadas con trocha generosa y una postura algo acuñada que luce moderna. Con 4,20 metros de largo, tiene la mayor longitud y distancia entre ejes: 2,55 metros.

El producto de Haval es más compacto, mide 3,96 metros de largo con tan sólo 2,38 metros de distancia entre ejes. Es más angosto y alto que el resto, sumado a que el remate trasero no se advierte demasiado logrado, aunque no se le puede negar cierta originalidad. 

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1
Chery Tiggo 2

El JAC tiene un diseño agradable, con un frontal que puede llegar a tener similitudes claras con los diseños actuales de Hyundai. En cuanto a sus proporciones, se ubica en un término medio entre los modelos citados: 4,13 m de largo y 2,49 m de entre ejes. El plano aerodinámico parece no ayudar al Haval: es el que menos filtra los ruidos al elevar la velocidad.

Confort-Espacio interior
Tiggo 2 ✭✭✭✭
H1 ✭✭1/2
S2 ✭✭✭1/2
En este aspecto, el más grande del trío dispone de muy buena habitabilidad en las cuatro plazas, con una quinta que no desentona, aunque el túnel de transmisión y la altura del asiento pueden ir en su contra. 
Para destacar, la distancia libre al techo, cota no demasiado generosa en el JAC S2. Por su parte, el Haval H1 posee plazas traseras pequeñas, incluso limitadas para su acceso.

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1
Haval H1

Las posiciones al volante no son destacables en ninguno de los tres. En todos los casos, la  columna de dirección sólo se regula en altura y con margen escaso, mientras que el mullido de las butacas es demasiado suave. 

Igualmente, el JAC S2 tiene la mejor postura gracias a los amplios parámetros de regulación del asiento, con muy buena sujeción lateral, mientras que el Chery peca en este apartado: sólo se altera la altura del cojín mediante una ruedita, aunque siempre quedará muy elevada.

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1
Chery Tiggo 2

En el espacio de carga vuelve a ganar el Chery, con 341 litros declarados. La medida oficial del JAC S2 se eleva hasta los 450 litros, pero al medirlo no resulta más grande, ya que la altura lo limita. 
A su favor, esconde un auxilio similar a las cuatro ruedas exteriores. Por su parte, los 310 litros declarados en el Haval parecen incluso demasiado optimistas para sus proporciones reales. Para evitar confusiones, aconsejamos no tener en cuenta estas cifras oficiales.

Motor-Prestaciones
Tiggo 2 ✭✭✭
H1 ✭✭✭
S2 ✭✭✭1/2
En todos los casos recurren a blocks con cuatro cilindros en línea y tapa de dieciséis válvulas, con la salvedad de que el del Chery utiliza un único árbol de levas. 

Tanto en el Chery como en el Haval, las potencias parecen calcadas: 105 y 106 caballos, respectivamente, mientras que el JAC estira la cifra hasta 113 caballos. En funcionamiento son algo rumorosos, con cifras de torque en el orden de los 14 kgm. 

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1
JAC S1

Debido a la poca resistencia de los pedales de aceleración, en la ciudad transmiten agilidad, pero lo logran favorecidos por la reacción intempestiva del comando, algo que, de no tener precaución, eleva el consumo.

Las cifras prestacionales resultaron bastante favorables en el JAC S2, al obtener un cero a cien nada despreciable de 11,4 segundos y muy buenos registros de elasticidad, aunque en esto también ayuda la desmultiplicación del diferencial, bastante corto. 

Lo demuestra al alcanzar la velocidad máxima en quinta velocidad, diferente a lo que ocurre con sus rivales, que lo hacen en cuarta. Tanto el Chery como el Haval son más lentos (13,2 y 13,5 segundos en el cero a cien) y penan mucho en elasticidad. 

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1
Haval H1

En contrapartida, logran mejor rendimiento de combustible que el JAC, que incluso tiene un tanque de combustible pequeño, de apenas 41 litros.

Equipamiento-Instrumental
Tiggo 2 ✭✭✭✭
H1 ✭✭✭1/2
S2 ✭✭✭✭
En materia de confort son verdaderos referentes, ya que por valores similares no existen en otros vehículos elementos tales como techo corredizo, control de velocidad crucero o climatizador automático. 

Claro que no todos cuentan con exacta dotación; el JAC, por ejemplo, no posee techo corredizo, pero sí sensor de estacionamiento delantero. El Chery trae aire acondicionado manual, pero dispone de navegador de serie sobre pantalla de ocho pulgadas, aunque en este caso es la de manejo más lento. 

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1

Tanto la del Haval como la del JAC se mostraron más eficaces, aunque con siete pulgadas y sin navegador. Ninguna de las tres tiene Android Auto o Apple Carplay, pero tanto en el Chery como en el JAC pueden hermanarse smartphones, siempre tras descargar una aplicación.

Los tableros de instrumentos pecan de simples e imprecisos. Disponen de medidores secundarios lumínicos y, en el caso del H1, velocímetro digital, y carecen de computadora de a bordo. Es destacable que ofrezcan reóstato de iluminación, como así también luces regulables de forma eléctrica desde el habitáculo, algo que cada vez se ve menos en los autos populares (y no tanto) fabricados en la región.

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1
JAC S1

En terminaciones, el S2 de JAC marca una diferencia a su favor, que se percibe en la utilización de componentes acolchados y detalles de mayor categoría, perceptibles en tapizados, paneles de puertas y comandos. Sin embargo, tanto el Tiggo 2 como el H1 no quedan mal parados.

Suspensiones-Dirección
Tiggo 2 ✭✭✭1/2
H1 ✭✭✭1/2
S2 ✭✭✭
No hay demasiadas diferencias en la concepción de cada uno de estos modelos, que recurren a esquemas de suspensiones simples. 
Sí las hay en la puesta a punto. El Haval se diferencia por contar con una calibración más firme, que le brinda un andar bastante lógico y predecible en la ruta, ayudado por una dirección pesadita, aunque con radio de giro limitado. 

En ciudad se vuelve algo saltarín y, además, ruidoso. Bastante diferente, el Chery recurre a suspensiones blandas, pero que mediante neumáticos de perfil bajo y duros se muestra rebotador ante cortes del asfalto, lo que no redunda en un confort destacable. En la ruta no es del todo preciso al elevar la velocidad. 

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1
Chery Tigoo 2

l JAC tiene las suspensiones más suaves y confortables para la ciudad, absorbiendo bastante bien las imperfecciones, pero en la ruta se revela extremadamente blando, transmitiendo una sensación de escasa seguridad, algo que se magnifica por un sistema de dirección también muy blando, con asistencia eléctrica.

Transmisión-Caja
Tiggo 2 ✭✭✭
H1 ✭✭✭
S2 ✭✭✭
Aplican la fuerza al tren delantero y utilizan transmisión manual de cinco velocidades como única opción disponible. 

Los selectores tienen un comando suave y de recorridos largos. Deberían tener un mejor tacto, lo que garantizaría mejores sensaciones a la hora de conectar cada marcha. El control de tracción se puede desconectar en los tres productos.

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1
Haval H1

Seguridad-Frenos
Tiggo 2 ✭✭✭
H1 ✭✭✭
S2 ✭✭✭1/2
A favor de estos tres exponentes chinos se encuentra el hecho de que fueron provistos con control de estabilidad ESP de serie. 
La dotación se completa con doble airbag frontal, anclajes Isofix y luces rompeniebla traseras y delanteras en el Haval y el JAC.
Como es habitual en autos de este origen, montan frenos a discos en las cuatro ruedas. El JAC fue el que logró mejores cifras de detención, pero en los tres casos muestran tendencia a la fatiga de manera anticipada.

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1

Precio-Garantía
Tiggo 2 ✭✭✭
H1 ✭✭✭
S2 ✭✭✭✭
Con precio dólar y sin la bonificación en conjunto entre el Gobierno y los importadores (algo en el que están involucradas las tres marcas participantes del comparativo), el JAC S2 Intelligent tiene un precio de 15.990 dólares (unos 720.000 pesos), que se elevan a u$s 16.900 ($ 760.000) en el Haval H1 tope de gama Elite, mientras que el Chery Tiggo 2 Luxury vale 18.367 dólares ($ 826.500). 

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1

Las bonificaciones van desde los 70.000 hasta los 120.000 pesos de acuerdo con la marca (el Tiggo 2 quedaría en $ 715.882), pero convendrá averiguar el valor exacto en cada punto de venta. Para tener una idea comparativa, un Honda WR-V (también con motor 1.5 y caja automática, pero sin ESP y menos equipamiento) se comercializa a $ 877.000; claro que, en este caso, deberá tenerse en cuenta el respaldo de una terminal de origen japonés. 

Chery Tiggo 2 JAC S2 Haval H1

Por último, el JAC es el que también ofrece un plus en el lapso de garantía, con una cobertura que llega a los siete años, contra tres del resto.

FICHA TÉCNICA Y PRESTACIONES

 

René Villegas

René Villegas

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario