viernes 18 de octubre de 2019
NOTICIAS | 02-06-2017 14:43

¿Qué pasa con la caja Powershift de Ford?

Siete mil propietarios de Focus y Fiesta de Estados Unidos accionarán legalmente contra la marca del óvalo por problemas con esta transmisión. Qué pasa en Argentina.

Quatro Rodas, revista brasileña hermana de Parabrisas, publicó en su edición web un artículo firmado por Guilherme Fontana en el que da cuenta de que: “La caja Powershift ha sido la principal fuente de dolores de cabeza para Ford en los últimos años. Equipando millones de vehículos en todo el mundo, la transmisión automatizada de doble embrague ya ha generado numerosas acciones judiciales contra la marca por problemas en su funcionamiento.”

Esta vez, unos siete mil propietarios de Focus y Fiesta sedán de Estados Unidos iniciaron un proceso alegando daños causados por la transmisión. Según el sitio web de Automotive News, los usuarios señalan problemas como aceleraciones repentinas o retardadas, desgaste interno prematuro, lentitud en los cambios de marchas (incluyendo rebajes), además de vibraciones inusuales. Solicitan indemnizaciones individuales para el resarcimiento de los daños.

En respuesta, Ford de Estados Unidos (que ya emitió más de veinte boletines técnicos de reparaciones) relató sólo su compromiso con la calidad de sus autos.

Casos similares ocurren en Australia y Brasil, donde miles de propietarios insatisfechos mueven acciones colectivas contra el fabricante por el mal funcionamiento del cambio Powershift.

Qué pasa en Argentina

Parabrisas consultó a algunas de las agencias oficiales Ford más importantes del país y comprobó que en nuestro mercado también esta transmisión manifiesta inconvenientes. Los principales aparecen en las importantes vibraciones que se generan especialmente en el momento del paso de marchas.

Los responsables de Taller de las agencias consultadas sostienen que hasta ahora no se ha determinado una causa técnica precisa de tal desperfecto. Se realizaron reprogramaciones de software y otros cambios en el sistema electrónico que se ocupa de realizar los cambios de marcha, pero el problema no se resolvió.

Luego, se apuntó al la calidad del disco de embrague ya que, en todos los casos, al desarmar el sistema los especialistas encuentran como residuo gran cantidad del material de fricción, motivo por el cual se reemplaza el embrague. No obstante, a pesar de esta reparación, el problema persiste para volver a manifestarse a los seis meses, en promedio.

Este inconveniente afecta a todos los modelos equipados con esta transmisión: Focus, Fiesta y EcoSport.

Quatro Rodas cierra su nota diciendo: “En los Estados Unidos, desde 2014, los modelos tienen una garantía de siete años o 160 mil kilómetros. Aun así, Ford ya ha dado señales de que no va a insistir en ese tipo de transmisión: la reestilización de EcoSport llegará a Brasil con un cambio automático convencional.”, estrategia que seguramente se repita en Argentina.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario