lunes 3 de agosto de 2020
NOTICIAS | 22-08-2018 11:57

Feliz Cumple Cadillac

La mítica marca norteamericana de autos de lujo hoy cumple 116 años de historia. Te contamos como fueron sus increíbles inicios.

Hoy en día, cualquier persona que habla de vehículos Cadillac, sabe que no son autos para todo el mundo y que los mismos tiene un grado de exclusividad muy alto. 

Pero no siempre fue así. A principios del siglo pasado una fábrica que había cerrado y esperaba la liquidación de sus activos, fue la base de lo que hoy conocemos como la Cadillac Automovil Company. 

Mira también: Ford festejó un nuevo hito en la historia del Mustang

Así como suena, lo que en un principio se iba a vender por partes, terminó siendo una de las fábricas de automóviles con mayor prestigio a nivel mundial. Y todo esto, gracias a tres hombres, que tuvieron los ojos para ver la oportunidad que se presentaba en ese momento: William Murphy, Lemuel Bowen y Henry M. Leland. 

Los primeros dos eran los encargados de comenzar con la venta de la fábrica y el tercero (un prestigioso ingeniero de aquella época) era quien iba a tasar y evaluar lo que había dentro de ella. 

Leland, apreciando las instalaciones ya casi abandonadas, vio un increíble potencial, el cual no pensó desaprovechar. 

Le propuso a Murphy y a Bowen comenzar a fabricar vehículos nuevamente, desde esas bases abandonadas, pero en esta ocasión utilizando el motor que él construía. 

Este tenía tecnologías muy modernas para la época y disponía de una potencia bastante más elevada que sus competidores de aquel entonces. Era un mono-cilíndrico de diez CV. 

Mira también: El verdadero inventor de la cadena de montaje

Rutas y Radares
Leé también
Vuelven las fotomultas

Ambos encargados de la venta, terminaron por ser convencidos ante el entusiasmo que manifestaba el ingeniero y el 22 de agosto de 1902 se fundó la Cadillac. 

Sin imaginar el éxito que iban a tener, ninguno de los tres puso su apellido. Terminaron asignándole el nombre que conocemos hoy, en honor al fundador de la ciudad de Detroit: Antoine Laumet de La Mothe, sieur de Cadillac. 

La pregunta que nos hacemos es: ¿Quién fue el desenfocado que estaba vendiendo esa mina de oro en potencia? 

Nada más y nada menos que Henry Ford. Quien, solamente unos meses después, crearía la Ford Motor Company y se transformaría en uno de los hombres más ricos del mundo con su Modelo T

Un increíble ejemplo de que “la basura de unos puede ser el tesoro de otros”. 

Galería de imágenes

Comentarios

Más en