martes 6 de diciembre de 2022
CLáSICOS | 24-11-2018 08:13

Ducati Apollo 1963

Fue uno de los proyectos más ambiciosos, y desafortunados, diseñados por la empresa de Borgo Panigale en la primera mitad de los años 60. Por ese entonces, Fabio Taglioni realizaba el prototipo de la primera Ducati con la configuración del motor en L.

Joe Berliner era el único importador oficial de Ducati en Estados Unidos y un hombre de notable influencia en la mesa chica de la casa matriz.

Por eso ni bien entrada la década de 1960 dispuso la realización de una nueva moto con motor de 1.200 cm3, que sería concebida inicialmente para competir con las Harley-Davidson que montaba la policía norteamericana. Una misión nada fácil para Fabio Taglioni, jefe de diseño de Ducati entonces y personaje central para la historia de la industria de la moto después, si consideramos que en esos años en Borgo Panigale las motos más grandes eran de 350 cm3.

Sin embargo, Taglioni no se desanimó y en un tiempo bastante breve pudo presentar uno de los proyectos más ambicioso de su historia: una moto con un motor de cuatro cilindros en L a 90 grados, 1.257 cm3 de cilindrada, 100 CV de potencia, que pesaba 270 kg y alcanzaba una velocidad estimada de 200 km/h.

Fue presentada en el verano europeo de 1963. Y la elección de su nombre tenía que ver con que por esos tiempos recién comenzaba la carrera hacia el espacio por parte de los cosmonautas rusos y estadounidenses.

De alguna forma, para sus creadores, Apollo conmemoraba las hazañas aeronáuticas de la época. Aunque, claro la moto no tuvo la misma suerte que las famosas naves espaciales.

Los problemas que determinaron el fracaso del proyecto fueron esencialmente el peso y la potencia del motor, que eran realmente excesivos. Para intentar que fuera más idónea se redujo la potencia hasta los 80 CV y se la equipó con neumáticos especiales, pero los inconvenientes nunca desaparecieron.

La Apollo no superó jamás la fase de prototipo y se produjo un número muy pequeño de unidades (en realidad sólo dos ejemplares, de los cuales sobrevivió sólo uno). Más allá de esto, en 1968 Taglioni decidió retomar parte del proyecto que había sido olvidado demasiado pronto.

Y partiendo de la base del motor de cuatro cilindros en L a 90 grados fabricó, de alguna manera, el primer ejemplar de la producción actual de Ducati: el motor bicilíndrico Gran Prix de 500 cm3, nacido para las competiciones en el preciso momento en que Ducati decidió regresar al mundo de las carreras. En poco tiempo, el bicilíndrico en L se convertiría en uno de los pilares de la tradición técnica Ducati.

Por este motivo, en la historia de la maraca italiana sería apropiado definir a la Apollo como el eslabón de conexión en la cadena evolutiva de las motos de Borgo Panigale. Más precisamente, el eslabón perdido que explica porqué Ducati pasó de producir motos monocilíndricas a las bicilíndricas.

No caben dudas de que la Apollo fue un modelo extraño en todo sentido, que no pasó de su fase experimental, pero que tiene una gran importancia respecto del nacimiento y desarrollo de las modernas Ducati, incluso para las más recientes Superbikes.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en