martes 6 de diciembre de 2022
NOTICIAS | 28-08-2018 13:29

¿Qué hay que revisar cuando compramos un auto usado?

Te contamos cuáles son los puntos esenciales, que no debes dejar pasar, al momento de comprar un usado.

En un mercado automotor sumamente convulsionado nos encontramos con una brecha, entre el cero kilómetro y el usado, cada vez más grande. Es más: hay quienes dicen que los usados están baratos.  

Aparte, en estos últimos tres meses, con la inflación y la devaluación de la moneda, el poder adquisitivo de los argentinos cayó dramáticamente.  

Si a estos dos factores le agregamos que la mitad del valor de un auto nuevo, en la Argentina, termina quedando en las arcas del fisco, las dudas comienzan a salir a flote. 

Por estas razones, te contamos cuáles son los puntos que tenés que controlar de un vehículo usado, antes de efectuar una compra: 

Mira también: ¿Cuáles son los autos usados más vendidos del país?

¿El auto “está derecho”? 

Punto clave al momento de hacer una revisión. Verificar que la carrocería mantenga la línea de fábrica y los gaps (separación entre paneles) sean uniformes y adecuados. Abrir y cerrar todas las puertas del vehículo (incluido baúl y capó) también puede ayudar a identificar vestigios de algún accidente.  

Está de más decir que, no es conveniente comprar un vehículo que haya tenido un choque demasiado grande, ya que las posibilidades de que el arreglo haya sido perfecto son pocas. 

 

Nivel de los distintos líquidos 

Identificar niveles bajos de lubricante o líquido refrigerante, nos da la pauta de que el auto no ha sido adecuadamente conservado. 

También el color que manifiestan estos líquidos es importante. 

Este último punto es más fácilmente identificable en el líquido refrigerante ya que el mismo, si es el correcto y adecuado, se ve de color verde o rojo muy llamativo. En caso de que se le haya colocado agua de la canilla, el líquido tendrá color oxido. 

 

¿Motor frío o caliente? 

Al momento de realizar la inspección, es importante tocar el capó o el motor propiamente dicho (con el cuidado correspondiente), para identificar si está caliente o esta frío. 

Si el motor está caliente, puede estar dando un indicio de que el arranque en frío le resulta dificultoso. Signo que generalmente viene asociado con una batería en malas condiciones, o en el peor de los casos, a un impulsor con baja compresión. 

Si el motor esta frío y arranca con normalidad, también puede haber problemas, pero hay una menor cantidad de probabilidades. 

 

Humos indeseados 

Siempre hay que verificar el color de los gases que salen por el caño de escape, ya que los mismo pueden dar signos claros de la salud del motor. 

Lo ideal es “no ver nada”, aún con el motor acelerado. 

En caso de que salgan humos de color gris, celeste o negro, será mejor que tachemos ese auto de la lista de posibilidades. 

 Mira también: 5 tips para cuidar el filtro de partículas Diésel

Estado general del vehículo 

En más de una ocasión el auto analizado cumplirá con todos los ítems nombrados anteriormente, pero llegados a este punto es importante revisar las piezas de desgaste habitual. 

Con esto nos referimos a: neumáticos, discos de freno, pastillas de freno y amortiguadores. 

Lo cierto es que el reemplazo de cualquiera de estas piezas, en una billetera ajustada, puede representar un dolor de cabeza. Sobre todo, en el caso de los neumáticos, los cuales no tienen precios accesibles y son un elemento de seguridad fundamental. 

 Mira también: ¿Es seguro comprar neumáticos usados?

Deterioro en los interiores 

No siempre los kilómetros que muestra el odómetro total son los reales. Esto no es solo una falta de respeto hacia el comprador, sino que puede generar problemas a futuro, en lo que respecta al mantenimiento. 

Para no caer en trampas, es importante verificar que el desgaste de los plásticos interiores y tapizados, sean coincidentes con los kilómetros que dice tener la unidad. 

El volante y la pedalera son muy delatores en este aspecto y es fundamental revisarlos. Las fundas y los cobertores no deben ser un obstáculo al momento de examinar un vehículo. Los mismos deben ser retirados para observar el estado de las piezas en cuestión. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en